Más de 2.000 personas acudieron al funeral del piloto mallorquín

La Catedral de Palma de Mallorca acogió una emotiva ceremonia para despedir a Luis Salom. Posteriormente, una amplia caravana de moteros también rindió tributo al balear por el Paseo Marítimo de Mallorca.


La pérdida de Luis Salom ha dejado un profundo vacío al mundo del motociclismo. Anoche, en Palma de Mallorca, llegó el momento de dar el último adiós al balear en una conmovedora y multitudinaria despedida. Más de 2.000 personas se dieron cita en la Catedral de Palma de Mallorca, entre ellos una importante cantidad de pilotos: Marc y Álex Márquez, Jorge Lorenzo, Dani Pedrosa, Maverick Viñales, Álex Rins, Julián Simón, Sandro Cortese, Jorge Navarro o Tito Rabat, entre otros, acudieron a este conmovedor funeral. Tampoco faltaron expilotos como Álex Crivillé, Alberto Puig, Sito Pons, Jorge Martínez "Aspar" o Emilio Alzamora, ni el tenista balear Rafael Nadal.

María Antonia Horrach, la madre de Luis, apareció sin su larga melena, puesto que el día antes se la había cortado para entrelazar su pelo entre los dedos de su hijo. «Sigue cabalgando a nuestro lado, Mexicano», fueron las palabras con las que María, la gran compañera de Luis durante toda su trayectoria, se despidió de su hijo, recibiendo una sonora ovación con la que concluyó la ceremonia.

Después, ya entrada la noche, una amplia caravana motera rindió homenaje a Luis Salom por el Paseo Marítimo de Palma de Mallorca para poner fin a una jornada muy emotiva. Descansa en paz, Mexicano.