«Estoy en paz conmigo mismo, porque siempre me he apretado al máximo»

Dani Pedrosa repasa su trayectoria con MOTORBIKE MAGAZINE, sin dejar de lado el presente y el futuro, en esta entrevista exclusiva realizada en su curva en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto.


Pocos pilotos a lo largo de la historia han conseguido tantos éxitos como Dani Pedrosa Ramal (Sabadell, 29/09/1985). Basta con echar un vistazo a sus números (54 victorias, 153 podios, 64 vueltas rápidas, 49 poles y tres títulos mundiales) para comprender la magnitud de lo logrado por el #26, el mismo que tres días antes de aparcar la competición fue nombrado Leyenda de MotoGP, y el mismo que casi tres años después volvió a alinearse en una parrilla de la categoría reina. Porque pese a poner fin a su trayectoria de casi dos décadas en el Mundial, Dani Pedrosa aún no ha dejado de lado MotoGP, ya que acaba de completar su cuarto curso como piloto probador de KTM.

Hace cuatro años, de una pregunta de quien aquí suscribe («¿En qué circuito te gustaría que hubiese algún día una curva con tu nombre?») y la consiguiente respuesta de Dani Pedrosa («Jerez sería un sitio mágico»), se forjó involuntariamente la semilla de lo que meses después sería una realidad. El Circuito de Jerez-Ángel Nieto, que estuvo sumamente hábil, recogió el guante, y en cuestión de sólo unos meses decidieron poner a Dani Pedrosa una curva con su nombre. Un homenaje más que merecido para una leyenda de nuestro motociclismo que se ganó el cariño de la afición, el respeto de los rivales y el reconocimiento de todos.

Después de una intensa jornada de pruebas junto a KTM en el Circuito de Jerez-Ángel Nieto, Dani Pedrosa se sienta junto a MOTORBIKE MAGAZINE mientras empieza a anochecer en el histórico trazado andaluz. En esta entrevista (que también puedes ver completa en vídeo), Dani repasa con nosotros una trayectoria que dejó huella, pero también hay tiempo para mirar al presente y al futuro en esta charla, que tuvo lugar precisamente en su curva. Una forma original y exclusiva de cerrar el círculo.

Entrevista Dani Pedrosa MBK 5

Pregunta: Me gustaría empezar casi por el final: hace cuatro años que dejaste MotoGP, ¿cómo cambia la vida de un piloto cuando aparca la competición?

Respuesta: «Pregunta interesante. Es un cambio importante. Hay un cambio en el ritmo, porque tú estás cada dos semanas o cada semana y media moviéndote de un sitio para otro, y eso se acaba. También la exigencia mediática cambia mucho, porque en cada Gran Premio estás atendiendo a los medios o a los patrocinadores, haciendo algún evento en particular, y eso también baja muchísimo. Uno de los cambios más importantes que notas es el cambio de foco; el foco está en ti y en muchos otros hasta ese momento, pero en el momento en el que paras ya no estás en ese foco y quedas en otro plano. Ese es un cambio importante.

Después, hay un cambio también a nivel de estrés personal, porque detrás de ti está esa compañía que te apoya, ese sponsor que está patrocinando al equipo, esa responsabilidad de conseguir resultados. No sólo por ellos, también por ti mismo, así que existe una exigencia personal de entrenamiento físico y de preparación mental para llegar a la carrera, y todo eso se acaba de golpe. Sientes que se va y hay una relajación importante en ese sentido.

Quizá esa es la parte más positiva de todo, porque con los años, cuando vas creciendo en el Campeonato del Mundo esa presión va aumentando. No sé por qué, pero va a más. Después de muchos años, llega un momento en el que el cuerpo te pide que vaya a menos. Cuando eso no lo puedes gestionar de la mejor manera posible y te empieza a superar, necesitas alejarte un poco de eso. Por eso van muy bien las vacaciones en invierno, para poder desconectar y tener las baterías recargadas para el año siguiente. Pero al final, con el cúmulo llega un punto en el que esa parte también la sientes mucho.

