El Moto-Club La Bañeza y el Ayuntamiento de la localidad leonesa siguen sin llegar a un acuerdo sobre la celebración del Gran Premio, lo que podría dar al traste este año con la disputa de una de las citas con más historia en nuestro país.

Peligra la edición 2016 del Gran Premio de La Bañeza por la falta de entendimiento entre el Moto-Club La Bañeza y el Ayuntamiento de la localidad. El consistorio propuso que la prueba se realizase los días 20 y 21 de agosto, una fecha que no encaja en los planes del Moto-Club bañezano, cuya intención es organizarla o bien los días 6 y 7 de agosto, o bien durante el 13 y 14 del mismo mes.

Ante la firme medida del Ayuntamiento, el Moto-Club llevó a cabo una Asamblea General Extraordinaria tras la que decidieron renunciar a la organización de esta cita: «La Asamblea, que es Soberana, ha decidido que no organicemos la carrera de Velocidad en las fechas impuestas por usted los días 20 y 21 de agosto, por lo que si usted decide cambiar la fecha al 6 y 7 o 13 y 14 de agosto, rogamos nos lo haga saber ya que estaríamos orgullosos de seguir organizando la carrera de velocidad como desde el año 1954, y por el contrario si el día 10 de abril de 2016 no tenemos contestación, entendemos que prescinde de nuestros servicios este año 2016, dando por zanjado este tema, lamentando que no se hayan puesto en contacto con nosotros desde la fallida reunión del día 2 de febrero de 2016», aseguró el Moto Club por medio de un comunicado.

Ahora la decisión está en manos del Ayuntamiento, que al parecer cuenta con algunas alternativas para que el Gran Premio se lleve a cabo en las fechas previstas por ellos -20 y 21 de agosto-, ya que tres empresas privadas se han ofrecido para tomar el relevo del Moto-Club en la organización de una cita que atrae a muchos aficionados y aporta importantes beneficios económicos a la localidad leonesa. Entre tanto, el Moto-Club La Bañeza sigue esperando una posible contestación antes del 10 de abril por si finalmente pueden llegar a un acuerdo con el consistorio.

«Desde la más profunda decepción y sintiendo esta decisión como un fracaso de todos los implicados si finalmente no se celebra la carrera de Velocidad, por lo que supondrá de pérdida tanto económica como de prestigio para nuestra ciudad. Y si como alguna vez se nos ha dado a entender por usted, se organizara a través de una empresa externa o similar, les desearíamos el más completo de los éxitos, desde este club siempre hemos querido y siempre querremos lo mejor para nuestra ciudad», sentencia la Junta Directiva del Moto-Club bañezano.