Los equipos de MotoGP dispondrán de un motor más para las últimas carreras

Entrevista a Aleix Espargaró: «El mío es un ejemplo claro de que nunca hay que tirar la toalla»

Pol Espargaró manda en el FP1 de MotoGP en Le Mans


Un motor más para las tres últimas citas de la temporada

La FIM ha actualizado la normativa sobre el uso de propulsores por temporada, añadiendo un motor más de cara al final de campeonato. Esta temporada, los equipos de MotoGP dispondrán de ocho, diez en el caso de Aprilia, pero este último deberá usarse a partir de la 19ª cita, el GP de Australia.


La FIM ha comunicado justo antes de la primera jornada en Le Mans el permiso de un motor más en la categoría reina. Hasta entonces, la normativa permitía un total de siete propulsores durante la temporada, nueve para Aprilia, el único equipo que mantiene concesiones, aunque las pierda en 2023.

En un calendario con 21 o 22 citas, como es este año, se aumenta el uso de motores, concretamente hasta ocho. Este cambio se ha debido al sobrepasar las 20 citas por curso, ya que el uso de siete propulsores se aplicaba a temporadas con 19 citas o menos. Esta última actualización supondrá un respiro para muchos equipos en la recta final del campeonato.

También tendrá este añadido por temporada la fábrica de Aprilia, con 10 motores para este 2022, aunque el año que viene ya no será un equipo con concesiones y dispondrá de ocho propulsores, al igual que el resto de la parrilla.

La única condición que la FIM ha dejado plasmada en esta actualización de la normativa es el periodo en el que podrán rodar con este octavo motor (décimo en el caso de Aprilia). Deberá usarse a partir de la 19ª cita del actual curso, es decir, en el GP de Australia, el GP de Malasia y el desenlace en el GP de la Comunidad Valenciana.