Bautista ya viste de rojo Ducati

Ducati puso en marcha su ambicioso proyecto para el Mundial de Superbike 2019, en el que intentarán destronar al binomio Kawasaki-Rea con Álvaro Bautista, Chaz Davies y la imperial Ducati Panigale V4 R, que se estrena en el campeonato de las derivadas de serie.


Empieza una nueva era para Ducati en el Mundial de Superbike. Por primera vez, la firma italiana pondrá en pista una tetracilíndrica en el certamen de las derivadas de serie, lo que marca un antes y un después para la casa boloñesa, que siempre había apostado por las bicilíndricas. La nueva Ducati Panigale V4 R es la nueva arma de los italianos, la apuesta firme con la que quieren poner fin a la hegemonía de Kawasaki y Jonathan Rea en el WSBK después de los cuatro títulos consecutivos que acumula esta infalible pareja.

Pero la apuesta de Ducati para esta temporada no se reduce únicamente a la nueva moto, cuyo rendimiento aún está por ver, sino que además han formado una pareja altamente competitiva. Chaz Davies, triple subcampeón del mundo, afronta su sexto curso consecutivo con la firma de Borgo Panigale, y estará acompañado por un piloto que desembarca en el Mundial de Superbike directamente como un firme aspirante al título: no es otro que Álvaro Bautista, que después de nueve temporadas en MotoGP debutará en el WSBK como piloto oficial de Ducati.

El reto de Ducati es mayúsculo, pero han puesto toda la carne en el asador para recuperar la corona de un certamen en el que no se llevan el título desde 2011, cuando lo hizo Carlos Checa. La dupla Bautista-Davies conforma uno de los equipos más potentes de la parrilla, aunque la incertidumbre a día de hoy está en conocer cuál es el verdadero rendimiento de la 'novata' Panigale V4 R en comparación a las Kawasaki ZX-10RR y Yamaha YZF-R1, que serán las dos grandes rivales a batir, sobre todo la primera de ellas.

La presentación del Aruba.it Ducati se llevó a cabo en el Auditorio de Borgo Panigale. Allí se mostraron los colores de las Panigale V4 R, cuya estética es prácticamente calcada a la que lucía el equipo el pasado año. Cabe destacar que la montura italiana incorpora unos apéndices en el carenado al más puro estilo MotoGP.

Uno de los grandes atractivos era el de ver por primera vez el #19 de Álvaro Bautista sobre los colores que lucirá este año. El talaverano se mostraba muy motivado de cara a esta nueva andadura. Por el momento, ya ha completado seis días de test, a falta de los últimos ensayos de Phillip Island, donde después arrancará el campeonato el fin de semana del 22 al 24 de febrero.

«No puedo esperar más para empezar esta nueva aventura», decía el piloto español. «El balance de los test de invierno es realmente positivo. El proyecto es nuevo y aún queda mucho trabajo por hacer, pero vuelta a vuelta vamos encontrando una buena base sobre la que trabajar. Todavía tengo que adaptarme a esta nueva situación técnica, particularmente con los neumáticos, pero el rendimiento de esos seis días de pruebas es sin duda esperanzador», añadía Bautista.

Sobre la primera carrera del año, Bautista comentaba que «Phillip Island es una pista espectacular y que siempre me ha gustado. No podría haber un sitio mejor para empezar esta nueva aventura y haremos todo lo posible para estar preparados», concluyó.

Fotos Ducati Panigale V4 R, Mundial de Superbike 2019