«Esta etapa me está destruyendo más de lo que me está endureciendo»

Pol Espargaró pasa revista junto a MOTORBIKE MAGAZINE antes de poner fin a su andadura en el Repsol Honda, una etapa que cerrará en Valencia con mal sabor de boca para poner nuevamente rumbo al entorno de KTM, esta vez dentro del nuevo proyecto del GasGas Tech3.


Del podio de Qatar a la que, posiblemente, haya sido su peor temporada en MotoGP. Pol Espargaró está a sólo unas carreras de cerrar otra etapa en su trayectoria, la de su paso por el Repsol Honda, con peores sensaciones y resultados de lo que cabría esperar para un piloto que llegaba allí en 2021 tras haber sido quinto del Mundial con KTM, y con la intención de luchar por el título en el equipo más laureado de la historia.

Sin embargo, sus dos años en HRC han coincidido con la peor época de la marca del ala dorada en las últimas décadas. El periodo arrancó con muchos altibajos, y aunque continuó con una época esperanzadora a finales de 2021 y principios de esta temporada, va a terminar con una relación rota y poco provechosa para ambas partes. Pol mira ya hacia su siguiente etapa, que no es otra que regresar al paraguas de KTM para ser la punta de lanza del nuevo proyecto de GasGas con el equipo Tech3.

Allí, de cara a un año en el que el Grupo KTM ha puesto muchas esperanzas, confía en revertir la situación y seguir con la gran dinámica que llevaba con los austriacos. Su hermano Aleix y su historia con Aprilia se han convertido en un espejo en el que mirarse.

Serio, honesto y con cierta resignación por cómo acaba esta andadura en Honda («No hemos probado nada para mejorar la situación ni para revertirla»), Pol Espargaró atiende a MOTORBIKE MAGAZINE para pasar revista sobre una etapa de su trayectoria que se ha saldado muy por debajo de lo esperado: «Honda no ha sido capaz, yo tampoco y no nos hemos entendido lo suficiente como para lograrlo», comenta.

Entrevista Pol Espargaro MotoGP 2022 2

Pregunta: Preparando esta entrevista me he visto buena parte de la carrera Qatar y me cuesta explicarme cómo ha cambiado tanto la situación desde entonces... ¿Qué explicación le encuentras tú?

Respuesta: «Técnicamente podría estar un rato explicándolo y después del test de Misano entendimos muchas cosas, pero también me cuesta mucho entenderlo y explicarlo. Quizá, en la primera carrera en Qatar o en las primeras carreras del año todos los pilotos están poniendo a punto sus nuevas monturas y eso también juega un papel importante. Pero, sinceramente, a mí también me cuesta bastante entenderlo».

P: ¿Qué ha fallado o qué falla en Honda? Es algo técnico, es organizativo...

R: «Hay muchas maneras de trabajar. Cada cultura trabaja de una forma distinta dentro del paddock y la japonesa tiene una forma muy peculiar de trabajar, muy distinta a las demás o a lo que yo estaba acostumbrado en KTM. Eso no lo hace ni mejor ni peor, lo único que la organización dentro de la fábrica es distinta y eso afecta cuando tienes más problemas o menos, a nivel de unidad, de control y sobre todo de comunicación. La comunicación, sobre todo, entre equipo oficial y satélite, entre los jefes de equipo y los pilotos, eso es muy importante, y creo que aquí Honda puede tener una carencia importante».

P: Entiendo que cuando se entra en un círculo vicioso a todos los niveles, también a nivel personal cuando no salen los resultados, es como una espiral de la que es difícil salir, ¿no?

R: «Sí, aquí se suman muchas cosas. Lo primero, que nosotros empezamos a tener problemas, que vamos a peor y que cada vez la frustración es mayor. Eso te lleva a pilotar más al límite y a cometer más errores. Luego se suma que nosotros no probamos nada para mejorar la situación ni para revertirla, mientras que los demás, aunque van mejor que nosotros, siguen probando cosas e implementando cosas en la moto, y cada vez mejoran. Cada vez los pilotos están más acostumbrados a sus motos nuevas y llevan más al límite estas motos, y las fábricas siguen trabajando muy activamente para mejorarlas. Evidentemente, pensando en los prototipos del año siguiente, pero también en las motos que están corriendo este año. El problema cada vez, en vez de hacerse más pequeño, se hace más grande».

