La fábrica italiana ha mostrado en las instalaciones de Borgo Panigale la nueva Ducati Desmosedici GP 15, la moto con la que esperan volver a la senda de la victoria esta temporada.

Fotos: Ducati

El Auditorio de Borgo Panigale ha sido, una vez más, el lugar elegido por Ducati para llevar a cabo su presentación oficial de cara a esta temporada. La marca italiana, que cuenta con unas expectativas mucho más altas que en temporadas anteriores, descubría su nuevo proyecto con una dupla 100% italiana y la Desmosedi GP 15 como joya de la corona.

Una de las apariciones más destacadas fue la de Gigi Dall’Igna, Director General de Ducati Corse y la persona sobre la que gira el renacer de Ducati en la categoría reina. La mano del ingeniero italiano comenzó a notarse desde su llegada el pasado año, en el que la fábrica de Borgo Panigale dio un paso adelante en su rendimiento. No obstante, Dall’Igna se muestra ambicioso en la evolución de la Desmosedici y no dudaba en afirmar que «el objetivo de Ducati para esta temporada es ganar al menos una carrera», algo que la marca no logra desde el GP de Australia de 2010, cuando Casey Stoner obtuvo la última victoria de Ducati en MotoGP hasta la fecha.

Ducati Desmosedici GP 15 - Motorbike Magazine

© Ducati

Los encargados de intentar llevar al equipo oficial de Ducati de vuelta a las primeras posiciones serán Andrea Dovizioso y Andrea Iannone, que en el primer test de Sepang ya dieron muestras de la mejora de la marca italiana. No obstante, los dos pilotos italianos rodaron en Malasia con la Desmosedici GP 14.3, la última evolución de la moto de la pasada temporada. Los resultados obtenidos en Sepang despertaron el optimismo, y se espera que la GP 15 sea todavía más competitiva. Dall’Igna confirmaba recientemente que se trata de una moto «totalmente diferente», pero que conserva algunos rasgos básicos con respecto a la de 2014.

Llegó entonces el momento más esperado: la puesta de largo de la nueva Ducati Desmosedici GP 15. Tanto Dovizioso como Iannone coincidían al indicar que se trata de una moto más compacta y estrecha que la del pasado año, aunque Dovizioso incidía en que «el mayor cambio está dentro». En el segundo test de esta temporada, que comenzará la próxima semana en Malasia (del 23 al 26 de febrero), se podrá comprobar el rendimiento de la nueva Ducati.