Hay un gran escalón de diferencia entre estar en activo a no estarlo. Por suerte, en mi caso he seguido activo con la moto y tampoco he tenido ese escalón en pilotar, porque he seguido pilotando. Esa parte ha sido muy buena, porque me he quitado esa presión y esos compromisos, pero no he dejado de pilotar. Y a medida que he seguido rodando, recuperas otra vez esa frescura y esa pasión».

P: ¿Has descubierto alguna pasión oculta en este tiempo o has potenciado las que tenías? Hoobies, como por ejemplo, el windsurf...

R: «Sí, justo al windsurf le he podido dedicar más tiempo. Básicamente, porque como es un deporte en el que dependes del viento, muchos días todos mis colegas estaban navegando, pero yo no estaba allí presente. En cambio, ahora coincide más que puedo estar en los días que hace viento, o me puedo organizar algún que otro viaje para ir a buscar el viento a alguna otra playa. He podido disfrutar un poco más de ese apartado.

Luego también depende de qué otras inquietudes tengas tú personalmente. Si eres un poco más atrevido a aventurarte a cosas diferentes o a aprender cosas nuevas, tienes tiempo para estudiarlas o para dedicárselo a aprender, y para aventurarte a esas otras facetas. Pero seguro que el talento para hacer una cosa es el de pilotar las motos. He podido dedicarle más tiempo al windsurf, pero también veo que mi talento está en pilotar motos».

P: Recuerdo que las tres primeras noticias que salieron sobre ti tras anunciar la retirada eran que ibas a ser probador de KTM, que ibas a tener una curva en Jerez... y que habías tenido una fractura doble de clavícula por estrés. ¿Cuánto ha agradecido tu cuerpo el parón en estos años?

R: «La verdad es que ese fue un momento bastante complicado, porque paras, se acaba todo y al poco… Ya venía notando que había algo que no funcionaba bien en mi brazo. De hecho, en todo el 2018 tuve bastantes problemas porque no me encontraba bien, no podía entrenar igual y paulatinamente iba perdiendo fuerza. Algunas veces tenía pinchazos en particular, que me molestaban mucho y que no entendía muy bien. Después tuve esta lesión y la verdad es que el proceso de recuperación fue bastante complicado. Tuve que dedicarle mucho tiempo, por lo que tengo que agradecer a KTM que me permitiese recuperarme bien, ya que era justo el debut, cuando empezaba con ellos y tuve esa lesión para la que necesité cuatro meses para recuperarme».

P: Has tenido mucha mala suerte con las lesiones en tu carrera. Sólo tuviste 3 temporadas de 13 en MotoGP sin lesiones. En ese sentido, ¿respiras más aliviado en ese en estos últimos cuatro años?

R: «Sí, he podido dedicarle más tiempo a recuperarme un poco de todas las lesiones. Me había recuperado, pero quizá no había conseguido ganar todo el rango de movimiento, o todavía tenía alguna que otra molestia. Evidentemente, al bajar el nivel de estrés en las carreras por no correr y al bajar el nivel de estrés en el gimnasio por no entrenar de la misma manera, también le he dedicado más tiempo a esas articulaciones y lesiones en las que me faltaba un poco de rango de movimiento, a desinflamar y a ganar ese rango un poco. Todo eso ha ayudado a que me sienta mejor. He tardado; me costó dos años sentirme mejor, pero hay lesiones que piensas que son crónicas y que crees que te va a doler siempre, pero en las que me ha bajado el dolor y me encuentro un poco mejor».

Entrevista Dani Pedrosa MBK

P: Vamos ahora al principio de todo. Si te pregunto por el primer recuerdo asociado a las motos que se te viene a la cabeza, ¿cuál sería?

R: «El primer recuerdo que tengo en mi cabeza y para mí uno de los más bonitos, es entrando en un circuito de motocross. Yo tenía cuatro o cinco años y había una carrera de algo. Yo iba con mi padre y con mi tío, y me acuerdo entrar en el circuito con la música puesta y con el ambientazo, a ver una carrera de motocross. No sé dónde era, pero ese es mi recuerdo. Una sensación de felicidad enorme».

P: ¿Queda algo de aquel Dani Pedrosa?

R: «Como te decía, este tiempo en KTM entrenando y evolucionando la moto, trabajando codo a codo con ellos, me ha vuelto a hacer recuperar parte de esa frescura».