Entrevista Pol Espargaro MotoGP 2022 1 1

P: ¿Habría cambiado mucho la película con un Marc más presente? También a nivel de alguien que diese un toque de atención a Honda como sí parece que dio cuando estuvo en Austria...

R: «Sí, sinceramente lo creo. Al final, Marc es una figura que da resultados a la fábrica, pero también es una figura imponente para Honda, al que se escucha mucho más que a los demás pilotos. He tenido la sensación en todo este tiempo de que sin Marc, o se nos escuchaba un poco menos o casi no se nos escuchaba. Por eso creo que tampoco hemos tenido evoluciones en la moto actual, desde Qatar o desde que Marc no está, la moto ha estado prácticamente parada y no ha habido piezas nuevas con las que evolucionar o probar cosas. Ha sido todo más de lo mismo. Justamente en Misano trajeron cosas nuevas para la moto actual, que probó Marc, que funcionaron algunas de ellas por lo que me consta, pero que sólo lleva Marc. Creo que ha habido como un estado de shock desde que Marc no ha estado y lo hemos sufrido todos los demás pilotos».

P: Esta se presentaba como una temporada importante en el mercado de fichajes, de esas en las que en las cinco o seis primeras carreras ya se habla demasiado del siguiente año. ¿Hasta qué punto afecta eso para un piloto o una marca? Quizá no para 'tirar' la temporada, pero sí que influya...

R: «Influye y mucho. Para el piloto, no saber lo que va a hacer el año que viene... Es importante. Genera una inquietud muy grande, en el piloto y no sólo en el piloto, también en los técnicos y en la misma fábrica. A la hora de probar cosas nuevas, las fábricas europeas no son tan reticentes en mostrar cosas futuras a pilotos que se van a ir de la fábrica, pero las japonesas tienen ese modo de ocultación y de secretismo dentro de las fábricas, que no dejan probar nada a los pilotos que están si ya no van a continuar los años siguientes. Por tanto, es un problema. Si estás en una marca japonesa y no sabes si vas a seguir o no, eso te genera un problema muy importante dentro de la fábrica porque dejas de probar cosas; dejas de ser la punta de lanza para ser el culo de la lanza. Para que un piloto dé el máximo, creo que tiene que sentir que todo el mundo está dando el máximo. Al menos yo así funciono: yo doy el máximo por ti, pero también tengo que sentir que tú lo estás dando por mí. Si no, nuestra relación no es reciproca. Es difícil que una de las partes pueda seguir dando el máximo si yo sé que la otra no lo da. Por tanto, es complicado. Es evidente que el funcionamiento es este y que todos tenemos que adaptarnos, pero creo que hay que afrontarlo de otra forma. Sobre todo, las marcas japonesas en ese secretismo que existe. Me consta que en Ducati no es así y en KTM lo he vivido y no es así».

P: Eres un piloto autoexigente y recuerdo que cuando ibas a dar el paso a Honda, decías: "Esta etapa, o me endurece o me destruye". ¿Qué balance haces ahora?

R: «Ha habido ambas. Creo que me está destruyendo más de lo que me está endureciendo. Es obvio que los resultados no están saliendo, y no es lo mismo que no te salgan con una moto satélite o estando en un equipo que está desarrollando la moto, a que los resultados no te salgan vistiendo de Repsol Honda. Estás mucho más en el foco y eres mucho más criticado, mucho más señalado con el dedo, y todo el mundo te recuerda lo que ha hecho esta moto en el pasado y lo que estás haciendo tú ahora. Pocos también hacen esa reflexión de dónde viene la fábrica, en el momento en el que está la marca y te da su mano para apoyarte. Pero así es este mundo, es crítico y es lo que hay. De algún modo me ha endurecido, porque he aprendido muchas cosas, pero por el otro lado... Sinceramente, tengo ganas de que esto se solucione o se termine, porque no es bueno para nadie».

