Quartararo tuvo un problema de presión... del neumático delantero

Fabio Quartararo, que salía desde la pole en Aragón y acabó 18º, se hundió en la carrera por un problema con la presión del neumático delantero, que era muy alta. El francés perdió el liderato de MotoGP.


Domingo para olvidar para Fabio Quartararo en MotorLand Aragón. El piloto del Petronas Yamaha salía desde la pole tras un sábado en el que dio un golpe de autoridad, después de una dura caída en el FP3 que se saldó con la consiguiente contusión en la cadera izquierda, pero que no le impidió ser el más rápido en la lucha por la pole.

Pintaban bien las cosas para el piloto francés, que además fue uno de los protagonistas de la carrera durante las primeras vueltas, pero poco a poco se empezó a hundir hasta acabar fuera de las posiciones de puntos. Quartararo fue superado por Viñales en la salida, pero pudo aguantar el ritmo del gerundense y se mantuvo en la segunda plaza aproximadamente a medio segundo de Maverick. Pero a partir de la séptima vuelta, el ritmo del entonces líder del campeonato empezó a caer estrepitosamente hacia los 1:50 e incluso 1:51, unos tiempos muy lentos que provocaron que fuese adelantado sin contemplaciones por prácticamente toda la parrilla, excepto Smith y Rabat. Quartararo acabó 18º, lo que supuso su segundo 'cero' de la temporada y que perdiese el liderato en favor de Mir. Ahora está seis puntos por detrás del balear en la clasificación del Mundial.

Tal y como explicó después de la carrera, los problemas de Quartararo se debieron a una presión incorrecta del neumático delantero, que se descontroló y pasó a ser muy alta: «Estaba preparado para luchar por un resultado mejor, pero el neumático delantero estaba totalmente fuera de control. Ha sido extraño. La elección del neumático medio delantero no ha sido un error, fue correcta y todo iba bien en las primeras vueltas. Pero la presión del neumático delantero se descontroló en la tercera vuelta y no sabemos el motivo. Por esta razón me iba largo en la mayoría de las curvas, pero fui muy bien en las tres primeras vueltas. Es muy difícil de entender lo que ha pasado y por ahora no lo sabemos, pero no podía frenar, no podía girar ni llevar la moto», confirmó 'El Diablo'. «No ha sido nada relacionado con el estilo de pilotaje o con la Yamaha. La moto era inconducible por el problema de presión del neumático delantero».

Al contrario de lo que se podía pensar, la fuerte caída del entrenamiento matinal del sábado no tuvo influencia en el resultado: «El físico no ha sido el problema», expresó Quartararo, que ve a las Suzuki como un hueso duro de roer en la lucha por el campeonato: «Las Suzuki eran muy rápidas, pero pienso que podría haber luchado con ellas sin ese problema. Las Suzuki son muy consistentes, más que nuestra moto con el consumo de los neumáticos, y si además encuentran agarre en las primeras vueltas... Ahí está: podio, podio y podio. De todos modos, pienso que podemos luchar contra ellos. Quizá no en Aragón, pero habrá circuitos como Valencia en los que seremos rápidos», comentaba.

Por último, el piloto francés comentó que la única presión que falló fue la de los neumáticos, no la suya propia por jugarse el Mundial. Sobre la pelea del campeonato, asegura que él no tiene presión por ello: «Ha sido un desastre, pero habría sido incluso peor si hubiese ganado Mir, con Maverick segundo y Dovizioso tercero. En Le Mans me vino bien que ganase Petrucci y aquí que ganara Rins. Pero yo no tengo presión, porque este es mi segundo año en MotoGP. La presión la tienen los pilotos oficiales», zanjó. Y remató con un halago hacia una de las grandes sorpresas de las dos últimas carreras: «Álex Márquez me ha impresionado mucho. Un podio te da confianza, pero ha dado un paso adelante que yo no esperaba».

Deja una respuesta

Volver a la home