P: Todo se empezó a poner más serio en el Jarama, cuando hiciste las pruebas de selección de la Movistar Activa Cup, y ahí de cierta manera empieza a forjarse tu carrera. ¿Tienes un recuerdo nítido de aquel momento?

R: «Sí, me acuerdo bien, porque la situación era bastante abrumadora. Había mucha gente, yo era muy pequeño, no había estado nunca en un circuito grande y las dudas te superan. Me parece que era el más pequeño de todos de edad. Esa era la sensación, quizá también por el carácter que yo tengo. Recuerdo que era muy pronto por la mañana y muchas cosas juntas: los nervios de estar en el sitio que te toca cuando te llamen, que no te despistes con nada, porque había tanta gente y una organización muy importante... Recuerdo que era abrumador».

P: ¿Qué le diría hoy el Dani Pedrosa de 37 años a aquel chavalín con brackets que empezó su aventura en el Mundial en Suzuka (2001)?

R: «La verdad es que no me viene nada en particular. Creo que en esa época estuve muy bien cuidado por Alberto (Puig) y por Telefónica Movistar, por el equipo y por todos. Creo que los pasos que dimos fueron los correctos y no me viene ahora mismo nada en especial para aquel particular momento del debut».

P: Entraste como un elefante en una cacharrería. Tres títulos en cinco años, fuiste un nexo de unión entre la generación de Crivillé y la siguiente, rompiste una sequía de títulos para España... El boom que generó Dani Pedrosa fue muy bestia. ¿Cómo se gestiona todo ese 'boom' con 18-19-20 años?

R: «Sinceramente, no fui muy consciente. He sido más consciente después, pero en aquel momento no fui tan consciente a pesar de que hacía entrevistas y de que podía llegar el mensaje o esa sensación a través de las preguntas o a través de las expectativas. En realidad, estuve bastante concentrado en esa época de mi vida y no me abrumó esa situación. De hecho, la sensación me llegó más tarde gracias a los aficionados, a la gente que me iba conociendo y reconociendo las carreras, y que me decían que disfrutaban viéndolas. Creo que tuve muy buen apoyo por parte del equipo, de Movistar y de parte de Alberto. Creo que estuvo súper bien organizado».

P: ¿En este momento de tu vida, en algún momento te paras a pensar: 'La que liamos en aquella época'?

R: «No sé si es sólo mi sensación, pero creo que sí había españoles que estaban delante de mí que lo estaban haciendo bien, pero el hecho de venir de la Copa Movistar, de venir de la cantera, poco a poco y tan joven, y romper esa membrana difícil que había de entrar al grupo de los buenos en 125cc. Ganar el título y después pasar a 250cc y volver a ganar el campeonato, creo que eso ayudó después a que muchos otros que después han hecho la Rookies y han tenido esa oportunidad parecida a la mía, hayan creído más en el proyecto y en las posibilidades».

Entrevista Dani Pedrosa MBK 18

P: ¿Las expectativas que se generaron con tu salto a MotoGP eran equivalentes a tus propias expectativas cuando te enfrentaste a esa bestia de 990cc y 160 kg? En ese momento, la gente te veía capaz de todo...

R: «Si te soy sincero, cuando gané el Mundial de 125cc y pasé a 250cc, ahí yo ya tuve dudas, porque la moto era más grande y más pesada, y yo era muy pequeño. No sé si tú lo recuerdas, pero ya había muchas dudas sobre mí, porque mi estilo de pilotaje era demasiado suave y demasiado fino, y que esas motos necesitaban más caña. Yo recuerdo tener dudas también, porque quizá era muy pequeño, pero me subí y todo fue sobre ruedas, y gané dos títulos. Pero a pesar de que me adapté bien a 250cc, yo ya había probado la MotoGP a finales de 2004 y aquello era otra dimensión, era una cosa descomunal. No sólo en cuanto a potencia, también en tamaño: yo no llegaba casi a los manillares, me descolgaba y se me salían los pies de las estriberas. No llegaba al freno, no llegaba al cambio… Sí que me veía sobrepasado en ese momento.

