Tras un desafortunado incidente cuando iba a competir en minimoto, Marco Scaravelli perdió la vida pasado sábado a los 6 años de edad. Sus órganos serán donados a cinco niños.


Una nueva tragedia ha sacudido al mundo de la moto. El pequeño Marco Scaravelli, de sólo seis años de edad, falleció tras un grave accidente sufrido el pasado 10 de julio cuando iba a disputar una competición de minimotos en el circuito Racing Park de Viadana (Italia). Al haber concluido los entrenamientos su padre empujaba su moto por el pit-lane para llegar al punto donde se encontraban el resto de pilotos, pero cuando éste tiró de la cuerda de arranque, el pequeño Marco no pudo controlar su moto y acabó impactando contra una valla que se encontraba a unos 100 metros.

Pese a que llevaba el casco en ese momento, el fuerte choque le causó unas graves lesiones que fueron irreparables. Marco fue evacuado al hospital de Bérgamo tras sufrir un hematoma cerebral y, después de permanecer durante cuatro días en coma inducido, fue despertado el pasado jueves. Sin embargo, sus condiciones no mejoraron y falleció el sábado después de casi una semana luchando por salir adelante.

Marco-Scaravelli

Después de esta desgarradora pérdida, fue su padre Cristian el que informó del fallecimiento en sus redes sociales. En ese mismo mensaje, anunciaba que los órganos de su hijo serán donados -los riñones, los pulmones, el hígado y el corazón- para ayudar a salvar la vida de cinco niños: «Hoy, gracias a Marco, cinco niños podrán empezar una nueva vida. Sus órganos son sanos y fuertes, ¡son aptos para el transplante!», escribía su padre.

El funeral de Marco Scaravelli se ha oficiado este martes en Dosolo, la localidad a la que pertenecía este pequeño de seis años.