Encadenó tres penalizaciones y acabó con 32 segundos de sanción

El domingo de Montmeló fue un día para olvidar para Enea Bastianini, que vio cómo los tres primeros clasificados del campeonato copaban las posiciones de podio mientras él se iba de vacío del Circuit de Barcelona-Catalunya.

El motivo que dejó a Bastianini fuera de los puntos fue una concatenación de sanciones que no quiso cumplir y que derivó en una penalización de 32 segundos al final de carrera, algo que le mandó a la 18ª posición tras haber cruzado la meta nueve puestos por delante.

En primera instancia recibió una Long Lap de penalización que consideró injusta tras una maniobra de Álex Márquez, que le adelantó a final de recta y le dejó casi sin espacio en la curva 1. Bastianini subió al piano y se tuvo que salir a la escapatoria de la chicane entre las curvas 1 y 2. Según el reglamento, cuando un piloto acorta por una chicane, ha de perder al menos un segundo, sino recibe una Long Lap.

motogp catalunya fotos galeria 21

No obstante, al producirse esta situación por el ajustado adelantamiento de Álex Márquez, Bastianini no estaba de acuerdo con cumplir con la penalización cuando la vio en el dashboard. Al no hacerlo, fue sancionado con una doble Long Lap que tampoco llevó a cabo, y fue entonces le pusieron un Ride Through... que tampoco cumplió. Al desobedecer al Panel de Comisarios de la FIM, le impusieron 32 segundos de penalización al final de la carrera y eso le llevó a estar fuera de los puntos.

Es la segunda carrera consecutiva en la que Bastianini se ve lastrado por una sanción, ya que en Le Mans también recibió una Long Lap por algo similar. En aquella ocasión sí la cumplió, pues fue él el culpable de la maniobra que entonces le llevó a acortar la chicane de las curvas 9 y 10 del trazado francés.

«No estaba de acuerdo (con la Long Lap) y decidí no hacerla»

En su comparecencia ante los medios, Bastianini comentó que no desobedeció la sanción pese a que «estaba claro en el 'dashboard'», porque «no estaba de acuerdo con la sanción». «Adelanté a Álex en la recta, pero al llegar a la frenada de la curva 1, él frenó más tarde que yo y me empujó hacia el piano. Era imposible seguir frenando y mi única solución era acortar la chicane. ¿Dónde volvía? ¿En el piano de la curva 2? Era imposible», empezaba explicando el piloto de Ducati.

'La Bestia' se mostró muy disconforme con los comisarios: «Esperaba que le mandaran ceder la posición a Álex, pero lo que llegó fue una Long Lap para mí. No estuve de acuerdo y decidí continuar sin hacerla. Sé que no es lo correcto, pero teníamos que hacer algo, porque no ha cambiado nada. En cada carrera hay algo que explicar a los comisarios, y no es correcto».

motogp catalunya fotos galeria 34

«Le dije a los comisarios que vieran los vídeos de nuevo. Los vieron conmigo y no me cuestionaron nada. Tardozzi también envió un correo electrónico pidiendo al menos que se restableciera la novena posición, pero respondieron que después no se puede hacer nada. Lo que más me desconcertó fue que los comisarios pensaron que había ganado tiempo, lo que significa que no me prestaron atención», expresó el #23, cuya decisión de no cumplir con la sanción fue comprendida por Ducati.

«Estoy enfadado, pero no puedo hacer nada al respecto. Sería bueno poder hacer algo y hacer que la palabra de los pilotos sea más importante, en lugar de pensar sólo en el reglamento. Ya no se valoran las sensaciones y las percepciones, sólo cuenta el texto escrito y para mí es inaceptable, ya que hay situaciones en las que se necesita un poco de humanidad», expuso.

Sea como fuere, el acto de rebelarse le acabó costando caro al piloto italiano, que salió de Montmeló sin puntos en la carrera del domingo y a 61 del liderato de Jorge Martín.