Cuando cambié a MotoGP, ahí dudé más de si podría dominar la moto. No de ir rápido, pero sobre todo de controlar la moto, de hacer con ella lo que yo quisiera en todo momento. De esas veces que si te cansas, si los neumáticos se gastan, si la moto se mueve por lo que sea, si te tocas con otro piloto o estás cerca en un grupo... Poder hacer lo que quieras con la moto, tenerla bajo tu control. Eso fue lo que más me costó de MotoGP, que no siempre tenía el control de la moto. Eso afecta un poco en la confianza, porque sabes que cuando hay ciertas condiciones o situaciones, tú vas detrás de la moto, ella te puede a ti. Dependiendo del tipo de pista o dependiendo de algunas cosas, la moto puede sobre ti. Cuando pierdes el control, es complicado mentalmente. Por ejemplo, cuando me pasaba lo del brazo, que pierdes control de la moto, eres un pasajero. Si en ese momento vas solo, alargas un poco la curva o frenas un poco antes, pero si estás en un grupo y no tienes esa fuerza para dominar la moto, eso cuesta gestionarlo mentalmente. Son cosas que tuve que trabajar mucho físicamente, todo lo que pude para estar a la altura y también técnicamente tuve que cambiar mucho. Tuve que encontrar la manera de conseguirlo con un equilibrio entre fuerza y técnica».

P: He leído y escuchado a mucha gente hablando y opinando de lo que le pudo faltar a Dani Pedrosa para ser campeón de MotoGP, pero me gustaría saber la tuya, que esa no la he escuchado nunca. Qué opina el propio Dani sobre qué faltó para poner el check a esa casilla…

R: «Pasaron muchas cosas diferentes cada año. Lo intenté. Lo intenté todo, de todas las maneras. Cuando fue por falta de fuerza, trabajé eso. Cuando fue por problemas en lluvia, trabajé eso. Cuando fueron problemas de neumáticos, trabajé eso. Cuando fueron lesiones, trabajé las caídas y las recuperaciones, trabajé en caerme menos y trabajé en ser rápido para no caerme. Pero luego siempre hubo alguna cosa que pasó en algún momento determinado y tampoco en ningún momento llegué a tener tal ventaja en puntos como para compensar esas cuatro cosas que me pasaron en cuatro años determinados».

P: Sobre eso te quería preguntar. Este año has tenido que dedicar muchas horas de simulador en tu salto a los coches. Como sabes, muchos videojuegos de motor te dan la posibilidad de rebobinar una acción (hacer un flashback) cuando algo no sale bien. Si pudieras hacer un flashback en algún momento de su carrera deportiva, ¿cuál sería?

R: «Eso es pasado y el pasado no se cambia... Pero diría que lo de Misano (2012) fue una cosa muy rara. No sé qué pasó allí, pero fue muy raro. Estaba todo bien y no se entiende. La moto arrancó bien al principio, pero la moto de Abraham se paró. Entonces hubo una segunda salida porque su moto se había parado. Íbamos a salir a la vuelta de calentamiento, pero antes de hacerlo pusieron semáforos en rojo y volvieron a entrar los mecánicos y volvieron a poner calentadores. Ahí es cuando se me clava a mí la rueda delantera, que no se entiende. Me acuerdo porque el mecánico estaba intentado quitar el calentador, pero la rueda estaba clavada y no podía moverla. La moto estaba en el caballete y yo le estaba gritando al mecánico para que la tirase al suelo, para que con la fuerza de empujarla se desenganchara la rueda. Pero no la bajó del caballete y se la llevaron al pit lane. Mi moto, que estaba a punto de causar un segundo retraso, fue apartada, pero la moto que causó el retraso, salió de parrilla. Esa sale de parrilla y la mía, no.

No sé por qué, pudimos meter la moto otra vez en parrilla, porque cuando bajó el caballete la desenganchamos, y salí. Pero al llegar a parrilla, me ponen el último. La segunda cosa extraña. Me ponen el último porque dijeron que la moto había entrado en el pit lane y había vuelto a salir. Por ese hecho me ponen el último, mientras que al otro, que había causado el retraso, estaba en su posición de parrilla. Rarísimo.

