Entrevista a Diego Soriano, presidente del CD Motonavo

Un año más, volvemos a ponernos en contacto con el presidente del Club Motonavo, Diego Soriano, para conocer todas las novedades que trae una nueva edición del Festival de la Moto de Begíjar, un evento que sigue consolidándose como uno de los más fuertes en nuestro país en lo referente a las dos ruedas.

La edición de 2018 será la séptima de la historia de un evento motero que va mucho más allá de una concentración, con carreras urbanas, una espectacular prueba de Stunt, concentración motera, conciertos… El objetivo es continuar creciendo y mejorando, afianzando la posición entre los mejores acontecimientos en España relacionados con el mundo de la moto.

Del 13 al 15 de abril, algo más tarde de lo habitual con respecto a las anteriores ediciones, tienes una cita ineludible en la localidad jienense de Begíjar para disfrutar de otro Festival de la Moto que promete alcanzar grandes cotas.


Pregunta: Empieza la cuenta atrás para la séptima edición del Festival de la Moto de Begíjar. ¿Cómo se presenta este año?
Respuesta: «La apuesta en 2018 es clara por dar un salto de calidad en todos los escenarios. Nuestro objetivo este año pasa por estimular en todo su esplendor el “sentimiento de plenitud” en cada una de las personas que decidan acompañarnos.

Queremos centrar el esfuerzo en mejorar la experiencia de cada uno de los asistentes. Tenemos la programación y el contenido, se han ido configurando y optimizando los escenarios en cada edición. Ubicar dos competiciones, un escenario de conciertos, la concentración motera y compaginarlo todo, nos ha resultado un quebradero de cabeza teniendo en cuenta las infraestructuras con las que cuenta una localidad de 3.200 habitantes. Hemos tenido que experimentar mucho, pero las piezas ya están encajadas».

Para quien aún no lo sepa, ¿qué es el Festival de la Moto de Begíjar y qué le hace diferente al resto de eventos dedicados a las dos ruedas?
«Como te comentaba antes, su contenido es único y totalmente diferente a lo que uno está acostumbrado. No podemos hablar de una concentración motera clásica al uso, ni de un salón comercial, muy de moda últimamente. El Festival de la Moto de Begíjar es acción, competición y espectáculo en vivo, un auténtico festival dedicado al mundo de la moto.

Organizamos la única competición de Stunt Riding que se realiza actualmente en España, hemos federado la disciplina para que sea realmente una especialidad deportiva mas, como la velocidad o el trial. Hay una competición de velocidad en trazado urbano que es preciosa, una de las carreras más bonitas de disfrutar como espectador a pie de pista, y apostamos de lleno por la música en directo de calidad.

Todo se realiza en escenarios urbanos, pese a su enorme nivel de contenido, una de las mayores sorpresas que se lleva el asistente es la humildad y cercanía de cada uno de los escenarios, a pie de calle, sin macro-recintos ni palacios de cristal. El evento llama la atención por el poderío de sus actividades, pero a la hora de la verdad es todo muy familiar y cercano, sinceramente eso es lo que creo que termina enamorando al asistente para repetir en cada edición de forma fiel».

Sabemos que este año han surgido algunas complicaciones para la celebración del evento y que incluso hubo interés de otras localidades para convertirse en la nueva sede, pero al final mantenéis la gran seña de identidad, que no es otra que la localidad de Begíjar…
«Venimos de un verano convulso en Begíjar, donde ha habido una moción de censura y cambio de alcalde en el Ayuntamiento, el proyecto pilló un poco fuera de lugar al nuevo equipo de gobierno y en verdad no se tenía que haber llegado al punto que se llegó. Ha sido un mes de diciembre muy complicado.

Fueron días muy duros que no tendríamos que haber dado lugar a que ocurrieran por ninguna de las partes. Lo importante es que todo se ha arreglado, el Club y el Ayuntamiento acercaron posturas para poder seguir trabajando juntos y mantener el evento en casa, con esa esencia que enamora al asistente, en el lugar donde nació y espero que no se tenga que ir nunca.

