Entrevista a Álex Márquez, líder del Mundial de Moto2 2019

Aprovechando nuestra presencia en Silverstone, nos dimos cita con uno de los hombres del momento en el paddock del Mundial de MotoGP: Álex Márquez. El piloto del Estrella Galicia 0,0 Marc VDS lidera con autoridad en Moto2 y va en busca de su primera corona en la categoría intermedia, en la que pase lo que pase permanecerá también el año próximo dentro de la misma estructura en la que se encuentra desde 2015.

Todo ello, pese a que exploró el mercado en busca de una oportunidad de garantías para subir a MotoGP y aunque también sonaron rumores de un posible fichaje por el equipo Petronas para la temporada 2020, con vistas a un salto a la categoría reina al año siguiente. Sobre el presente, el futuro, los cambios que le han convertido en el claro referente de Moto2 desde Le Mans y muchas cosas más, hablamos con el piloto de Cervera en una entrevista realizada días antes de la carrera de Silverstone, en la que se fue al suelo cuando lideraba. No obstante, afronta las últimas siete citas del Mundial con 35 puntos de ventaja sobre sus tres principales perseguidores, Augusto Fernández, Thomas Luthi y Jorge Navarro.


P: Empezamos con actualidad pura y dura, con tu reciente renovación con el Estrella Galicia 0,0 Marc VDS para seguir en Moto2. Habiendo interés por subir a MotoGP y rumores que te situaban en el equipo Petronas... ¿Cómo se acabó fraguando?

R: «No escondí desde el primer momento que si seguía en Moto2, mi prioridad era estar aquí. Luego es verdad que salió el rumor de Petronas, pero no llegó a haber nada, sino que sólo fueron eso, rumores. Se esperó tanto porque Pramac no estaba confirmado en MotoGP y había algunas opciones que podían salir. Mi prioridad era subir si había alguna buena oportunidad y por eso esperamos un poco más de la cuenta. El equipo también estaba de acuerdo en ello; entienden que un piloto quiere ir a MotoGP y que hay que esperar a veces. Cuando ya estaba claro que seguiría en Moto2, no dudé y firmé con ellos».

P: Apostaste por la estabilidad después de cinco años en este equipo.

R: «Al final hay que ser agradecido. Los cuatro primeros años estuve aquí y el año pasado hicieron un gran paso fichando a más gente, a la gente que yo quería y pedí, porque creía en ellos y pensaba que un cambio me iría bien. Construir un equipo a medida y que te tengan en consideración no es fácil. Como digo, hay que ser agradecido y era lo mejor para mí deportivamente, y también supongo que para el equipo, para mantener esa estabilidad y seguir luchando el año que viene otra vez».

P: Ha sido clave construir este entorno, ¿no?

R: «Un entorno familiar, diría yo. Cuando llegué aquí el equipo se hizo grande, que es justo cuando empezaron con la estructura de MotoGP, y entonces era más difícil tener un ámbito más familiar porque éramos mucha gente. Ahora que este año sólo tenemos Moto2, todo se ha vuelto a compactar mucho. Con la gente nueva estamos muy a gusto, y creo que irse a otro equipo no era lo correcto».

Entrevista Alex Marquez Motorbike Magazine (12)

«Hay que ser agradecido. Seguir con el Marc VDS era para mí la mejor opción deportivamente»

P: ¿Qué te ha aportado la llegada de David García como nuevo jefe de mecánicos?

R: «David, sobre todo, la tranquilidad. Es una persona con mucha ambición, ganador, y es muy bueno saber que al lado tienes a alguien que te aporta esa tranquilidad, que está ahí al 100%. También Joan Olivé, que está ahí en momentos de nervios o que te espabila cuando te 'duermes' un poco en un momento de test. Ha sido todo el conjunto, que hemos sabido trabajar. Hay muy buena comunicación; tanto con Naoya (Kaneko), que estaba como jefe técnico, David, David conmigo, los dos con Joan... Esta comunicación es mucho más fácil que antes y hace que todos estén más motivados y que todo fluya mucho más».

P: ¿Le ves similitudes con ese grupo que también ha buscado siempre tu hermano en su entorno de trabajo?

