«¿Dar rueda a Márquez? No me imagino cuántos han seguido la suya desde 2013»

Fabio Quartararo atendió a MOTORBIKE MAGAZINE minutos después de confirmarse oficialmente su renovación con Yamaha hasta 2024.


Era jueves por la tarde y en el paddock del Circuit de Barcelona-Catalunya toda persona que se acercaba a Fabio Quartararo lo hacía para darle la enhorabuena. Hacía escasos minutos que se había confirmado, por fin, su renovación con Yamaha para las temporadas 2023 y 2024. Un acuerdo que ha tardado en materializarse, pero dada la situación actual del mercado y teniendo en cuenta la simbiosis del piloto francés con la Yamaha en estas cuatro temporadas, parecía que ambas partes estaban condenadas a entenderse.

El vigente campeón de MotoGP atendió a MOTORBIKE MAGAZINE media hora después de confirmarse su renovación, sobre la que no varió un ápice su discurso ni en las diversas entrevistas que tuvo ni en la posterior rueda de prensa oficial.

A sus 22 años, Quartararo mantiene intacto ese carácter afable que ya mostraba a los 13, cuando quien aquí suscribe tuvo la oportunidad de empezar a escribir sobre sus victorias en el otrora FIM CEV (ahora FIM JuniorGP). Aquel crío que apuntaba maneras tuvo un camino algo más difícil de lo que se esperaba hasta la cima, pero ha conseguido llegar donde se le presuponía gracias a su talento. Ahora es todo un Campeón del Mundo de MotoGP y, además, lidera el campeonato en su año de defensa del título. Se ha convertido en un ídolo de masas en Francia, y con la ausencia de los dos grandes iconos de los últimos años (en el caso de Márquez, de forma temporal), quizá 'El Diablo' es actualmente el mayor activo del campeonato.

 

Pregunta: Enhorabuena por la renovación. ¿Qué te ha hecho decantarte finalmente por seguir en Yamaha?

Respuesta: «Sobre todo, el proyecto para la evolución de la moto para el año que viene y para 2024. Creo que Yamaha tiene las ideas muy claras y esa es una cosa muy importante para mí. Hemos tomado más tiempo para ver que el proyecto sea el mejor y hemos decidido renovar».

P: ¿Y por qué has esperado ocho carreras hasta tomar esta decisión?

R: «Esta vez no ha sido una decisión tomada hace meses, sino que me he tomado mi tiempo para ver que fuese la mejor opción para mí, que Yamaha esté totalmente focalizada y para tomar la mejor decisión posible».

P: Eres un piloto bastante futbolero. Te hemos visto celebraciones imitando a Sergio Ramos, a Cristiano... Ahora te ha tocado imitar a Mbappé con esto de la renovación, ¿no?

R: «(Ríe) Me encuentro muy bien con el equipo y con la moto. Creo que siempre es muy importante comparar todo lo positivo y todo lo negativo, y aquí he visto que era lo mejor, con el mejor proyecto, y por eso finalmente nos hemos quedado».

P: La M1 te va como un guante, ¿te veías con otra moto que no fuera la Yamaha?

R: «Si hubiese tenido que cambiar, me tendría que haber adaptado. Pero ahora que nos hemos quedado en Yamaha, es cierto que con esta moto me encuentro muy bien y sé que puedo ir muy rápido con ella». 

P: Se ha demostrado últimamente en MotoGP que no sólo hace falta un buen proyecto, sino encontrar esa moto que te permita explotar tus virtudes, como te pasa a ti con la Yamaha, a Aleix con la Aprilia...

R: «Sí, pero creo que no es que tenga que ser sólo con una moto. Yo creo que tengo una capacidad de adaptarme muy bien a todo, así que si se hubiera tomado otra decisión no creo que me hubiese costado. Pero la decisión que se ha tomado, que es quedarnos en Yamaha, me hace estar súper contento».

P: Tuviste una pretemporada difícil y el inicio de temporada siguió por esa línea, pero desde la quinta carrera eres el líder del Mundial. ¿Cómo se explica? ¿Te lo esperabas?