Había alternativas muy sólidas, pero solo en caso de que finalmente no se pudiese ejecutar en nuestro pueblo. En nuestra cabeza no cabía que se pudiese realizar fuera de Begíjar en primera instancia, pero el asunto se complicó y antes de que se suspendiese la cita o se perdiera, teníamos que tener un plan de contingencia serio, con proyecto a medio o largo plazo».

Si algo os define es la pasión para llevar adelante este proyecto, pero para que un grupo de amigos llegue a conseguir todo esto y mantenerlo vivo durante tantos años en crecimiento constante, hace falta algo más. ¿Cuáles son los ingredientes que acompañan al CD Motonavo?
«Hay una entrevista de Eduardo Galeano que me encanta, en la que en un momento habla del derecho a soñar, del derecho al delirio y donde menciona al director de cine Fernando Birri en una ocasión en la que le preguntan ¿para qué sirve la utopía? Y él responde: la utopía está en el horizonte, sé muy bien que nunca la alcanzaré, si yo avanzo, el horizonte se aleja, sigo avanzando pero el horizonte sigue a la misma distancia. La pregunta es muy buena ¿para qué sirve la utopía? Sirve para avanzar, para andar, para continuar tu obra.

Hay una cosa muy clara en el club como muy bien dices, y es que somos un grupo de amigos con una pasión en común, nos encantan las motos y en el fomento del motociclismo mediante la organización de diferentes actividades culturales, lúdicas y deportivas hemos encontrado nuestra manera de soñar y de derecho al delirio. Lo que nos mantiene activos es hacer cada vez mejor lo que más nos gusta, es nuestra vía de escape, nuestro “cristo en Semana Santa”, una forma de vida.Muestra de ello es nuestra actividad a lo largo del año, aunque este sea el mas conocido de nuestros eventos, a lo largo del año organizamos o participamos en bastantes otros eventos lúdicos y deportivos».

¿En qué puntos crees que todavía se ha de mejorar?
«Progresivamente en todo, pero sobre todo en la adecuación de los recintos en medida que los recursos vayan llegando. Físicamente acabamos literalmente fundidos, con más recursos podríamos ir adecuando los escenarios y mejorando los servicios a los asistentes, que no es que sea algo que esté descuidado, pero puede mejorar la experiencia de cada participante y ahí es donde estamos centrando el tiro».

¿Dónde crees que está el techo de este Festival de la Moto?
«Es algo que nunca me he planteado, preparamos cada edición como si fuese la última pero cada año con un plus de experiencia extra. Nuestro techo más que en el número de participantes si te puedo decir que está más centrado en la excelencia como organizadores».

La afluencia de público ha ido aumentando año tras año. ¿Os habéis marcado un objetivo de cara a esta séptima edición?
«El año pasado estuvimos muy cerca de los 5.000 asistentes, aumentar esa cifra ya es para nosotros una locura teniendo en cuenta la oferta hotelera de la propia localidad y la comarca. Se puede superar, y si el tiempo acompaña seguramente se superará, aunque no creemos que por mucho más. La cantidad de asistentes para nosotros no es tan relevante como la cantidad de asistentes, pilotos, artistas e invitados orgullosos de haber formado parte de esta experiencia».

Este año volveréis a contar con un gran plantel de conciertos, suenan rumores de Medina Azahara, además de otros homenajes a grupos como Nirvana y Héroes del Silencio. ¿Qué nos puedes contar de la música en directo que habrá en esta edición?
«Medina Azahara es uno de los grandes grupos que tenemos encima de la mesa, hicimos una encuesta en las redes sociales para conocer los gustos de nuestros seguidores y actuar en consecuencia. Nirvana y Héroes del Silencio eran dos de las opciones favoritas, al no estar las bandas originales en activo -y si lo estuvieran, a ver quién es el guapo que los llama…- hemos contratado a los mejores tributos de ambas bandas para la noche del viernes, una noche sin lugar a dudas muy espectacular y de gran calidad de la mano de “La Herida” y “The Buzz Lovers”.