R: «Yo creo que sí. La piña que tenemos ahora es muy familiar, y es así porque convives mucho con ellos durante todo el año. Sentirte a gusto hace que las carreras vayas con más ganas a las carreras. Sabes que vas con gente que está allí por ti y que mataría por ti. Eso es lo bonito».

P: En todo el cambio que has experimentado esta temporada, ¿cuánto tiene que ver el aspecto mental y la confianza?

R: «No puedo decir una cosa en concreto, sino que es el cúmulo de muchas cosas: de estar a gusto aquí, de estar a gusto en casa, que lleguen los resultados... Porque si al final no llegan, vuelves a tener las dudas. La gente que tengo alrededor me hace creer que se puede. Desde pretemporada construimos una base muy buena. Es verdad que en las tres primeras carreras se dudó un poco, más desde fuera, porque nosotros sabíamos que puliendo cuatro detalles podíamos estar ahí. Desde Jerez hicimos ese click que faltaba y desde allí hasta aquí ha venido todo muy rodado, ha pasado todo muy deprisa, pero hemos podido disfrutar de las victorias. También en los malos momentos hemos sabido levantarnos de la mejor manera, lo que creo que ha sido la clave».

Entrevista Alex Marquez Motorbike Magazine (1)

«Es la primera vez en mi carrera que me siento tan bien, tan fuerte»

P: Después de empezar mal en Qatar, de la caída en Jerez... ¿No volvieron a aparecerse los fantasmas?

R: «Sí... ¡y estando a 39 puntos del líder aún más! El hecho de caerme en Jerez y que ganase el rival directo de ese momento, que era Baldassarri, nos hizo daño. Pero después vinieron tres carreras muy buenas, como Le Mans, donde se cayó Baldassarri y se igualó todo, y después Mugello y Montmeló, donde nos pusimos líderes. Cuando viene todo rodado, a veces vale la pena parar un poco, disfrutar el momento y saber qué estás haciendo bien. Si te dejas ir, hay un momento en el que vuelves a tener un fallo y no sabes por qué has hecho bien. Después de cada carrera, fuese bien o mal, hemos sabido analizar los puntos fuertes, pero también los débiles y dónde mejorar en cada uno».

P: ¿En algún momento de tu carrera deportiva habías entrado en esa 'burbuja' de encadenar que salga todo (o casi todo) bien?

R: «No. Es así. Siempre he dicho que en Moto3, aunque gané el Mundial, fui todo el año a remolque. Era un proyecto nuevo, con Honda, y en cada test había 1000 piezas nuevas para probar y dábamos pasos adelante y pasos atrás, porque a veces también nos liábamos de tantas cosas que probábamos. Fuimos más a remolque hasta Aragón, que me puse líder y entonces ya pude mantenerlo hasta el final. El sentirme tan bien, tan fuerte y que me salgan bien las cosas, es la vez que más me siento así».

Entrevista Alex Marquez Motorbike Magazine (22)

«Moto2 estaba un poco estancada. La llegada del nuevo motor Triumph, la electrónica, el cambio de neumáticos... Ahora mucho más en lo que trabajar»

P: ¿Cuánto ha influido la llegada de Triumph como suministrador de motores? ¿Es una moto más natural para tu estilo de pilotaje?

R: «Sí, me salen más naturales mis líneas para este motor con más potencia; el preparar más la salida de la curva y 'hacer pico' en el medio de curva, que es algo en lo que hemos trabajado. En pretemporada nos centramos mucho en ello y fue la clave. Siempre que vamos a pretemporada, en los test, mucha gente se fija en un tiempo, en una vuelta. Creo que eso es un error, al menos por mi parte; no es mi forma de trabajar. Estuvimos trabajando tranquilos, con neumáticos usados, porque éramos conscientes de que a una vuelta era rápido, pero faltaba la constancia en toda la carrera. Es en lo que más trabajamos. Y entre eso y cambiar un poco el estilo después de tantos años con el motor Honda, ahora me sale todo mucho más natural y lo puedo exprimir más. Aún hay circuitos en los que puedo mejorar un poco, en los que son más 'stop & go', como Alemania y Austria. En los rápidos siempre me han salido más naturales».

