Carmelo Morales sumó su tercera victoria consecutiva de la temporada tras ganar por delante de Maxi Scheib y Alejandro Medina en una extraña carrera dividida en dos partes.


Pese al abandono en la primera carrera de la temporada, Carmelo Morales ya ha cogido velocidad de crucero y está dispuesto a revalidar el título de Campeón de Europa de Superbike. El piloto del Team Yamaha LaGlisse no lo tendrá fácil, puesto que la dupla del TargobankEasyRace, Maxi Scheib y Santi Barragán, prometen ser dos duros escollos para él.

Sin embargo, los dos pilotos de BMW tuvieron que lidiar con un fin de semana muy complicado, después de un serio accidente en el que se vieron envueltos durante los entrenamientos del jueves, en el que sus dos motos salieron ardiendo y esto hizo trabajar a destajo a su equipo durante los tres días siguientes.

carmelo-morales-cataluñaCarmelo Morales llegaba a su trazado de casa después de conseguir el doblete en MotorLand Aragón, y en Montmeló pudo añadir otra victoria más a su cuenta personal tras una carrera bastante atípica que fue dividida en dos partes. En la primera, Ángel Rodríguez salió como exhalación y cogió una gran distancia en las primeras vueltas, pero un accidente de Niko Mäkinen, que tuvo que tirarse de la moto al quedarse sin frenos a final de recta, acabó con su Yamaha R1 empotrada contra las protecciones y rompió el air-fence, por lo que la carrera tuvo que ser detenida. Antes de ello, Santi Barragán tuvo que retirarse por problemas mecánicos, algo que en su caso se repitió con asiduidad durante todo el fin de semana. El equipo intentó dar con la solución e incluso cambió el motor después del warm-up, pero no consiguieron solventar los problemas en la BMW S 1000 RR del piloto extremeño.

La carrera se reanudó nada más sustituir la defensa de aire, programada a sólo siete vueltas. Rodríguez no pudo repetir su actuación de la primera salida, ya que se cayó en la primera curva. El ilicitano, que este año está participando en el RFME CEV, acudió junto a su equipo –Kawasaki Palmeto- a Montmeló y dejó su sello con un gran fin de semana en el que no encontró la recompensa al buen papel que estaba realizando.

Morales tomó la iniciativa nada más darse la segunda salida, pero Maxi Scheib mostró un buen ritmo y pronto contactó con él. A dos vueltas para el final, ambos realizaron un extraño juego, ya que ninguno quería empezar liderando el último giro, y ralentizaron tanto la marcha que fueron superados por Alejandro Medina, que estaba a más de cuatro segundos de ambos. En cuanto empezó la última vuelta, Morales volvió a ponerse las pilas, adelantó a Medina y consiguió unos metros de ventaja que fueron fundamentales para conseguir su tercer triunfo consecutivo del año por delante de Scheib y Medina.

Tras esta carrera, Maxi Scheib continúa liderando el Europeo de Superbike (81 pts.), aunque ahora su ventaja con Carmelo Morales es de sólo seis puntos (75 pts.). Barragán (52 pts.) pierde comba tras tener que retirarse de la carrera.