El italiano firma por un año y cierra la parrilla 2024

Fabio Di Giannantonio deja el Gresini Racing y ficha por el equipo VR46 por una temporada, hasta 2024. De esta forma, se descarta la subida de Fermín Aldeguer a la categoría reina.


A un día de los esperados test de MotoGP en Valencia, se han anunciado los dos últimos fichajes por confirmar: Luca Marini pasa del Mooney VR46 al Repsol Honda Team y Fabio Di Giannantonio deja el Gresini Racing y ocupa su lugar en las filas de Valentino Rossi.

La de Di Giannantonio ha sido la última plaza por ocupar y, a pesar de que estaba haciendo un gran fin de temporada, el futuro del italiano en la categoría reina estaba en el aire incluso antes del pasado fin de semana en Valencia. Y lo cierto es que se barajaban dos pilotos para ocupar el asiento que deja el hermano de Valentino Rossi en el equipo satélite de Ducati.

Las últimas opciones eran Fermín Aldeguer y Fabio Di Giannantonio. El español de 18 años ha demostrado un grandísimo pilotaje durante este final de temporada en Moto2, ganando las cuatro últimas carreras para finalizar tercero de la general. Pero Fabio Di Giannantonio tampoco se ha quedado atrás en ese sentido. El italiano de 25 años, sobre la Desmosedici GP22, ha logrado esta temporada la victoria dominical de Qatar y un tercer puesto en Australia, además de un segundo puesto en la sprint de Lusail. En Valencia, el domingo se subió al segundo cajón, pero una sanción por las presiones le hizo bajar hasta el cuarto puesto. Esta mejora en la segunda mitad de temporada le ha hecho finalizar 12º de la general.

Sonaba con fuerza Fermín Aldeguer, quizá la apuesta más prometedora de Pablo Nieto y Uccio Salucci, pero Boscoscuro ha logrado mantener a su gran piloto para la próxima temporada y las filas de Valentino Rossi han optado por Fabio Di Giannantonio. Un contrato por un año, hasta 2024, y con Marco Bezzecchi como compañero de equipo. El anuncio se ha hecho público a través de un vídeo que hace referencia a un lobo, donde finalmente aparece Di Giannantonio: «Vamos a divertirnos este año», dice el italiano.