Honda Test Sepang MotoGP 2018: Vuelta de unas merecidas vacaciones

Después de cerrar el 2017 con la triple corona, Honda arranca en Sepang un nuevo año con la intención de mantener la senda de éxitos de la mano de Marc Márquez y con la inestimable ayuda de Dani Pedrosa. Cal Crutchlow, con material de fábrica dentro del LCR Honda, cierra la plana mayor de HRC, que pondrá en pista en estos test a tres debutantes: Morbidelli y Luthi con Marc VDS, y Nakagami con LCR Honda. Alberto Puig estrenará en Sepang su nuevo rol de Team Manager del Repsol Honda.


Cerraron el 2017 antes que nadie, con el título bajo el brazo y buenas sensaciones con las primeras pruebas del prototipo de 2018. Honda ha tenido las vacaciones más placenteras de todas las marcas de MotoGP y también las más largas, ya que ni Marc Márquez ni Dani Pedrosa acudieron a los test de Jerez que tuvieron lugar a finales de noviembre.

Los deberes parecían hechos, aunque ahora tendrán que reconfirmarlo todo en los primeros ensayos del año, en Sepang, un circuito en el que no las han tenido todas consigo en las últimas pretemporadas. No obstante, tras llevarse la triple corona el pasado año, son los que mejor colocados están para arrancar el año.

Marc Márquez y Dani Pedrosa 2018


Marc Márquez es el rival a batir en MotoGP. No hay ninguna duda sobre ello. Después de ganar el título de la categoría reina a la primera en 2013 y de arrasar en 2014, los múltiples errores de 2015 y el bajón de prestaciones de la Honda respecto a los años anteriores le condenaron a no poder seguir ampliando su racha de títulos, pero acumuló un aprendizaje que ha puesto en práctica durante las dos últimas temporadas y que le ha convertido en un piloto todavía más completo, todavía más temible.

Sin tener la moto más completa de la parrilla, Marc Márquez se ha hecho con los dos últimos títulos de forma magistral, poniendo lo que le faltaba a su Honda y maximizando todos los recursos para formar un binomio casi perfecto. Esta exitosa fórmula es la que espera aplicar también en 2018 con una Honda que está cada vez más cerca de volver a ser la máquina más equilibrada de MotoGP.

Por su parte, Dani Pedrosa afronta su 13er curso como piloto oficial de Honda en MotoGP. Su nombre nunca ha de descartarse de las quinielas por el título, pero los años siguen pasando para él sin poder certificar esta meta y mientras el protagonismo de Honda lo acapara plenamente su compañero de equipo.

La clave estará en la consistencia que le faltó en muchos momentos de la pasada temporada, sobre todo en las carreras en lluvia, siendo incapaz de meter temperatura al neumático trasero de Michelin en estas condiciones. Encontrar esa regularidad es la que le permitirá tener alguna opción de ser campeón, o al menos de luchar por ello. Será un año clave para Dani, que termina contrato con HRC; veremos si la marca japonesa sigue confiando en su experiencia y fidelidad o si, por el contrario, está ante su última temporada con los del ala dorada. Por su parte, parece que Márquez tiene mucho más encarrilada la renovación.

LCR Honda y Marc VDS: una esperanza y tres debutantes


Tras renovar con Honda con contrato directamente de fábrica, Cal Crutchlow inicia el año con un rol superior al que tenía anteriormente. El piloto del LCR Honda dispondrá del mismo material -o muy similar- al de los dos pilotos oficiales, por lo que tiene que demostrar que Honda no se equivocó dándole esta oportunidad. Ya exprimió el prototipo de 2018 en los test de Valencia y Jerez, pudiendo sacar muchas más conclusiones que Márquez y Pedrosa, y realizando buenos tiempos con una moto que seguirá probando en Sepang.

Los otros tres pilotos satélites de Honda son debutantes procedentes de Moto2: Takaaki Nakagami como compañero de filas de Crutchlow en el LCR Honda, y Thomas Luthi y Franco Morbidelli en el Marc VDS, equipo que parece estar ya en su última temporada junto a Honda. Morbidelli demostró una buena progresión en Valencia y Jerez, y tendrá que confirmarla en Sepang; mientras que Nakagami no se quedó lejos del italiano. Por su parte, Luthi debuta tras la lesión que se produjo en el GP de Malasia y que le impidió disputar sus dos últimas carreras en Moto2 y sus dos primeros test en MotoGP.

Honda RC213V 2018


La moto que a priori sólo llevarán tres de los seis pilotos de Honda -Márquez, Pedrosa y Crutchlow- parece haber arrancado con una mejor base que en años anteriores. Desde 2015, en HRC tiene un quebradero de cabeza que aún no han conseguido solventar del todo: los problemas de aceleración que han llevado a la marca a cambiar el concepto del motor en 2016 -cigüeñal contrarrotante- y 2017 -Big Bang-. Sin embargo, cada vez están más cerca de solucionar estas dificultades.

«La base de motor es buena, del resto aún no». De partida, las sensaciones con el motor de 2018 son mejores que en los pasados cursos, tal y como confirmó Márquez en Valencia, aunque no con el resto de la moto. Probablemente ese será el principal punto en el que trabajar en Sepang, el de encontrar el mejor compromiso con el nuevo prototipo.

Pero parece que además los pilotos de Honda contarán con otra ‘sorpresa’ en los primeros ensayos de 2018, esta en el apartado aerodinámico. Durante los días previos se han filtrado imágenes de Hiroshi Aoyama estrenando un nuevo carenado, muy similar al que llevan las Ducati y que deja patente que Honda también está trabajando mucho en esta faceta. Veremos si también lo prueban Márquez, Pedrosa y Crutchlow, y cuáles son sus sensaciones…