Estaba ahí y estaba pensando: ‘No sé cómo lo voy a hacer, pero lo hago. Me da igual’. Salí y en la cuarta curva ya iba a mitad de parrilla. Yo ganaba esa carrera saliendo el último. Pero en la siguiente curva… Al suelo. Ah, y Abraham no salió, se le volvió a romper la moto. Al final le tuvieron que apartar y yo, el último, me tiraron y cero puntos. Muy raro todo. Pero bueno, es la vida».

Entrevista Dani Pedrosa MBK 3

P: ¿Fue el año en el que más cerca te sentiste?

R: «Sí, sí. En 2013 también, porque me rompí la clavícula en Alemania y después tuve el problema en Aragón con el cable del sensor del control de tracción. Sin esas dos cosas, yo creo que también. Esos dos años eran, seguro, los más claros».

P: ¿Cambiarías alguna decisión que has tomado o algo que has hecho, o en ese sentido estás en paz contigo mismo?

R: «En general, estoy en paz, porque siempre me he apretado al máximo, y cuando había algo lo trabajaba. Cuando había algo que no funcionaba, lo luchaba. Hice cosas para trabajar mentalmente, hice cosas para trabajar físicamente, hice cosas para trabajar técnicamente… Siempre me enfrentaba a mis problemas, no buscaba evitarlos, iba de cara. Trabajé el cuerpo a cuerpo, trabajé la puesta a punto en carrera, porque al principio en MotoGP era muy rápido en los inicios de carrera pero no al final, pero después era rápido al final... Trabajé todo.

Quizá, la única cosa que cambiaría o que he aprendido más, es que me hubiera mentido a mí mismo. Cuando antes te explicaba que cuando debuté en MotoGP ya había notado que aquello era enorme para mí, que no estaba equilibrado; ahí, en vez de creer eso, me habría intentado autoconvencer, o mentirme, para pensar que aquello no era verdad. De alguna manera, decirme que eso estaba bien así, que eso era equilibrado. Eso me habría ayudado, seguro».

P: Dentro de lo que te preguntaba sobre estar en paz contigo mismo, los números que has conseguido (54 victorias, 153 podios, tres títulos, una curva en Jerez, Leyenda de MotoGP...). Supongo que ahí sí estás totalmente en paz, ¿no?

R: «Sí, evidentemente que estoy contento de estar en esas estadísticas, porque simbolizan toda la trayectoria y es difícil estar durante tantos años al máximo nivel y que no tengas ningún año en el que bajen las estadísticas. Pero también mucho fue gracias al equipo, a la gente que tuve alrededor, gracias a la gente que me ayudó y me quitó peso de encima, y me permitió concentrarme en correr. Hubieran sido mejores si me hubiese caído menos, también hubo algunas carreras que podía haber tenido ganadas y que me caí, o cometí errores. Habría tenido alguna victoria o algún podio más allá».

P: ¿Nunca te picó la curiosidad de 'qué habría pasado si hubiese competido con otra marca en MotoGP'?

R: «Difícil contestar esa pregunta. La verdad es que sí, pero siempre quise correr con Honda. Esa es la verdad».

P: Ahora llevas cuatro temporadas ejerciendo el rol de probador de KTM. ¿Qué aportas y qué te aporta? Ya lo hemos mencionado antes, pero te permite esa posibilidad de seguir pilotando.

R: «Ese es un punto importante. Cada año he podido seguir dando vueltas. También me ha permitido adaptarme un poco a los cambios, porque desde que yo dejé de correr en MotoGP, las carreras han cambiado bastante, sobre todo en la manera en la que se afronta el fin de semana y cómo se consigue el resultado el domingo. Antes, por ejemplo, tanto Valentino (Rossi) como yo podríamos no hacer una gran clasificación, pero lo podíamos arreglar el domingo. Ahora eso es bastante más complicado. Aún hay gente que consigue arreglarlo el domingo, pero ya sales con un hándicap más importante. Las posibilidades de arreglarlo son menos que antes. Se convierte todo en mucho más explosivo, mucho más rápido a una vuelta, siempre estar en una buena clasificación… Seguir en moto ayudando a KTM me ha permitido estar al día de eso, entender MotoGP cómo es actualmente, qué factores afectan a esos resultados o cómo intentar enfocarlo para que ese resultado salga mejor. Es una parte que durante una época estuvo bastante más estática, pero que ahora está en un constante cambio».

