Unidad 'tuneada' por el artista Paolo Troilo

Una Ducati Streetfighter V4 Lamborghini pasa por las manos literalmente del artista Paolo Troilo para adquirir una decoración absolutamente impactante que la hace única e irrepetible.


Ducati y Lamborghini se han unido para crear una obra de arte. Y lo decimos literalmente. La galería Cavour de Bolonia ha albergado el evento "Art of Creating Myths" (El arte de crear mitos), donde se ha presentado a Centauro, una creación firmada por Paolo Troilo y basada en una de las pocas unidades limitadas de la Ducati Streetfighter V4 Lamborghini Speciale Clienti que sirve de continuación de Minotauro, una pintura del artista realizada por el artista en 2021 sobre la carrocería de un Lamborghini Huracán EVO.

La moto se identifica por la intervención de Paolo Troilo (Taranto, 1972), un artista conocido por su técnica única de pintura con los dedos hiperrealista, única en el mundo. Centauro se ha pintado con esta técnica representando de manera figurativa en la zona del depósito y los paneles laterales los brazos de un hombre doblados mientras acelera. Esto se combina con otros recursos de descomposición geométrica abstracta que se esparcen por el resto de piezas de la moto. El resultado es espectacular y muy llamativo.

Ducati Streetfighter V4 Centauro 3La idea de este evento nació en septiembre de 2022 cuando se presentó la Ducati Streetfighter V4 Lamborghini, la segunda colaboración entre ambas marcas después de la anterior Diavel 1260 Lamborghini. Hay que recordar que la Streetfighter V4 Lamborghini era una serie limitada y numerada de sólo 630 ejemplares que se carecterizaban por una brillante decoración en Citrea Green y Dac Orange. Sin embargo, la exclusividad iba más allá con una serie aún más exclusiva de 63 unidades denominada Speciale Clienti, que permitía poner en contacto a 63 clientes de Lamborghini directamente con el Centro Stile Ducati y configurar su Ducati Streetfighter V4 Lamborghini con colores, carrocería y llantas exactamente iguales a las de su Lamborghini. Uno de ellos era el propietario de Minotauro, que pidió a Ducati, a Lamborghini y al artista Troilo que dieran vida a la obra de arte Centauro.

El evento "Art of Creating Myths" se celebró la semana pasada con 200 invitados y con la presencia de los directores generales de las dos empresas: Claudio Domenicali y Stephan Winkelmann. Ambos ejecutivos aprovecharon para ensalzar la colaboración entre las dos marcas italianas (que pertenecen al grupo Audi) que han contribuido a escribir la historia del Motor Valley y que continúa trabajando codo con codo en diversos proyectos.