«Cada vez más vamos al quirófano por el síndrome compartimental»

Fabio Quartararo explicó en la rueda de prensa previa al GP de Francia lo sucedido en Jerez y su recuperación tras una segunda operación en el antebrazo derecho. El piloto de Yamaha asegura que fue «totalmente necesaria» dicha operación debido al síndrome compartimental, un problema que cree que es cada vez más común entre los pilotos del paddock.


Fabio Quartararo se presentó en la rueda de prensa previa al GP de Francia con tiras adhesivas funcionales en su antebrazo derecho y un par de apósitos sobre las cicatrices. El francés volvió a operarse del antebrazo por el molesto y común síndrome compartimental. La primera vez fue en junio de 2019, y la última el pasado 4 de mayo. Visto su rendimiento en la segunda mitad de la carrera de Jerez, Quartararo necesitaba dicha operación para correr en casa.

El piloto de Yamaha pasó de liderar en solitario a jugarse la zona baja de los puntos. Sobre lo sucedido, Quartararo explicó en rueda de prensa sus sensaciones y el momento de las molestias: «La verdad es que fue muy frustrante la sensación que tuve durante la carrera. Me vi con el ritmo para lograr la victoria, pero no tuve la fuerza suficiente en el brazo. Cada vuelta que daba tenía más dificultades para frenar, hasta que llegó ese momento en el que me quedé sin fuerzas cuando aún quedaban diez vueltas. Te das cuenta de que pierdes la oportunidad de vencer y luego ya te preocupa entrar en los puntos», dijo en la rueda de prensa de Le Mans.

«Me siento muy bien y no tendré problemas mientras esté pilotando»


Quartararo asegura que era totalmente necesaria dicha operación, por la cual declara estar recuperado: «Me operé por segunda vez en el antebrazo y me siento muy bien. Estamos haciendo estiramientos y tengo muchas ganas de pilotar mañana. La verdad es que me siento muy bien y no tendré problemas mientras esté pilotando».

El síndrome compartimental comienza a ser cada vez más frecuente entre los pilotos del paddock. El francés no está seguro de si este problema depende del entrenamiento físico de cada uno, pero cree que cada vez pasan más pilotos por el quirófano: «Aunque cambies el entrenamiento, tienes carreras cada dos semanas, con lo cual no puedes cambiar tu morfología. En 2019, Mugello era un circuito que se mostró muy exigente a nivel físico para mí y tuve que pasar por el quirófano. Parece que todo el mundo, paso a paso, va al quirófano para operarse del síndrome compartimental. No todos los pilotos. No sé si depende el entrenamiento o no, pero vimos claramente que hubo un problema en mi caso».

«Tengo ganas de ponerme a prueba en mojado»


Ante las predicciones de lluvia durante todo el fin de semana, Quartararo lo tiene claro. El francés prefiere una carrera en seco, pero no le importaría rodar en lluvia para acumular experiencia: «El año pasado fue un poco extraño. Tuvimos condiciones en mojado el domingo y también en el FP1. Aunque me sienta muy bien en seco con esta moto en todos los circuitos, tengo ganas de ponerla a prueba en mojado. Espero que funcione igual que hace dos años, donde me sentía muy bien con la moto. Quiero recuperar esas sensaciones y creo que va a ir bien. Tenemos una buena oportunidad de rodar en mojado, no solo en una sesión. Quiero recabar toda la información que pueda y tratar de dar el máximo».

El francés nunca ha disputado una carrera flag to flag desde que llegó a MotoGP en 2019, algo que podría suceder este fin de semana: «Nunca he hecho una carrera flag to flag antes. He estado entrenando durante tres años el cambio de moto, pero nunca he tenido la ocasión de hacerlo durante una carrera. Espero que sea una carrera en seco, aunque es un gran momento para recabar experiencia en mojado y aprender todo lo posible. Espero tener buenas sensaciones y cosechar muy buenos resultados. Estoy preparado para afrontar estas condiciones difíciles».

Tras la pérdida de su liderato en Jerez, Fabio ve como favoritos a las Ducati en las próximas tres carreras europeas, pero cree que Yamaha también hará un buen papel: «Ya sabemos que Le Mans, Mugello y Barcelona son circuitos que se les dan muy bien a las Ducati, pero también se nos da bien a nosotros. Quizás un poco menos Mugello para Yamaha, pero estamos al comienzo del campeonato, a pesar de que les haya ido bien a ellos. Todavía quedan muchas carreras por delante esta temporada, por lo cual no estoy preocupado».

 

Deja una respuesta

Volver a la home