24 puntos a favor de Razgatlioglu a falta de dos rondas

Toprak Razgatlioglu y Jonathan Rea siguen en plena lucha por el Mundial de Superbike 2021, siendo los protagonistas de un duelo inolvidable. El mano a mano está en su punto álgido y ya empieza a florecer una intensa (y por ahora sana) rivalidad entre ellos.


La lucha por el Mundial de Superbike 2021 entre Jonathan Rea y Toprak Razgatlioglu está propiciando una de las temporadas más emocionantes de la historia de este certamen.

El norirlandés pretende retener la corona de SBK tras seis títulos consecutivos, mientras que Razgatlioglu amenaza con romper esa jerarquía que el binomio Rea-Kawasaki mantienen intacta desde 2015.

Por el momento, la diferencia es de 24 puntos a favor del turco cuando aún quedan 124 en juego, los que se repartirán entre Argentina e Indonesia. Pero tras superar la fase más intensa de la temporada, con cuatro rondas en cinco semanas, las espadas están en todo lo alto entre los dos candidatos al título.

Después de varias luchas, algunas con toques incluidos, y de ser ambos los protagonistas prácticamente en cada carrera, el buen rollo era patente entre los dos, pero ese buen ambiente se está quedando aparcado a medida que se avecina el final de temporada y va creciendo la tensión entre los protagonistas.

Cruce de declaraciones en Portimao


Ese clima de tensión empezó a llegar cuando Razgatlioglu perdió su victoria en la Superpole Race de Magny-Cours por haber pisado mínimamente la zona verde en la última vuelta, motivo por el cual Kawasaki se ciñó al reglamento y reclamó, por lo que ese triunfo fue a parar a manos de Rea.

Las acciones en pista están propiciando un duelo de muchísimos quilates, pero también algunos toques entre ambos, los últimos en la primera manga de Portimao, que hicieron que Rea alzase la voz: «No estoy aquí para tirarle mierda a Toprak, y mucho menos para señalarle con el dedo, ya que no quiero ser un llorón como alguien me ha dicho en el pasado. Pero creo que hay un límite para ciertas acciones y muchas veces él no lo respeta, ya que corre como si no tuviera en cuenta al resto de los pilotos», soltó Rea tras la carrera del sábado.

«Como sabemos, Toprak es un piloto que entrena en la pista de Sofuoglu y probablemente está acostumbrado a ciertas maniobras. Esta vez Toprak ha hecho contacto en varias ocasiones y mañana (por el domingo) me arremangaré. Solo me gustaría mencionar que en la curva 13, yo ya estaba saliendo de la curva cuando entró», añadió el norirlandés tras una carrera que acabó con victoria de Razgatlioglu y caída de Rea, y que disparaba la ventaja del turco a los 45 puntos.

El domingo se giraron las tornas en pista y fuera de ella. Rea ganó la segunda manga (se había caído previamente en la Superpole Race) y Razgatlioglu se fue al suelo, lo que dejó la ventaja del turco en 24 puntos. A Toprak le preguntaron por las palabras que Rea dijo el día anterior y no dudó en contestar: «Él también me tocó a mí en Navarra y yo no dije nada al respecto. Si habla es porque está cabreado por el Mundial. Yo prefiero no hablar y centrarme en las carreras, seguiré corriendo igual, no voy a cambiar mi estilo».

Y sobre las palabras de Rea haciendo referencia a los entrenamientos de Toprak con Kenan Sofuoglu, comentó que «en Turquía siempre entrenamos así. A veces nos tocamos, pero es parte de las carreras. Como he dicho, yo seguiré peleando así hasta el final».

Y cruce de celebraciones


La interesante rivalidad que se está generando entre estos dos fantásticos pilotos les ha llevado a una especie de lucha psicológica con la que esperan ayudar a inclinar la balanza hacia su lado en este campeonato.

Prueba de ello es que tras ganar la primera manga, Razgatlioglu celebró la victoria barriendo la zona verde la curva 5 en clara alusión a la queja de Kawasaki en Magny-Cours.

Al día siguiente, fue Rea el que logró la victoria y se fue a esa misma curva para quemar rueda justo en la zona verde que había barrido Toprak el sábado. La emoción, la tensión y la rivalidad está servida entre estos dos pilotos en un final de temporada que promete ser inolvidable.

Volver a la home