R: «Después de las primeras carreras no, porque fue muy difícil, pero lo más importante es el cambio mental que he hecho. El hecho de decir: 'Mira, esta moto es la que tengo y no me queda otra que dar mi máximo'. Eso ha sido muy importante».

P: A principio de temporada era casi imposible hacer una lista de candidatos al título, porque salían bastantes nombres. Ahora sólo me salen cuatro: Bagnaia, Aleix Espargaró, Bastianini y tú. ¿Es un Mundial de cuatro?

R: «Los has dicho, no hace falta que lo repita, pero estos cuatro pilotos creo que son los que realmente estarán ahí para luchar por el campeonato hasta el final. Seguro que también habrá más pilotos que llegarán para más carreras como las dos Suzuki, Miller y muchos más. Pero los cuatro que has dicho somos los que ahora mismo veo más fuertes».

P: ¿A quién temes más?

R: «Es difícil decirlo, porque Aleix tiene velocidad y consistencia. Enea es muy rápido, pero le falta un poco de consistencia. Y Bagnaia tuvo un inicio de temporada difícil, pero ahora está volviendo muy fuerte. Es complicado decirte sólo uno».

P: ¿Y qué tienes tú que te puede hacer más fuerte que ellos?

R: «Las ganas de ganar. Creo que nadie quiere ganar como lo quiero yo, y creo que la velocidad y la consistencia que tenemos este año es muy buena. Tenemos que ver si podemos seguir a este nivel de velocidad, pero con el trabajo que estamos haciendo se puede hacer».

P: La rivalidad deportiva es algo fundamental en MotoGP. Cuando llegaste al equipo oficial Maverick ganó la primera carrera y eso te dio alas a ti para ganar las dos siguientes, en las que empezaste a forjar el título. Sin embargo, hace más de un año que no hay rivalidad deportiva en Yamaha. ¿Cómo se enfoca tener todo el peso a tus espaldas?

R: «Se afronta de forma que, de momento, realmente no me puedo focalizar en nadie. Desde Mugello estoy ayudando un poco a mi compañero (Morbidelli), porque sé que Franco es un piloto muy rápido y que cuando tiene su día es muy difícil ganarle. Esperemos que vuelva a su mejor nivel y podamos ayudarnos entre los dos para subir cada vez más».

P: Visto con perspectiva, ¿cuánto te ha ayudado ese mal final de la temporada 2020 a ser el piloto y la persona que eres hoy en día?

R: «Yo creo que me ha ayudado mucho. En 2019 tuvimos la velocidad, pero no la experiencia. Hubo consistencia, pero no la velocidad al inicio de temporada. En 2020 tuvimos la velocidad, pero no la consistencia, y en 2021 tuvimos los dos. Al final en esos tres años, en cada uno de ellos he aprendido una cosa. Cada año me encuentro más rápido, con más experiencia y eso es lo que hace que estemos luchando y que el año pasado ganase el título».

P: ¿Cuál es la mayor lección que sacaste de ahí?

R: «En 2020 creo que fuimos los más rápidos, pero de ahí aprendí que tienes que ser lo más consistente posible. Lo más importante ha sido seguir siendo bueno y haciéndolo bien incluso en los momentos malos. Así se gana un campeonato».

P: Hacer esta entrevista en Montmeló me resulta especial, porque aquí te empezó a cambiar la vida con tu primera victoria en el Mundial. Si alguien le dijera ahora al Quartararo de 2018 que te iba a pasar lo que te ha pasado en estos cuatro años, ¿qué hubiese dicho?

R: «Lo que ahora le diría es que ha hecho muy buen trabajo, porque aquí en 2018 me cambió un poco la vida con mi primera victoria en el campeonato y dos semanas después con otro podio en Assen. A partir de ahí, ha sido todo una serie de mucho trabajo duro que ha hecho que me encuentre bien y que haya acabado siendo campeón».

P: Hay una cosa que me llama mucho la atención, y es lo bien que le caes a la gente y lo bien que te llevas prácticamente con todo el mundo. No te nada que ver con tu apodo de "El Diablo". ¿Cómo se consigue caerle bien a tanta gente?

