Ducati está desarrollando un radar delantero y trasero para evitar colisiones

Ducati presenta algunas innovaciones dentro de su “2025 Safety Road Map”, una estrategia destinada a introducir en el mundo de la moto nuevos sistemas y tecnologías de seguridad, que se inició en 2014 con la Ducati Multistrada 1200 D-Air, capaz de interactuar con la chaqueta con Airbag de Dainese.


Ducati sigue investigando para incorporar en su gama de motos los últimos avances en materia de seguridad y ya está probando un sistema de radar anticolisiones delantero y trasero. Este sistema de asistencia avanzada (ARAS) busca aumentar los niveles de seguridad del conductor mediante la incorporación en la moto de varios sensores, destacando los radares que pueden proporcionar información en el entorno alrededor de la moto y ayudar a prevenir colisiones contra obstáculos u otros vehículos al alertar al conductor.

Ducati ya empezó a desarrollar este tipo de sistemas en 2016 junto a la Universidad Politécnica de Milán, que ha llevado al desarrollo de un sistema de avisos basado en un radar trasero que sea capaz de identificar y señalar los vehículos presentes en el llamado punto ciego, esa sección de carretera que no podemos ver directamente ni a través de los espejos retrovisores. En mayo de 2017 ya se presentaron las patentes sobre los algoritmos de control de este sistema y se seleccionó un socio tecnológico para desarrollar y producir, al que se añadió un segundo radar para la parte delantera.

Ambos radares serían complementarios, ya que el delantero se encargaría de gestionar el control de crucero adaptable y de mantener una distancia de seguridad determinada establecida por el usuario, advirtiendo al conductor de cualquier riesgo de colisión. Estos sistemas, junto con una interfaz de usuario avanzada y diseñada para avisar de los peligros, estarán disponibles en uno de los modelos Ducati de 2020.

Esta estrategia, denominada “Safety Road Map 2025” ya está implementando algunos de sus productos en la gama actual Ducati, como la llegada del sistema Bosch ABS Cornering a todas las motos de la marca. Este sistema de frenado mejora la seguridad, ya que además de garantizar el control de la pérdida de agarre durante el frenado en línea recta, permite también el control completo al tomar una curva, eliminando el riesgo de caídas en la entrada a las mismas.