El pequeño scooter Scomadi TL125 ha batido dos récords mundiales tras recorrer 1.691 kilómetros en 24 horas y cruzando 10 países europeos.

El alemán Marcus Mayer eligió una Scomadi TL 125 de serie para batir un curioso récord mundial que databa de 2010, en Sudáfrica y que había sido registrado por Jason Chalmers y Tamlyn Locke que lograron recorrer en 24 horas 1.176 kilómetros a los mandos de dos PGO X-Hot de 125cc. Para Marcus, que había recorrido durante 2015 22.450 kilómetros y visitado 31 países le pareció que podía superar este registro, ya que haciendo cálculos, la velocidad media del récord de 2010 era de solo 49 km/h, por lo que se puso manos a la obra.

Lo primero fue conseguir el scooter y para lo que contó con la colaboración de su amigo Ron Schaufler que le cedió una Turismo Leggera TL 125 de estricta serie, únicamente equipada con un parabrisas en el manillar y un soporte para el teléfono, que le haría de navegador. Mientras preparaba el recorrido, se dio cuenta de que podría batir otro récord, y es que nadie había registrado uno en el que se pasara por muchos países en 24 horas en moto o scooter por lo que buscó un itinerario en el que pudiera atravesar el mayor número de países.

SCOMADI_RECORD-10

Gracias a Google Maps logró el itinerario ideal. Salió del norte de Italia para rápidamente en Austria, y seguir por el Principado de Liechtenstein, Suiza, Alemania, Francia, Luxemburgo, Bélgica, Holanda y acabando en Dinamarca. Todo comenzó en 30 de agosto, con el objetivo de realizar el itinerario a una conservadora velocidad de 60 km/h, buscando recorrer 1.400 kilómetros.

La moto, con un motor refrigerado por aire forzado de 9 CV de potencia, ruedas de 12 pulgadas y una velocidad máxima de 100 km/h, estaba perfectamente preparada para asumir este reto. Lo más difícil para Marcus era evitar perder mucho tiempo en los repostajes y las comidas, por lo que contaba con una furgoneta de apoyo en la que llevaban gasolina y comida y bebida energética para él, además de comunicarse por radio para conversar y mantenerse despierto en los tramos nocturnos.

El viaje no fue para nada fácil, ya que desde el inicio del recorrido tuvo que soportar un altísimo calor, mientras que a mitad del trayecto fuertes lluvias. Durante las paradas, Marcus aprovechaba a hacer flexiones y ejercicios para desentumecer sus músculos. También tuvieron que resolver una pequeña fisura en el escape cerca de la frontera con Dinamarca, pero finalmente dejaron el récord mundial en 1.691 kilómetros.

En el pasado EICMA de Milán, se pudo ver expuesta la TL 125 dentro del stand de Scomadi, con las pegatinas en los laterales que demuestran la hazaña de esta moto. ¿El siguiente reto? Marcus ya está pensando en una vuelta al mundo en 80 días en scooter…