Entrevista Pol Espargaro MotoGP 2022 14

P: Tuviste la opción de seguir en Honda, aunque con el equipo LCR. ¿Qué te llevo a inclinarte hacia otro camino? (GasGas -KTM- Tech3)

R: «Lo mismo que cuando me fui de KTM. Hay etapas y yo noto cuándo esas etapas están quemadas. No me veía siguiendo en Honda, porque creo que este proyecto no necesita un piloto experimentado como lo era yo antes de venir aquí, y de los cinco primeros del Mundial, para ganar un campeonato. Creo que esta fábrica lo que necesita son pilotos jóvenes con contratos largos, necesita mucho más i+D para mejorar la moto y creer en los pilotos que tiene. Que sean jóvenes para poder darles un crecimiento y que crean en ellos, para darles las herramientas y a pesar de que las cosas no salgan en un año o año y medio, que no estén pensando en cuál va a ser el sucesor, como por ejemplo me ha pasado a mí, o quién va a estar en esta moto. Porque cuando los resultados no salen, porque la moto no funciona, a más a más no puedes estar pensando que me van a echar. Hay que reflexionar un poco en todo lo general y en lo que he dicho. Creo que este proyecto necesita de un piloto como Joan (Mir), por ejemplo, joven y que le den continuidad para que la moto mejore».

P: Hasta de las malas experiencias se pueden sacar cosas buenas. ¿Qué sacas positivo de este paso por Honda?

R: «De todo se aprende y aquí he conocido gente muy buena. He aprendido a solventar problemas que en el pasado no podía solventar, he madurado más en estos dos últimos años que en los anteriores, he aprendido a entrenar de una forma distinta, la alimentación la cuido un poco más si es posible... Cuando las cosas van mal, te exiges un poco más de lo que lo hacías anteriormente. Y cuando las cosas vayan bien, que confío en que lo harán, habiendo venido de pasar momentos muy duros y complicados, eso hace que puedas disfrutar un poco más de los momentos positivos que vengan».

P: Antes de marcharte de KTM, decías: "Llegué como un niño y me voy como un hombre". ¿Cómo vuelves ahora?

R: «De la misma manera que me fui. No creo que haya crecido más aquí. Allí me dieron muchas herramientas para poder explotar mi potencial al máximo, y siempre noté que estaban dando el máximo y que estaban detrás de mí empujando de la misma manera en que yo lo hacía. Creo que ahí nuestra relación sí que era recíproca: yo daba el máximo, pero notaba que ellos daban incluso más que yo, y eso me motivaba día a día para seguir mejorando y creciendo. Honestamente, aquí me ha faltado eso, sentir que a pesar de que Marc no estuviera, que la fábrica siguiera detrás de nosotros. No sólo detrás de mí, sino también detrás de Taka (Nakagami), de Álex (Márquez), apoyándonos y dándonos las herramientas necesarias para mejorar. Pero sinceramente, no ha sido así. Por tanto, espero seguir ese crecimiento en KTM».

Entrevista Pol Espargaro MotoGP 2022 13

 

P: ¿Qué porcentaje hemos visto de Pol Espargaró estos dos últimos años? Hablamos del cuarto clasificado de 2020 con cinco podios con la KTM...

R: «Muy poco. Me notaba que estaba en mi mejor momento en la pretemporada, y así lo demostré con los resultados que hicimos. También en Qatar, un poco en Argentina... Pero ahí se diluyó y me diluí. No he podido demostrar de lo que soy capaz, no me he sentido con las herramientas para poderlo hacer y no me he sentido capaz. No hay que buscar excusas ni taparlo de ningún modo. Creo que Honda no ha sido capaz, yo tampoco y no nos hemos entendido lo suficiente como para lograrlo. Así que, sin más, no lo hemos conseguido».

P: Vuelves a la que fue tu casa (KTM), aunque le han pintado la fachada de otro color (GasGas). De primeras, ¿qué podemos esperar de ti?

