«Nunca fui líder de Moto3, nunca he estado delante en Moto2... y Campeón del Mundo en nuestro tercer año en MotoGP»

Un emocionado Fabio Quartararo hacía balance tras proclamarse Campeón del Mundo de MotoGP 2021, el primer título mundial de su carrera deportiva, repasando los momentos más difíciles en su camino hacia la cima. «He llorado durante media hora, he gritado durante media hora... Y es sólo el principio», decía exultante el primer campeón francés de la categoría reina.


Ya lo tiene en sus manos: Fabio Quartararo es Campeón del Mundo de MotoGP 2021. El piloto de Yamaha ha certificado este histórico título, el primero para Francia en la categoría reina, tras acabar cuarto en la carrera de MotoGP en Misano, en la que Pecco Bagnaia se ha ido al suelo cuando lideraba, dejando en bandeja un título que Quartararo ha ido moldeando desde el inicio de temporada.

El francés se puso líder del campeonato en la tercera carrera del año, en Portimao, lo cedió en Jerez tras sufrir con el síndrome compartimental, pero una vez lo recuperó en Le Mans ya no lo ha soltado hasta el final. Sus números esta temporada hablan por sí solos: 5 victorias y un total de 10 podios, además de 5 poles, le han catapultado hacia la cima de MotoGP.

A sus 22 años, Quartararo ha hecho historia para su país y ha logrado el primer título mundial de su carrera, más especial si cabe al tratarse del de la categoría reina. «No sé qué decir, estoy sin palabras», comenzaba diciendo un emocionado Quartararo en el micrófono de DAZN. «Es un sueño desde que nací ser Campeón del Mundo de MotoGP y hoy lo hemos hecho. No sé qué decir. Gracias a todo el mundo que me ha apoyado en los momentos duros, en los momentos en los que estaba muy lejos, pero hemos venido otra vez arriba y ahora somos Campeones del Mundo». 

Lo conseguido por Quartararo no es lo habitual, ya que su primer título ha llegado en MotoGP sin haber logrado ser un referente en las categorías menos. Sí en el FIM CEV, donde fue campeón en 2013 y 2014: «Nunca fui líder de Moto3, nunca he estado delante en Moto2... y Campeón del Mundo en nuestro tercer año en MotoGP. No sé qué decir, sólo que estoy disfrutando como nunca», comentaba al respecto.

Precisamente, esos años difíciles en Moto3 y Moto2 pusieron en riesgo su carrera deportiva. Sin embargo, en 2018 consiguió dar la vuelta a la situación logrando su primera victoria en el Mundial de Moto2 en Montmeló, seguida de un podio en Assen, resultados que de repente le abrieron las puertas de MotoGP, donde ha sido campeón en su tercer año: «Creo que los momentos más difíciles, como en Argentina 2018 en Moto2, que me clasifiqué el 28º, en ese momento me dije 'O me pongo las pilas o voy a acabar en casa'. En ese momento dimos un paso para arriba. También quiero dar las gracias a Speed Up, que en ese momento nunca me puso la presión de que tuviese que hacer resultados sí o sí, también vino la oportunidad de entrar en MotoGP y ahí se lanzó todo. Pero creo que ese momento fue el más concreto», recordaba 'El Diablo'.

«He llorado durante media hora, he gritado durante media hora... Y es sólo el principio. Tengo ganas de ver si mañana puedo hablar o no, pero lo seguro es que lo vamos a celebrar bastante bien con la familia y el equipo», mencionaba el nuevo Campeón del Mundo de MotoGP.

Al micrófono de DAZN, Quartararo rompió a llorar cuando le preguntaron por la importancia de sus padres en todo este camino: «Tienen una parte muy grande», dijo antes de que las emociones le embargasen. «Tener a mis padres aquí, y a mi hermano junto a su novia, que en todos los momentos me han apoyado, quería que estuvieran aquí y en Portimao, pero lo hemos ganado aquí».

Deja una respuesta

Volver a la home