Lopes venció con una moto de serie en Estoril; Raffin, líder tras ganar la segunda manga

Ivo Lopes consiguió en Estoril un triunfo que no pasó ni mucho menos desapercibido. El piloto portugués se impuso con autoridad en la primera carrera del Europeo de Moto2… ¡con una moto de serie! Lopes aprovechó los puntos fuertes de su Yamaha R6 en unas condiciones complicadas para llevarse esta victoria histórica.


El icónico circuito de Estoril acogió el inicio de una nueva temporada del FIM CEV Repsol, que estuvo marcado por unas condiciones meteorológicas adversas durante todo el fin de semana. El viento y la lluvia fueron protagonistas de la cita inaugural del año desde el jueves, jornada en la que comenzaron los primeros entrenamientos en la pista portuguesa.

El paso del campeonato por Estoril dejó una carrera para el recuerdo, la que realizó el piloto local Ivo Lopes en la primera manga de Moto2. En esta categoría no sólo participan los prototipos de competición, sino que además hay hueco para la subcategoría de Superstock 600, en la que las motos de serie cuentan con su propia clasificación paralela. En Portugal, hasta nueve pilotos se inscribieron en esta subcategoría, en la que Lopes dominó con una autoridad abismal.

Pero no sólo eso. El piloto luso demostró durante todo el fin de semana estar preparado para plantar cara a las Moto2, algo nunca visto antes en el campeonato. El sábado, de hecho, acabó quinto a menos de un segundo de la pole de Augusto Fernández. Las condiciones fueron cambiantes desde el jueves hasta el domingo, lo que también daba pie a que pudieran darse algunas sorpresas como la que tuvo lugar en el día de carreras.

La lluvia caída durante la mañana del domingo y el escaso drenaje del antiguo asfalto de Estoril propiciaron que la primera de manga de Moto2 se disputase en unas condiciones bastante delicadas. La pista estaba parcialmente seca, suficiente como para que todos se decantasen por montar los neumáticos lisos antes de empezar la carrera, aunque aún quedaban bastantes parches de humedad.

Había que tener bastante tacto para mantenerse sobre la moto, algo que no tuvo Xavi Cardelús, que pecó de ímpetu y se fue al suelo en la primera curva cuando encabezaba el pelotón de Moto2. Por su parte, Ivo Lopes salió ‘a por faena’ y empezó a marcar diferencias desde la primera vuelta sobre pilotos como Jesko Raffin y Augusto Fernández. El piloto luso conocía al detalle el circuito y también sabía cómo lidiar con las zonas más delicadas. Tanto fue así, que su diferencia creció exponencialmente hasta acabar ganando con bastante autoridad, con Augusto Fernández y Jesko Raffin completando el podio.

Lopes consiguió un hito histórico: ganar con una moto de serie a las Moto2. Una victoria que no deja de ser bastante meritoria, pero que también hay que contextualizar, porque su Superstock 600 monta neumáticos con dibujo -Dunlop D213 GP-, más adecuados que los slicks de las Moto2 para las condiciones mixtas que se vivían ayer. Su conocimiento del circuito y de los ‘trucos’ para ser rápido con la pista con parches de humedad también marcaron la diferencia. De hecho, tal y como hemos podido saber, después de la carrera se encargó de explicar a sus acompañantes en el podio por dónde había que trazar con el asfalto en esas condiciones. Dicho lo cual, no hay que quitar ni una pizca de mérito a su triunfo con una moto de serie que hizo las delicias de comisarios y aficionados portugueses por lo que había logrado el ‘ídolo local’. Hasta el comisario de la bandera a cuadros se tiró a la pista para ondearla de rodillas…

Raffin gana la segunda manga y se sitúa líder


En la segunda manga las condiciones de la pista eran más favorables. Seguía habiendo algún parche de agua, pero eran escasos, lo que propició que los que deberían ser los grandes aspirantes al título del Europeo de Moto2 2018 marcaran territorio. Jesko Raffin se aprovechó de una mala salida de Augusto Fernández para escaparse en cabeza y poner rumbo a una victoria que el mallorquín no pudo evitar. El ritmo de ambos fue calcado, pero cuando Augusto llegó a la segunda posición, la ventaja del piloto suizo era de más de un segundo y supo gestionarla sin problemas.

Completó el podio Lukas Tulovic por delante de Dimmas Ekky y Xavi Cardelús. El andorrano ha empezado el año preparado para pelear con asiduidad en las primeras posiciones de la categoría y, tras el error de la primera manga, pudo desquitarse con la quinta plaza en la segunda. Ivo Lopes volvió por sus fueros para ser sexto en esta carrera, otro resultado notable que demuestra que lo de la primera manga, pese a tener sus matices, no fue ni mucho menos casualidad.

Descalabro para el AGR Team y Edgar Pons en la primera cita de la temporada, ya que el catalán no acabó ninguna de las dos carreras. Será uno de los aspirantes al título, pero empieza con 41 puntos de desventaja respecto a Jesko Raffin y 40 sobre Augusto Fernández, una losa bastante grande a las primeras de cambio con los dos pilotos que ocupan las primeras plazas del certamen. Héctor Garzó sólo sumó ocho puntos en Estoril, los de su octava plaza en la primera carrera. En la segunda se fue al suelo.