Speed of Cheese Racing realizan una espectacular preparación de una Bultaco Alpina

La Bultaco Alpina se convierte en una preciosa moto de carreras tras pasar por las manos de Speed of Cheese Racing, que han realizado esta espectacular preparación.


Después de sorprendernos con la BMW Alpha, Mark ‘Makr’ Atkinson nos presenta esta espectacular preparación que tiene como base una Bultaco Alpina de 1975. La idea de convertir esta ‘madurita’ Alpina 350 138 en toda una moto de carreras no fue precisamente sencilla. El motor llevaba años sin usarse, y tuvo que desarmarlo y reconstruirlo, llegando a diseñar y mecanizar algunas piezas que necesitaba para que todo volviera a funcionar como un reloj.

También diseñó y fabricó un nuevo bastidor, completamente de aluminio y que incluye un soporte del motor trasero mecanizado y que se une al basculante con un monoamortiguador de Gears Racing. Para la suspensión delantera, se ha optado por una horquilla de una Suzuki, aunque no ha desvelado el modelo ‘donante’. En el caso de las ruedas, para la delantera se ha usado la de una Moto Guzzi Eldorado, manteniendo su clásico freno de tambor.

Además del motor, la única pieza de la moto original es el buje trasero, sobre el que se ha montado una nueva rueda. Para la carrocería, se diseñó un nuevo depósito en aluminio y un colín monoplaza con un acabado en la misma piel que en su BMW Alpha. También los puños de cuero son de creación propia, y los semimanillares se han ajustado con un ángulo de 25º, los mismos que tenían las motos de Jarno Saarinen que le sirvió de inspiración. También cuenta con una pequeña cúpula y una quilla que cubre el escape, también artesanal.

Pero sin duda, uno de los aspectos más llamativos de esta moto es su trabajo de pintura en dos tonos. Mientras que el lado izquierdo es de un brillante granate, el derecho es gris, dándole un aspecto realmente bonito.