16 de los 32 participantes de la categoría más extrema terminaron la carrera

Cuatro españoles consiguieron llegar a la meta en la categoría más extrema del Dakar 2019, «Original By Motul», en la que corren sin asistencia.


Entre los 137 valientes que afrontaban el Dakar 2019 en la categoría de motos, 32 de ellos lo hacían con un plus de heroicidad. Se trata de los inscritos en la categoría «Original By Motul»; es decir, pilotos que competían sin asistencia. Esta categoría, conocida anteriormente como Malle Moto, es un auténtico desafío tanto para los pilotos como para la mecánica de sus respectivas motos, ya que han tenido que disputar la carrera sin ayuda de ningún tipo. Pese a todo, Motul se encargaba de cubrir algunas de sus necesidades básicas para hacer que su descanso entre etapas, aunque fuese breve, fuera lo más cómodo posible.

Finalmente, 16 de los 32 pilotos que competían en la categoría «Original By Motul» consiguieron llegar a la meta en Lima, con victoria en la categoría para el holandés Edwin Straver, que logró una meritoria 30ª posición en la clasificación general. La rusa Anastasiya Nifontova logró el hito de ser la primera mujer que conseguía acabar el Rally en esta categoría.

Entre los 16 pilotos de «Original By Motul» que sí pudieron terminar el rally, cuatro de ellos eran españoles: Javi Vega, los hermanos García Merino (Julio y Julián), y Javier Álvarez.

Peor suerte corrió Sara García, que quería convertirse en la primera española en completar el Dakar en esta categoría, pero un fallo eléctrico en su moto puso fin a su participación en la primera semana de competición. Sara estaba muy bien arropada por Javi Vega, su pareja y compañero en esta aventura. Pese a la mala noticia del abandono de Sara, Javi se rehízo y pudo acabar el Dakar días después.

«Participar por primera vez en el Dakar y en la categoría Original by Motul es una locura, pero a la vez, una lección de vida. Sara y yo hemos competido en bastantes rallies y por eso pecamos un poco de confiados, porque íbamos con unas ideas y el Dakar nos las ha tumbado totalmente. No tienes tiempo ni para descansar», menciona Vega. «Tenerlo todo a mano gracias a Motul ha sido de gran ayuda. Al facilitarnos sus productos y herramientas sacas espacio en las maletas. Además, como dependíamos del campamento de Motul, quieras que no intentábamos ir junto a otros pilotos de esta categoría y se creó mucha convivencia entre nosotros», añade.

Por su parte, Sara tiene claro que volverá en el Dakar 2020 (también junto a Javi) para quitarse la espina: «Soy una mujer que le gusta acabar lo que empieza, y en un principio sí, queremos participar de nuevo el año que viene, aunque acabamos de aterrizar de este Dakar y tenemos que plantearnos muchas cosas para hacerlo mejor».

Los cinco pilotos españoles y el resto de participantes de la categoría «Original by Motul» protagonizan la Epic Story que puedes ver a continuación:

Motul colabora con el FN Speed Team


Motul también ha colaborado técnicamente con otros equipos en esta última edición del Dakar, como el FN Speed Team, que concluyó el Dakar sin casi incidencias y con todos sus pilotos en meta. El equipo creado por Santi Navarro logró cuajar una gran actuación. Creado por Santi Navarro, el FN Speed Team ha estado representado en la ctegoría de motos por Marc Solà (18º en la general) y por Nacho Sanchis.