El «Castello di Gallano» en la localidad italiana de Valtopina ha sido el escenario elegido por el Leopard Racing para su puesta de largo de cara a 2016.

Un complejo residencial restaurado tras un fuerte terremoto es donde el Leopard Racing ha decidido mostrarnos su equipo y sus motos para el nuevo año. Tras lograr el título de Moto3 con el británico Danny Kent, este año suben la apuesta y hacen una nueva estructura en la categoría intermedia que contará con el propio Kent y con quien fue su rival para el título, el portugués Miguel Oliveira.

Para la categoría de Moto3, el equipo se refuerza con la incorporación de Fabio Quartararo, Joan Mir y Andrea Locatelli, cuyo objetivo principal será luchar desde el inicio por las primeras posiciones. Para ello cambian de mecánica, abandonado la Honda que les dio el título en 2015 y pilotarán unas KTM, con la idea de ser competitivos. También destaca la presencia de Gerard Riu, campeón de España de Moto3 y que defenderá los colores del Leopard en el FIMCEV, dentro del Team Stratos.

Durante el acto, Massimo Vergini, Christian Lundberg y Stefan Kiefer, ha trazado las líneas que seguirán durante la temporada en ambos campeonatos:

«El año pasado tuvimos una dura pelea con Oliveira y Bastianini para lograr el título, y esa victoria ha sido la que nos ha permitido dar el salto a Moto2 este año. No queremos descuidar la categoría pequeña, y hemos preparado un equipo de altísimo nivel. Conocemos bien a nuestros pilotos y a pesar de que cambiamos de marca para 2016, la ilusión y nuestro objetivo vuelve a ser el título.

En cuanto a Moto2, estamos trabajando muy duro para poder poner la moto a punto lo más rápido posible, ya que apenas tenemos días en los que poder entrenar. Aún así, llegaremos a Qatar fuertes, ya que tenemos a los mejores pilotos y con una gran proyección de futuro».