«Lo voy a luchar hasta el final», dice el piloto francés

El piloto de Yamaha ha acabado octavo tras realizar un sólido viernes (fue el más rápido en el FP1), aunque con sólo cinco milésimas de ventaja respecto a Pecco Bagnaia. El de Ducati dio un paso adelante al final de la jornada, aunque se le vio más nervioso y errático de lo habitual.


Fabio Quartararo ha realizado uno de sus mejores viernes de los últimos Grandes Premios, aunque el arreón final de las Ducati al montar neumático blando en el FP2 le ha mandado a la octava posición, con sólo cinco milésimas de renta respecto a un Bagnaia que ha terminado noveno tras ir de menos a más durante todo el día. Aun así, el ritmo del vigente campeón ha sido competitivo a lo largo de toda la jornada y eso le hace ser optimista tras el primer día: «Me encuentro mejor que el año pasado y eso es lo que me deja contento hoy, porque no me lo esperaba tan bien», empezaba comentando Quartararo.

Por la mañana acabó primero, con Bagnaia 17º, un resultado que el domingo obraría el milagro y le daría el título. Después de ese entrenamiento, se le pudo ver bromeando con su equipo en el box, aunque saben que pensar en que eso se reproduzca en carrera es casi una utopía: «En el equipo hemos dicho 'Firmamos ese resultado ahora'. De risa, por supuesto. Pero lo importante será el domingo».

¿Es esperanzador o ficticio un resultado así? Le preguntaron: «Un poco los dos. Pero yo desde Alemania no consigo una victoria, así que lo primero por lo que quiero luchar es por una victoria. Pase lo que pase, quiero tener todas las armas para hacerlo lo mejor posible, para luchar por eso».

Cuando le preguntaron por los nervios que ha parecido demostrar Bagnaia durante la jornada, Quartararo respondió con un contundente «me da igual», que matizó justo a continuación, ya que tiene muy en cuenta que a él sólo le vale ganar: «Si está más nervioso, mejor, y más se pondrá cuando se acerque la carrera, que es lo normal. Por supuesto que cuanto más nervioso esté, mejor para mí, pero yo tengo un objetivo claro, que es que no puedo acabar tampoco el quinto. Tenemos una misión que no es fácil, porque sabemos los problemas que tenemos con la moto. Tengo que estar concentrado con una cosa, que es luchar por la victoria. Tampoco me puedo dormir. Tengo un objetivo que, siendo honesto, no tengo ninguna presión, pero también es un peso pensar que es 'victoria o nada'. Pero lo tomo de otra manera que si fuera mitad de temporada».

fabio quartararo viernes valencia motogp 2

«Hay que creérselo hasta que acabe»


No se imagina ningún escenario para la carrera, ya que tiene en mente que a él sólo le vale uno: «El escenario es muy fácil: intentar hacer la mejor salida, intentar estar primero y acabar primero. Eso es lo que quiero hacer. Espero no ver delante ninguna, pero lo que pase detrás, será otra cosa».

«No deseo nada malo», dice tras ser preguntado sobre una hipotética caída de Bagnaia, que le abriría la posibilidad de ser campeón. Aunque sabe que en ese hipotético casi, tendría que pelear contra una legión de Ducati: «Ése ha sido un poco el resumen del año 2022, así que no me da miedo».

Aunque sabe que necesita una carambola para llevarse el campeonato, no lo da por perdido: «Nada es imposible, hay que creérselo hasta que se acabe. Me he puesto esto, no como objetivo, pero en mi mente he puesto que siempre puede pasar algo. En el último segundo, en muchos deportes se ha visto que todo es posible. Así que hasta que no llegue la bandera de cuadros, lo lucharé hasta el final».

Sobre la hipótesis de que las Ducati se dejasen pasar en el caso de que Bagnaia lo necesitase (al italiano le basta con acabar 14º el domingo), Quartararo sí lo vería como algo cuestionable: «Eso ya se verá si pasa, pero por supuesto que esto no tiene que existir en este deporte».

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home