Quartararo no da pistas sobre su futuro

El vigente campeón de MotoGP afronta la temporada con el objetivo de revalidar el título pero no quiere sobrepresionarse con ello. No ha querido hablar sobre su futuro, aunque ha dejado un momento anecdótico con Márquez al ser preguntado por ello.


Tras ganar con total merecimiento el título de MotoGP el pasado año, Fabio Quartararo afronta ahora el desafío de tratar de defenderlo. El piloto del Monster Energy Yamaha fue uno de los más rápidos en pretemporada, aunque en los test se mostró decepcionado por la escasa evolución de Yamaha en invierno y por el déficit de velocidad punta que sigue teniendo la marca de Iwata.

Aun así, el campeón llega con ganas de empezar y de defender su reinado: «Honestamente, es fantástico estar aquí de vuelta. Cuando se acaba la temporada las semanas pasan rápido, pero cuando te acercas a Qatar, esa última semana se hace larga y es genial poder estar ya aquí. Las sensaciones son buenas. Esperábamos más velocidad punta, pero hay lo que hay, y sabemos que tenemos que dar el cien por cien en cualquier caso. Me hace mucha ilusión empezar ya mañana», decía Quartararo en la rueda de prensa del GP de Qatar.

Sobre quiénes pueden ser sus rivales para esta temporada, el francés comenta que «es difícil de decir, porque el año pasado había cinco o seis pilotos, pero ahora podría decir que cualquiera. Están los que se encuentran aquí conmigo ahora, pero es difícil centrarse en sólo unos pocos. Hay que esperar un poco a que avance la temporada para ver quiénes son esos rivales claros». 

Fotos MotoGP 2022 Test Indonesia galeria 42

NombreFabio Quartararo
Dorsal20
PaísFrancia
Ver ficha completa

La igualdad que se vive en MotoGP (el top 20 de los test en Indonesia acabó separado por menos de nueve décimas) será uno de los factores a tener muy en cuenta esta temporada. Esto dice Quartararo al respecto: «Eso va a complicarnos más la vida, pero también es maravilloso desde el punto de vista del espectáculo que no haya tanta diferencia entre los pilotos. Recuerdo que hace cinco o diez años había muy pocos pilotos en cabeza y luego estaba el resto. Sin embargo, ahora está todo mucho más ajustado, el nivel de los pilotos es muy alto y estamos todos mucho más cerca». 

El Diablo reconoce que su vida no ha cambiado pese a ser campeón: «Es lo mismo. Evidentemente en Francia tengo una mayor notoriedad por haber sido Campeón del Mundo, pero básicamente mi vida sigue siendo igual, aquí también, y además creo que debe seguir así. Pero es una sensación bonita la de ser campeón». 

Quartararo no siente más presión por estar al frente de la foto de familia de MotoGP: «Más presión no, pero me siento bien. El hecho de estar ahí significa que he logrado algo grande. Evidentemente necesitamos separar el año pasado de este. El año pasado fue extraordinario, conseguí ganar el campeonato y eso fue fantástico, pero aquí empezamos todos con cero puntos. Lo que importa es ser el más rápido durante toda la temporada con la máxima constancia».

Sobre el holeshot y los diferentes dispositivos que se usan y que accionan los pilotos durante cada vuelta, el galo añade que «ya empieza a ser demasiado. En 2019 teníamos que darle a un botón en el procedimiento de salida y ya está, y para mí era mejor. Ahora hay que revisar muchas cosas y al final ganas algo de tiempo, pero para mí empieza a ser demasiado».

Fotos MotoGP 2022 Test Indonesia galeria 66

Quartararo, Márquez y «el contratito de Honda»


La rueda de prensa también tuvo un momento gracioso entre Quartararo y Márquez. Al piloto francés le preguntaron si realmente en algún momento Honda había tocado a su puerta de cara al futuro, pero no entendió la forma en la que el periodista le formuló la pregunta («¿Realmente ha existido la amenaza de Honda?»). Quartararo seguía sin entender qué quería decirle, a lo que Márquez respondió por detrás: «Que si te ha enviado un contratito Honda», dijo el ocho veces Campeón del Mundo ante la carcajada generalizada, entre ellas la de Quartararo.

«No voy a hablar de mi futuro», zanjó el francés, que se tomó a risas el comentario de Márquez.