R: «Creo que soy una persona muy fácil y que estoy siempre feliz. Creo que es lo más importante cuando estás en este mundo: estoy aquí, estamos disfrutando y no tengo que enfadarme con nadie porque estoy viviendo mi sueño».

P: ¿En algún momento dentro de tu trayectoria en el Mundial desapareció esa felicidad?

R: «No creo. Sí que hay momentos en los que estás enfadado, pero yo nunca lo he estado durante un tiempo largo. Diría que no».

P: Te hemos visto este año echar una mano a Márquez dándole rueda en Le Mans. Allí ya se vio claro que no estaba en condiciones. ¿Qué opinas del calvario que está pasando?

R: «Lo primero, mandarle el máximo apoyo posible. En Le Mans lo hice porque realmente se vio que estaba en dificultades. No puedo imaginarme todos esos años en los que no he estado, desde 2013 hasta ahora, toda la gente que se ha metido detrás de él para hacer una vuelta. Si le puedo echar una mano, incluso cuando vuelva, lo haré».

P: Pero este gesto no es algo muy habitual...

R: «No es habitual, porque al final él es la referencia de los 10 últimos años y no quieres que te siga, pero me gustó hacerlo en Le Mans, porque fue algo que le ayudó y estoy contento por ello».

¿Te fastidia no haber tenido aún la oportunidad de revancha con Marc de esos duelos tan espectaculares que tuvisteis en 2019?

R: «Espero realmente que vuelva al 100%, porque cuando mejor me lo he pasado con Marc fue en 2019, en esas dos carreras de Misano y Tailandia en las que estábamos por delante de todo el mundo. Así que espero que pueda estar de nuevo al 100%».

¿Qué le queda por mejorar a Fabio Quartararo?

R: «Todo. Cada vez que me subo a la moto lo hago para mejorar. Lo más importante es que cada vez que me subo a la moto estoy aquí para aprender».

P: Pero más específicamente, ¿cuál es el punto en el que te gustaría dar un paso adelante?

R: «En condiciones mixtas con neumáticos de agua, y también en agua ser más rápido desde el inicio, aun habiendo mejorado muchísimo. Pero en condiciones difíciles es donde más problemas tenemos».

P: En una entrevista con Joan Mir, me decía que no se le había dado suficiente mérito a su título. ¿Tú sientes que el tuyo se ha valorado lo suficiente?

R: «Yo creo que sí, porque al final con cinco victorias y 11 podios, noto que realmente ha sido valorado. El de Mir mucha gente igual lo dice porque sólo ganó una carrera, pero al final fue el más constante. Si en 20 años hablas de quién ha ganado el título de 2020, te dirán que ha sido Mir. Igual no fue tan valorado, pero la placa en el trofeo es suya».

P: Este año hemos visto menos público de lo habitual en circuitos como Jerez o Mugello, pero en Le Mans el lleno fue total y eras el gran culpable. ¿Qué se siente al tener todo un país detrás?

R: «Me siento muy bien, porque realmente notas que todo un país te está apoyando. Para mí fue una experiencia única y espero volverlo a vivir durante muchos años en este circuito».

P: Yo tuve la oportunidad de conocerte en esos años del FIM CEV (2013 y 2014), en los que arrasaste y se habló bastante de ti. ¿Cuánto ha cambiado desde entonces la esencia de aquel Fabio Quartararo?

R: «En esos años que me conociste iba todo bien, todo perfecto, porque fueron dos años de sólo ganar, ganar y ganar. Pero de 2015 a 2017 fueron unos años muy, muy difíciles. Pero creo que teniendo momentos altos y también bajos acabas llegando más lejos, y es lo que realmente me ha hecho mejor y sentirme mucho más fuerte también de cabeza».

P: ¿Te perjudicaron esas altas expectativas que se crearon contigo?

R: «Por supuesto que me afectó en ese momento, pero aprender de todo esto es algo que me hizo más fuerte».

 

Entrevista a Fabio Quartararo


Deja una respuesta

Volver a la home