Los dos grandes favoritos de nuestros seguidores para la noche del sábado fueron “Celtas Cortos” y “Medina Azahara”, estamos estudiando estas y otras opciones, lo anunciaremos pronto».

Diego Soriano, presidente del Club Motonavo

El Open Internacional de Stunt es la joya de la corona. El año pasado os pudisteis quitar la espina de 2016. ¿Qué nos habéis preparado para esta ocasión?
«En 2016 lo pasamos fatal, fue una tortura para mí personalmente, para muchos compañeros y los propios pilotos. La del año pasado como no podía ser de otra manera salió a pedir de boca, los mayores esfuerzos de 2017 se centraron en esta competición tras suspenderse la ronda final de la edición anterior por problemas con la pista. Este año nos estamos planteando seriamente hacer la prueba a dos días, ya que al ser en abril tenemos casi una hora más de luz natural, más otra del cambio de hora de marzo e igual es posible aprovechar esas horas de luz para hacer los primeros entrenos y clasificaciones el mismo sábado por la tarde. Esto es algo que nos sugieren varios pilotos, aunque es bastante complejo de cuadrar siendo las carreras urbanas el mismo sábado y al realizarse ambas competiciones en recintos diferentes».

Sabemos que desde el CD Motonavo se ha impulsado mucho a una disciplina como el stunt, hasta el punto de conseguir que sea federada en Andalucía. ¿Mantenéis esa apuesta por una modalidad tan atractiva? ¿Crees que eventos como el vuestro están siendo claves para fortalecerla en nuestro país?
«No es que lo crea, es que es totalmente necesario. Este año tenemos encima de la mesa el proyecto de realizar un Campeonato Andaluz de Carreras Urbanas, algo en lo que Juan Álvarez, presidente de la FAM y premiado con el galardón Motonavo de Honor 2018, tiene bastante ilusión puesta. Las carreras urbanas sacan tres años de ventaja en nuestro festival al Stunt Riding, ojalá pronto empiecen a salir nuevas propuestas de competiciones de Stunt a nivel nacional y se pueda confeccionar un campeonato que consagre deportivamente una disciplina tan sufrida y espectacular, en la que en la mayoría de las ocasiones, los pilotos tienen problemas para conseguir entrenar sin ser tratado como un delincuente».

Ahora que mencionas a Juan Álvarez, cuéntame un poco sobre los galardonados de esta edición en los premios Motonavo de Honor.
«Como te comentaba, Juan Álvarez recibe el premio Motonavo de Honor en agradecimiento por su total implicación en el proyecto de convertir el Stunt Riding en una disciplina deportiva federada en suelo español e incluir nuestra competición de Velocidad Urbana en el calendario de la Federación Andaluza de Motociclismo. Por ello y por el reconocimiento a toda una vida entregada al desarrollo del mundo del deporte en general y del motociclismo en particular.

El Motoclub Bañezano, ha sido galardonado con el premio “Leyenda Motera – Motonavo 2018”. Sin lugar a dudas el espejo en el que nos miramos. Cuentan con la organización de pruebas de Campeonato del Mundo y de España de Motocross en un circuito construido por ellos mismos, además de pruebas para el Campeonato de España de Velocidad en el Circuito Urbano mas popular del país, donde figuras como el propio Ángel Nieto, Jorge Martínez “Aspar”, Manuel “Champi” Herreros conocieron las mieles de la victoria en La Bañeza antes de proclamarse campeones del Mundo.

Y Antonio Maeso recibe el premio “Piloto del Año – Motonavo 2018” por los valores que acompañan a su carrera deportiva en el año de su vuelta a la Isla de Man para “despedirse de ella” y hacerlo además con una moto construida por él mismo.

Todos han confirmado su asistencia al evento».