P: ¿Y en cuanto a lo que ha supuesto para la categoría? Parecía que Moto2 se estaba volviendo algo monótona...

R: «Estaba la categoría como estancada. Ha sido un cambio, además del cambio de neumáticos, con nuevas medidas y con el neumático delantero nuevo que quieren traer el año que viene. Cambia un poco esa monotonía que teníamos de muchos años, de gomas muy duras y siempre el mismo motor, que no tenía mucha potencia. Ahora, entre el motor y también la electrónica, que irán abriendo un poco más para que podamos trabajar más... Eso hace que la categoría siga estando muy igualada, pero que tengas mucho más en lo que trabajar trabajar. Al menos como piloto, cuando venía de Moto3, Moto2 era técnicamente como un paso atrás porque podías trabajar con la mitad de cosas. Ahora tiene más o menos lo de Moto3; mapas, freno motor... un poco de todo. También creo que es un buen paso para llegar más preparado a MotoGP. Electrónicamente llegas más preparado, porque si no ahí vas más perdido».

P: Mencionabas el cambio de Dunlop, la llegada de estos neumáticos con nuevas medidas, es algo a lo que también te has adaptado muy bien.

R: «Sí, pero es lo que te digo. En pretemporada tuvimos la oportunidad de probar ese neumático, que daba mucho agarre y nosotros lo sabíamos. La gente lo ponía para una vuelta, para atacar. Nosotros nos centramos más en cómo adaptarlo bien y en cómo estar preparados. Sabíamos que a partir de Jerez la goma cambiaba y sólo habría esa medida. Entonces nos centramos en poder adaptar la moto y cuando llegamos a Jerez, tener todo planificado. Es lo que más nos costó, porque cuando estás 10º en un test IRTA de pretemporada, evidentemente quieres estar el primero. Pero todo ese trabajo al final da sus frutos en carrera».

Entrevista Alex Marquez Motorbike Magazine (2)

«Las comparaciones con mi hermano antes me obsesionaban más, pero con el tiempo sabes convivir con ello»

P: En el mundo del deporte, siempre que eres familiar de un referente mundial, hay comparaciones. A ti con tu hermano Marc, a Mick Schumacher le pedirán que gane tanto como su padre, a los hijos de Zidane que sean tan buenos como su padre... ¿No te parece absurdo que existan siempre comparaciones por el hecho de ser familia?

R: «Sí, pero es algo con lo que hay que convivir. Pero ya digo que ningún piloto de la parrilla puede compararse con Marc, porque es un súper clase, es un piloto de esos que sale uno cada muchos años. Él tiene ese talento natural y tiene más, pero yo creo que trabajando se puede también llegar. El 'problema' con él es que tiene mucho talento y trabaja mucho, por eso lo hace tan rápido y tan completo, porque ha sabido trabajar sus habilidades. Pero es normal que estas comparaciones lleguen siempre. Antes sí que me obsesionaba más, pero ya con el tiempo sabes convivir con ello y ya no te fijas tanto».

P: ¿Y llega al punto de resbalarte?

«Resbalar no, pero no le das tanta importancia».

P: El año que viene vivirás tu sexto año en Moto2, pero la tendencia de los últimos años es la de subir cuanto antes a MotoGP. Resulta imposible ver ya a alguien hacer carrera en Moto3 o Moto2 como en su día hizo Biaggi, por ejemplo, con cuatro títulos de 250cc. ¿Por qué hay actualmente esa prisa?

R: «La prisa es por el miedo de quedarse en Moto2. Es así. Creo que ahora menos, pero como te decía, la categoría también estaba estancada y la gente también tenía esa prisa por subir. Los pilotos que suben de Moto3, si quieren subir el segundo año está bien, siempre y cuando estés para ganar en Moto2. Hay gente que sube porque hace alguna carrera buena, tienen una oferta y aprovechan. Moto2 es una categoría muy complicada. Vienes de Moto3, donde estás acostumbrado a que con un rebufo sacas una vuelta, y a que si un circuito te cuesta coges una rueda y estás allí. Pero al llegar a Moto2 no estás acostumbrado a ir cada vuelta al límite, a ser cabezón como digo yo y a hacer muchas vueltas en los entrenamientos.

