Quartararo se someterá a pruebas médicas en su brazo derecho

Quartararo no saldrá a pista este lunes tras los problemas de síndrome compartimental que padeció en la carrera de Jerez y que le hicieron bajar de la 1ª a la 13ª posición. Pasará revisión médica para valorar si tiene que volver a operarse.


Baja sensible en el test de MotoGP que se está llevando a cabo este lunes en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto. Como era de esperar, después de los problemas de síndrome compartimental que tuvo en la carrera y que le hicieron perder una victoria muy bien encaminada, terminando 13º, Fabio Quartararo no saldrá a rodar este lunes en el trazado andaluz.

Así lo ha confirmado Yamaha a lo largo de esta mañana, con el test en marcha desde las 10:00h. Después de lo ocurrido ayer, Quartararo compareció desolado ante los medios y sin saber aún qué decisión tomar respecto al test: «Aún tenemos que pensar qué hacer mañana. Lo que quiero ahora es descansar la mente y no quiero pensar demasiado rápido para no tomar una decisión incorrecta», decía el francés.

Finalmente, tras consensuarlo con su entorno, Quartararo ha decidido no salir a pista y se someterá próximamente a una revisión médica, en la que valorará las diferentes opciones para solventar este problema en el antebrazo. Entre ellas, está la posibilidad de volver a pasar por el quirófano para operarse de nuevo un antebrazo del que ya se intervino en 2019 antes del GP de Cataluña.

Ayer, tras la carrera, el francés tenía muchas dudas sobre qué decisión tomar: «No sé bien qué vamos a hacer, pero algo haremos, porque mi brazo no está bien. El año pasado Portugal fue un desastre, pero este año fue perfecto. Nunca he tenido problemas, pero este año sí y no lo entiendo. Hay demasiadas opciones y hay bastante gente diciéndome las posibilidades que hay, pero ahora mismo estoy perdido», comentaba.

Si finalmente tuviera que pasar por el quirófano por el síndrome compartimental, Fabio Quartararo sería el tercer piloto de MotoGP que lo hace este año tras Jack Miller e Iker Lecuona, que se sometieron a sendas operaciones tras el GP de Doha y llegaron a tiempo para correr en Portimao. El piloto de Yamaha tiene ahora la mente puesta en su carrera de casa, en Le Mans, que se disputará en el fin de semana del 14 al 16 de mayo. En el caso de tener que operarse, dicha intervención sería antes del GP de Francia.

Quartararo no fue el único con problemas de antebrazo en la carrera de Jerez, ya que Aleix Espargaró también los tuvo, aunque con menor gravedad. El de Aprilia también pasará revisión médica y valorará una posible operación. En su caso, sí está rodando en los test de MotoGP en Jerez.

Deja una respuesta

Volver a la home