R: «Pues no lo sé... Primero quiero llegar allí y ver cómo ha cambiado todo. Entiendo que el funcionamiento no habrá cambiado mucho, porque conozco cómo son y la mentalidad que tienen, destructiva y ganadora y apretando hasta el último tornillo de la fábrica para que las cosas salgan. Pero una vez llegue ahí, veremos a ver a qué me enfrento y si soy capaz de seguir haciendo los resultados que puedo hacer. Me consta que están trabajando mucho en el aspecto aerodinámico, que es donde en los últimos años Ducati ha sacado más ventaja. Espero que todo lo que están haciendo, más mi aportación, pueda ser útil».

P: Estarás en un equipo que también conoces (Tech3), pero con buena parte de tu equipo técnico de tu anterior andadura en KTM. ¿Eso facilitará el retorno?

R: «Sí, creo que eso es muy importante para mí. Poderme explicar de la forma en que yo lo hacía, que me conozcan mi manera de ser, que sepan lo que yo necesito desde el primer test. Estamos en una era de MotoGP en la que los entrenamientos son muy escasos antes de empezar las temporadas. Son sólo seis días de test antes del primer Gran Premio, y esos días están muy alejados unos de otros, por lo que no te da tiempo realmente a empezar la temporada preparado. Por lo que si ya quitamos de esa ecuación tenerme que conocer o tener que hacer un match con mi equipo técnico, mucho mejor. Todo va a ser mucho más rápido y mucho más sencillo».

Entrevista Pol Espargaro MotoGP 2022 9

P: ¿Ese sueño de ser Campeón del Mundo sigue tan vivo como hace dos años?

R: «Más que nunca, y después de estos dos años creo que he aprendido a valorar mucho más los resultados positivos que conseguí en el pasado y que no supe gestionar de la mejor manera. No supe celebrarlo y disfrutarlo cómo y cuándo tocaba. Sin duda que el año que viene la ambición de GasGas y KTM es mayor que nunca, que en los últimos años, y así me lo han transmitido. Creo que estoy en mi mejor momento, a pesar de que los resultados no salgan, así que espero que esta sea la vez que podamos lograr los mejores resultados».

P: Tu hermano Aleix y tú sois muy diferentes personalmente. Pero, ¿te gustaría que tu carrera deportiva siguiese los mismos derroteros y que llegase tu momento como le ha llegado a él?

R: «Creo que lo que ha conseguido Aleix y lo que ha conseguido Aprilia debe ser un espejo para todos. Y un recordatorio a todas las fábricas y a todos los pilotos, que quizá tenemos que enfocar un poco distinto que siempre ganen los pilotos que tienen más talento. Eso no es así. ¿Qué es el talento si no es el esfuerzo del día a día? En el caso del piloto, de Aleix, eso refleja el trabajo de una vida y la perseverancia de un tío como él. En cuanto al equipo, fábricas como Honda o Yamaha... Que una fábrica así de pequeña, comparado con las grandes japonesas, sea capaz de hacerlo tan bien... Eso significa que no es un tema de músculo financiero ni de personal. Eso un esfuerzo, un trabajo y hacer las cosas bien hechas, sobre todo con mucha comunicación que es lo que creo que falta más aquí en Honda. Es un espejo en el que todos deberíamos mirarnos».

P: Una vez ha llegado el de Aleix, ¿llegará el momento de Pol Espargaró?

R: «Espero que sí. Me gustaría mucho, porque esto es un trabajo para nosotros, pero cuando llego a casa al menos yo no soy capaz de olvidarme del trabajo. No soy capaz de diferenciar lo que es mi vida privada de la vida laboral. Esto es mi vida, en líneas generales, y si no consigo ser feliz aquí ni competitivo aquí, yo no soy feliz en mi día a día en casa. Es evidente que quiero conseguir lo que está consiguiendo Aleix o lo que están consiguiendo los pilotos punteros. Evidentemente, para la gloria deportiva, pero también para mi felicidad y para la gente que me rodea, que creo que se lo merecen».

Deja una respuesta

Volver a la home