Pero es que creo que en MotoGP aún es peor, es más difícil llegar a eso y saber hacer todos los entrenamientos al límite. Eso es luego lo que en carrera te hace marcar o no la diferencia. Entonces, esta prisa es mala, pero cada uno es libre de hacer lo que quiera. También es normal; si te viene una fábrica y te ofrece un contrato, no es fácil decir que no. Sabes que tienes la oportunidad de subir y subes. Pero al menos, lo mínimo es dos años en Moto2 y si el segundo estás para ganar. Si no, lo mejor es esperarse un poco y hacer el paso cuando toca, porque dar luego el paso atrás es más difícil».

P: En tu caso, mientras tanto, estás acumulando un gran palmarés antes del salto que muchos pilotos no tienen: Campeón del Mundo de Moto3, serias opciones de serlo en Moto2...

R: «Pero más que por el palmarés, es como piloto, por tener esa base para ir a MotoGP y saber que estás preparado para ir. Hay muchos pilotos que suben y realmente no saben si están preparados, y cuando suben ahí... se encuentran con aspectos como la electrónica y otras cosas. Si tienes la suerte de tener un compañero muy rápido y hábil en electrónica, puedes aprovecharte un poco de eso; si no, es muy difícil. Hay que estar preparado y creo que con los cambios que ha habido en Moto2, sumará mucho para que esto sea así y para tener las cosas más claras».

Entrevista Alex Marquez Motorbike Magazine (13)

«Está claro que hay que empezar a trabajar de cara a 2021, porque el mercado cada vez se mueve antes»

P: Es muy fácil hablar ahora, ya cuando todo ha pasado. Pero viendo cómo te están yendo ahora las cosas, ¿hubiera sido un error dar el salto cuando se abrieron las puertas en 2017 o 2018, no?

R: «Sí. Se han abierto puertas y en ocasiones he dicho que no, pero porque no me sentía preparado. Este año dije que sí que me sentía preparado, que he dado ese paso de madurar. Creo que por mi estilo y por todo, con esta moto, sabía que estoy más preparado. Los otros años era realista y no lo estaba. Llegué a pelear por el título en 2017, pero por falta de regularidad no pude luchar hasta el final. Creo que ganar Moto2 es un algo importante para después dar el paso».

P: Está claro que es muy pronto, pero teniendo en cuenta que el mercado cada vez se mueve antes... ¿Habéis empezado ya a trabajar de cara a encontrar ese hueco para 2021?

R: «Al final, cuando estás en la situación en la que ahora por suerte estoy, siendo líder y ganando carreras, la gente se interesa sobre qué vas a hacer y cuáles son tus prioridades. Es algo que me halaga, porque que al final te tengan en consideración fábricas y pregunten por ti es una suerte. Si se cerrará o no, no lo sé. A veces es el destino; puede ser que si espero un poco y arriesgo a lo mejor tengo una opción mejor, o si lo cierro ya si sale algo de aquí a final de año y ya lo tendré... Es saber encontrar ese compromiso, pero está claro que hay que empezar a trabajar ya porque el mercado cada vez va antes y tener el futuro cerrado sería bueno, pero tampoco tengo prisa. Estoy disfrutando del momento, es cosa de Emilio (Alzamora) y es algo que tiene que venir natural».

P: Aquel título de 2014 junto a tu hermano y con Rabat, con el célebre 'Rufea Team', fue como un guion de cuento. Lograr este año el segundo Mundial y el primero en Moto2, ¿superaría aquello?

R: «A ver, dicen que el primero es el primero... No he ganado dos, así que no te lo puedo decir. No quiero perder ni un minuto, ni segundos en pensar qué podría sentir. Ganar o no depende de seguir a este nivel o no. Estamos en un buen nivel y hay que seguir con la racha; saber hacer podios, como en Austria, donde la victoria estaba cerca y a veces te puedes calentar. Hay que ser realista y no quiero pensar en eso. Estamos en la mejor posición para poder conseguirlo, pero faltan muchas carreras y una lesión, una caída o un cero puede cambiar las cosas. Queda mucho y ya pensaremos en eso».