Bastianini había hecho la pole y era un favorito a la victoria

El piloto del Gresini Racing tuvo que abandonar después de que se le doblase la llanta del neumático delantero al golpear un piano situado entre las curvas 9 y 10.


Transcurría la sexta vuelta de la carrera de MotoGP en Austria cuando Enea Bastianini, el hombre de la pole, era incapaz de parar su Ducati en la curva 4, se salía de pista y tenía que abandonar la carrera.

Lo que a priori podía parecer una pasada de frenada del piloto italiano resultó ser un problema irreparable que le iba a dejar fuera de carrera. Cuando llegó al box, tanto él como se equipo se dieron cuenta de que había un problema con el neumático delantero, que estaba perdiendo presión.

El problema que le había dejado fuera de carrera era totalmente inaudito: la llanta se había doblado y eso provocó la pérdida de presión en el neumático. ¿El causante? Un golpe contra el piano entre las curvas 9 y 10 en la vuelta anterior.

«Es la primera vez que me sucede. Cuando he hecho la curva 10 parecía que no había pasado nada, pero después en la curva 1 he visto que se me movía mucho el tren delantero. En la curva 2 y en la 3 la situación ha empeorado y después en la 4 me he salido de pista porque no podía frenar más», explicaba 'La Bestia' tras su abandono.

El piloto del Gresini Racing había logrado por primera vez la pole en MotoGP y era un firme aspirante a la victoria, pero tras desllantar por culpa de ese golpe con el piano tuvo que abandonar. Hasta entonces estaba rodando en la cuarta posición, dentro del grupo de cabeza y había mantenido una bonita lucha con Jorge Martín, su oponente en la lucha por el segundo asiento oficial de Ducati para 2023.