Entrevista Dani Pedrosa MBK 11

P: Al hilo de esto, ¿te veremos en 2023 de nuevo haciendo un wild-card como pasó en Austria en 2021?

R: «De momento no hay plan para ello, pero siempre se valora cada año, dependiendo de la situación. Veremos si el año que viene hay esa posibilidad. Evidentemente, con las nuevas carreras al sprint sería interesante para volver a meterte un poco más en cómo se siente, cuáles son los factores que afectan o qué cosas pasan durante el fin de semana para tenerlas en cuenta después cuando hago los test, y estar un poco más en línea con lo que los pilotos necesitan».

P: Donde te hemos visto esta temporada ha sido en tu debut sobre cuatro ruedas, en el Lamborghini Super Trofeo. ¿Qué resumen haces de lo que ha sido esta experiencia?

R: «Muy positivo, muy divertido. Ha sido una experiencia nueva y un aliciente nuevo, por el hecho de tener que aprender cómo se conduce un coche de competición, en comparación a lo que estoy acostumbrado con la moto. Por ejemplo, el gas y el freno es totalmente diferente, y además va combinado para mí en la moto con la inclinación, pero aquí va combinada con el volante. Entonces, he tenido que aprender un poco el proceso, para sacarle el partido al coche y no ha sido fácil. Hay buen nivel, hay pilotos muy rápidos y sin duda ha sido una experiencia gratificante. Me lo he pasado muy bien y he tenido incluso la suerte de saborear el podio y de tener una experiencia positiva».

P: Cuando subiste al podio en Portimao decías que "echabas de menos el olor a champán". ¿Cómo es la sensación de subir al podio otra vez, de recuperar cinco años después lo que antes era rutinario?

R: «Justamente esa. Tuve emoción, porque casi no habíamos entrenado, casi no teníamos experiencia, nos subimos al coche y hacemos un podio en mi categoría. Fue una sorpresa súper bonita, para mí y también por el equipo. Justo ese día hicimos una estrategia diferente y cuadró, y entonces era como una emoticón y una victoria, no sólo por cómo habíamos pilotado mi compañero o yo, sino por cómo había salido toda la estrategia del equipo. Cuando subí al podio e hicimos la ceremonia del champán, fue cuando dije ‘¡Ah, pues echaba de menos esto!”. Antes ya me había acostumbrado y había dado por entendido que eso ya no iba a pasar y cuando pasó dije ‘Qué buena sensación’».

Entrevista Dani Pedrosa MBK 19

P: Tu salto a las cuatro ruedas este año ha coincidido con el de Valentino Rossi y con el de Jorge Lorenzo. ¿Sería soñar mucho el hecho de veros compartir parrilla otra vez?

R: «Supongo que sí, porque tener plaza en el mundo de los coches es un poco más complicado. Rossi está en una categoría de más nivel, y Jorge está en una parecida a la mía, porque es también una copa y de mucho nivel. No sé si llegaríamos a coincidir, pero haría gracia seguro».

P: Donde también te veremos el año que viene (o te escucharemos) será en DAZN como comentarista. DAZN ha conseguido algo que en su día era complicado: que Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo sean compañeros de equipo. Sí, los mismos a los que les tuvo que juntar las manos el mismísimo rey... ¿Cómo ha evolucionado la relación y qué supone para ti ser comentarista?

R: «Otra nueva experiencia, ya que es algo que aún no he hecho. Intentar aportar y aprender a la vez. Respecto a Jorge, han cambiado mucho las cosas desde aquel 2008 a ahora. Pero sí, esa rivalidad que tuvimos durante tantos años se ha convertido ahora en una relación de respeto mutuo, porque hemos estado toda la vida dándonos, y al principio no lo soportas y hay esa batalla. Pero al final, después de muchos años repitiendo eso, empiezas a valorar mucho mejor lo que tú has hecho y, además, quién lo ha hecho contra ti, a la vez. Cada uno en su situación, pero ese respeto crece por el hecho de haber sido rivales tan fuertes durante tanto tiempo. Y ahora compartiremos la visión sobre las carreras».

