Normas estrictas para la vuelta al trabajo en Borgo Panigale

Ducati retoma la actividad hoy en Borgo Panigale, pero con estrictas medidas de seguridad e incluso manteniendo el teletrabajo obligatorio para los que pueden trabajar desde casa.


Ducati comienza este lunes 27 de abril su vuelta gradual a la normalidad. Cumpliendo con el protocolo de medidas impuestas por el gobierno italiano para frenar la propagación del Covid-19 en el lugar de trabajo, Ducati tuvo que suspender la actividad en su planta de Bolonia el pasado 13 de marzo para reorganizar los horarios de producción. Después llegó el decreto que suspendió todas las actividades no esenciales, por lo que no se pudo reiniciar la producción.

Sin embargo, la mejora de la situación sanitaria ha hecho que el gobierno italiano permita desde hoy el reinicio de la actividad de ciertas industrias estratégicas, como las dirigidas a las exportaciones. Empieza la primera fase de retorno que, de momento, involucra a una parte de los trabajadores de las cadenas de producción. El personal del taller comenzará primero, luego los trabajadores de ensamblaje de motores y, desde el martes 28 de abril, los trabajadores de ensamblaje de motocicletas. El teletrabajo seguirá siendo obligatorio para aquéllos que lo pueden realizar desde casa mientras que los que no lo puedan realizar, podrán acudir a la fábrica. Los que trabajan en las áreas de comercial, marketing, informática, recursos humanos, finanzas, compras y logística trabajarán de forma remota.

Los turnos de producción pasan de ocho horas a dos turnos de siete horas para permitir que el mínimo número de personas esté dentro de la planta al mismo tiempo. Por su parte, en la cafetería se impondrá la norma de un asiento por cada cuatro sillas.

En I+D ya están trabajando o desde casa o en Borgo Panigale, cuando es imposible hacerlo en el hogar, como en las salas de pruebas de motores, los que realizan pruebas de motocicletas y los encargados de pruebas de laboratorio. Diseñadores, jefes de proyectos y los del departamento de cálculo trabajarán en remoto. Esto asegurará las entregas de motocicletas Ducati y el desarrollo de nuevos productos.

Todas las normas cumplen con el protocolo actualizado el 24 de abril, pero algunos puntos son aún más restrivtivos. Por ejemplo, dentro de la empresa se requiere el uso de mascarillas, independientemente del distanciamiento. El protocolo interno ha sido consensuado por la compañía y el RSU (organismo unificado de representación de trabajadores) formado el 23 de febrero, justo dos días después del descubrimiento de la primera persona infectada en Italia. Muchas medidas están basadas en las medidas de seguridad tomadas en plantas chinas del grupo Volkswagen en China, en particular el FAW-VW de Chanchung, donde se suspendió la producción sólo durante una semana pero donde las medidas de protección estricta, distanciamiento e higiene siguen en vigor.

Las visitas al Museo, fábrica y Física en Moto seguirán suspendidas hasta nuevo aviso mientras que la entrada a la fábrica está prohibida a proveedores, distribuidores, empresas contratadas externas y personal externo en general, a menos que se pruebe y se requiera inevitablemente para la continuidad de las actividades.

Claudio Domenicali, CEO de Ducati: «Estamos listos, hemos trabajado duro durante las últimas semanas para minimizar cualquier riesgo. A pesar de ello, tendremos que ser extremadamente cautelosos y rigurosos. El virus todavía está circulando y, por lo tanto, debemos ser cuidadosos para combatir cualquier forma posible de transmisión. Este es el motivo por el que todas las personas presentes en la fábrica llevarán mascarillas, debemos proteger a la población de la presencia de positivos asintomáticos que, aunque en un porcentaje pequeño, están presentes en la actualidad y no se identificarán en la prueba de temperatura obligatoria. Las pruebas serológicas pueden ayudar pero representan sólo una solución instantánea; deben repetirse a diario en la entrada, y esto es obviamente extremadamente difícil. Por este motivo, las mascarillas y el distanciamiento son tan importantes. Obviamente, adaptaremos los protocolos a la evolución de la situación de salud y a las indicaciones dadas por el Estado y la Región de Emilia-Romagna. Hemos estado en constante contacto con el Presidente Bonaccini, a quien agradezco el apoyo, con el concejal Colla y con el comisionado Venturi para prepararnos mejor ante esta eventualidad. El mercado de las dos ruedas es muy estacional, y la parada de producción en marzo y abril ya ha tenido efectos negativos en las ventas. El mercado chino ya está en auge, las ventas en Corea y Japón lo están haciendo bien. En Alemania, los puntos de venta han estado abiertos durante una semana y ya tenemos una gran escasez de producto. Realmente creo que este reinicio puede permitirnos al menos reducir en parte los efectos negativos del bloqueo que nos vimos obligados a respetar, desafortunadamente en el peor momento. Tenemos una espléndida cartera de pedidos: la nueva Streetfighter V4 recién lanzada ha conseguido la aprobación unánime de la prensa especializada y es la reina indiscutible de la categoría. Desafortunadamente, la producción se detuvo un mes después de su inicio. Luego también hay muchos pedidos de la Multistrada 1260 S Grand Tour y de la Panigale V2. También tenemos los almacenes vacíos de Multistrada 950 y de Ducati Scrambler 1100 PRO. Estoy convencido de que en esta ‘fase dos’, la moto demostrará ser un medio extraordinario para combinar diversión, pasión y la posibilidad de tener un vehículo para pasar el fin de semana pero también para moverse de forma rápida y segura en la ciudad, sin ningún problema de estacionamiento y distanciamiento social. Quiero agradecer a todos los empleados de Ducati que han gestionado de forma paciente y colaborativa esta fase tan anómala y no están apoyando en la gestión del reinicio».

Deja un comentario

Volver a la home