Se impuso a Nagashima, con Pons tercero

Xavi Vierge se ha hecho con su cuarta victoria de la temporada tras resolver con maestría el mano a mano ante el japonés Tetsuta Nagashima. Edgar Pons salvó los muebles con la tercera posición, y llegará a Valencia con 21 puntos de ventaja con dos carreras por disputarse.

Ajeno a lo que sucedía detrás de él, Edgar Pons hizo valer su pole para tomar el mando de la prueba desde el inicio. Su rival por el título, Xavi Vierge, arreglaba su mala clasificación -sexto en parrilla- con una gran salida que le llevaba a ponerse tercero. Sin embargo, se enfrascaba en una batalla con su compañero Alan Techer y el australiano Anthony West, que aprovechaba Tetsuta Nagashima para escaparse y llegar a rueda de Edgar.

Sustazo mediante, Vierge se deshacía del grupo perseguidor y llegaba hasta cabeza de carrera para conformar un terceto, mientras West seguía sus pasos y lo convertía en cuarteto; dejando atrás a un grupo de cinco pilotos luchando por la quinta posición, con Luca Marini, Alan Techer, Eric Granado, Lucas Mahias y Steven Odendaal.

Dada la situación del campeonato, y su desventaja de 30 puntos; Vierge no estaba para esperar a nadie. Tomó la cabeza de la prueba y se llevó con él a Nagashima, abriendo un hueco sobre Edgar y West. El líder del certamen perdía fuelle de forma preocupante, y tras ser superado por el australiano era alcanzado por Techer, Marini y Granado.

Edgar intentaba rehacerse y recuperaba la plaza de podio ante West, pero el veterano piloto oceánico se revolvía y replicaba el adelantamiento, permitiendo llegar a un Marini en franca progresión ascendente. Cuando parecía que se podía meter en un lío, Pons consiguió mejorar su ritmo y adquirir más de un segundo de ventaja para apuntalar el tercer escalón del podio.

Vierge ni se inmuta

La emoción estaba delante. Nagashima llevaba prácticamente toda la carrera a rueda de Vierge sin intentar siquiera el adelantamiento, lo que presagiaba una última vuelta de infarto. Más concretamente, una última curva de infarto. La curva Jorge Lorenzo, testigo de tantos lances, fue el punto escogido por Nagashima para intentarlo.

No le salió. Vierge aguantó el tipo a la perfección. Al ver al japonés por dentro, levantó la moto, esperó a que se colará, recuperó el interior y ganó cómodamente para recortar nueve puntos ante Edgar Pons y dejar la desventaja en 21, con las dos carreras de Valencia por delante.

Cuarto fue finalmente Luca Marini, por delante de Alan Techer, Anthony West y Eric Granado. Federico Fuligni finalizó en octava posición, con Marcos Ramírez noveno y Steven Odendaal décimo.