P: Me sigue llamando la atención que, hagáis lo que hagáis, seguís teniendo mucha repercusión. ¿Por qué los protagonistas actuales (Bagnaia, Quartararo...) no han calado tanto como lo hicisteis tú, Lorenzo, Rossi, Stoner o Márquez?

R: «Es una pregunta que no te sé contestar. El hecho de que todavía Jorge, Valentino, Marc, Casey o yo seamos más recordados es más gracias al aficionado. Nosotros dimos en pista todo lo que teníamos, como los pilotos que hoy están en activo. No te sé decir. A mí, por ejemplo, me cuesta tener un favorito; tengo los de casa, pero me cuesta tener un favorito porque todavía me siento piloto. Es normal. No sé realmente cuál es el motivo o cuál es la sensación del aficionado hoy, pero sí que es cierto que llegan muchos mensajes de aficionados o de gente que me encuentro que me dice 'Qué pena que no corres' o 'Sal a hacer un wild-card para que te veamos'»

P: Hemos hablado de Quartararo, de Bagnaia... Pero me gustaría preguntarte por Marc Márquez. El hecho de que vuelva a estar arriba, luchando con la nueva generación, ¿puede dar al campeonato esa repercusión que puede faltar en estos momentos?

R: «Marc tiene muchos aficionados de antes de su lesión que le seguían. Evidentemente, en la época en la que él ha estado lesionado quizá hayan perdido un poco más ese aliciente por estar apoyándole, porque no podía competir. Pero evidentemente, Marc le pone mucha emoción a las carreras, porque es ese picante que nunca sabes en qué momento va a hacer algo especial. Sin duda, que él esté recuperado y que pueda competir a un buen nivel, va a ayudar a que todos los aficionados estén más enganchados a la tele. Pero, de momento, también hemos podido ver a otros pilotos que han ido cogiendo el relevo y que han aprovechado esa situación y han sido campeones. En ese caso Fabio, también Mir y Pecco; tres campeones con tres motos diferentes en los últimos tres años, cuatro si contamos el anterior con Marc. Una variedad importante que pone las cosas muy difíciles de predecir para el año que viene, aunque si cogemos un poco la lógica, viendo cómo ha acabado Ducati este año, si mantienen durante el invierno todo o incluso pueden mejorar, seguro que a principio de temporada puede ser la misma tónica».

Entrevista Dani Pedrosa MBK 1

P: ¿Y qué podemos esperar de KTM en 2023?

R: «Estamos trabajando. Este ha sido un año más complicado, pero estamos intentando dar pasos positivos para la moto del año que viene. Veremos en el invierno, cuando completemos la moto, porque hasta ahora ha sido el prototipo pero no del todo completa. Veremos en qué punto estamos y, sobre todo, qué pasa en el invierno. También ha habido mucha evolución de las demás marcas, que quizá todavía no han aplicado todos los cambios en su moto, pero habrá que ver en Malasia y en esos primeros test qué pasos ha dado cada uno».

P: Por trabajo de Dani Pedrosa no será, ¿no?

R: «No, estamos mucho encima de la moto y dando muchas indicaciones»

P: Ya hemos mirado mucho atrás en esta entrevista, también al presente, pero mirando hacia delante. ¿Hay algún sueño que le quede por cumplir a Dani Pedrosa?

R: «Tiene que haberlo, siempre hay. Tienes que ponerte siempre nuevos retos. No puedes parar de autoalimentar a la mente en ese sentido, porque es vida. Tener un nuevo reto, tener un nuevo sueño, eso te da esa chispa, te mantiene con ese toque fino y te mantiene alegre. Es muy importante».

P: ¿Cuál sería ese reto en tu caso?

R: «Bueno… Hay que mantenerlo en secreto (Risas). Ya lo iréis viendo».

Entrevista Dani Pedrosa MBK 10

Los números de Dani Pedrosa


- Grandes Premios disputados: 294
- Victorias: 54
- Podios: 153
- Poles: 49
- Vueltas rápidas: 64
- Títulos mundiales: 3 (125cc en 2003, 250cc en 2004 y 2005)
- Leyenda de MotoGP

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home