Ducati Madrid, un proyecto de éxito

El nuevo proyecto de Ducati Madrid, inaugurado en marzo de 2018, avanza con paso firme. Conocemos al detalle una sede que ha revolucionado el concepto de concesionario oficial.


En marzo de 2018, el concesionario Ducati Madrid dio un giro radical. La sede de la marca de Borgo Panigale en la capital contaba ya con 12 años de vigencia, pero a partir de la fecha anteriormente mencionada, se abrió un antes y un después para este proyecto. Las nuevas instalaciones situadas en pleno centro de Madrid (junto a Plaza Castilla) abrieron sus puertas el 23 de marzo de 2018 con una inauguración por todo lo alto, a la que no faltaron nombres como el de Claudio Domenicali, CEO de la firma italiana, Carmelo Ezpeleta, Consejero Delegado de Dorna, y Jorge Lorenzo, que por aquel entonces era piloto oficial de Ducati en MotoGP.

Aquella puesta de largo no fue más que el preludio de lo que estaba por venir y la confirmación del espectacular cambio de imagen que se había llevado a cabo.

Tras una potente inversión, Ducati Madrid estrenó un nuevo concesionario de 1600 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas: en la planta calle se encuentra la recepción de taller y exposición Ducati, en planta sótano la zona Scrambler y el almacén, en la primera planta se encuentran tanto el taller como parte de la exposición de Ducati, mientras que en la segunda planta están las oficinas y la exposición de vehículos de ocasiones.

«Hemos invertido mucho en acondicionar y preparar unas viejas instalaciones para ofrecer una magnífica experiencia a nuestros clientes; algo que ha venido acompañado de doblar la plantilla, formarla y entrenarla para proporcionar el mejor servicio posible a los clientes», nos explica Javier Garoz, CEO de Ducati Madrid. Como gerente de este nuevo proyecto, es el alma máter de esta nueva etapa de Ducati Madrid que está dando muy buenos frutos pese al corto lapso de tiempo que lleva en funcionamiento.

Y es que el nuevo Ducati Madrid se ha convertido en algo que va más allá de un concesionario en el que poder encontrar todos los modelos de la firma de Bolonia, hasta el punto de que 'se haga la boca agua' con las Panigale V4, estándar y R que presiden una de las plantas. Además de sus grandes instalaciones, cuidadas al detalle, ofrece una zona de boutique, un servicio de alquiler de motos Ducati, cursos de conducción, viajes en moto y rutas para sus usuarios... En definitiva, una amplia variedad de servicios. «Estamos aglutinando prácticas exitosas, digitalizando el negocio y aportando una gestión diferente. Yo diría que es un “nuevo modelo de gestión” que se adapta mejor a los tiempos actuales», explica Garoz.

Esa adaptación implica detalles como el de digitalizar el negocio para permitir tener un contacto 24/7 con los clientes, hasta el punto que por medio de la web ducatimadrid.com es posible reservar una cita en el taller o solicitar la prueba de una moto. Entre esos servicios anteriormente mencionados, destaca el éxito del alquiler de motos Ducati Madrid Rent, gracias al cual se pueden alquilar todos los modelos de la gama, excepto las Diavel y Panigale. Mediante dicho servicio es posible pasar un fin de semana con una Monster 821 por 200€ o realizar un viaje con una Ducati Multiestrada Enduro por algo más de 100€ al día.

Este servicio está cuidado al detalle por la firma italiana, tal y como nos cuenta Garoz: «Desde Ducati también se ha puesto en marcha la marca Ducati Approved que ampara la venta de vehículos de ocasión con condiciones de reestreno. La financiación Ducati Active, con cuotas mensuales reducidas. Las ampliaciones de garantía y los paquetes de mantenimiento».

Destacan también las rutas de fin de semana o los viajes organizados por Ducati Madrid, que aportan un plus a sus clientes: «Ofrecemos viajes excepcionales y experiencias que les hagan disfrutar de la moto y todo lo que lleva aparejado. Acabamos de regresar del segundo viaje a Marruecos que ha resultado un auténtico éxito. Con la participación de 40 clientes, 30 motos y más de 4.000 km de rutas durante 9 días. Durante el mes de junio impartimos el primer curso de conducción segura que regalamos a nuestros clientes por la compra de una moto. Nos preocupa el uso responsable y seguro de la moto y creemos en la formación como vía para fomentarlo», nos comenta su CEO.

A todo ello hay que sumarle un nuevo proyecto que ya está en marcha, que verá muy pronto la luz y que promete ser otra pieza importante en el engranaje de Ducati Madrid: una tienda online. Además de la llegada de ésta, se mantendrán los servicios que se han convertido ya en un sello de identidad. «Lanzamos en breve la tienda online para venta de productos boutique y en un futuro accesorios y repuestos. Seguiremos con los cursos de conducción segura y las rutas y viajes. También expandiremos nuestra presencia para poder llegar mejor a los clientes actuales y futuros de Ducati», añade.

La experiencia de usuario, un aspecto clave


Uno de los puntos en los que más se incide (si no el que más) en el nuevo Ducati Madrid que nació en 2018 es la experiencia de usuario. Los servicios anteriormente descritos han supuesto un salto de calidad más que evidente en esta faceta y han convertido a este concesionario en un referente en la interacción con sus clientes. «La relación con el cliente, sus preferencias e intereses han evolucionado. La manera de relacionarse ha cambiado sustancialmente. Es por ello que el negocio ha cambiado y así deben hacerlo también los concesionarios. La cercanía personal ya no es suficiente».

Un taller de máxima confianza; el mantenimiento de tu Ducati, en buenas manos


Otro de los aspectos en los que más destaca Ducati Madrid es su taller. Basta con pasar por sus instalaciones para comprobar de primera mano la calidad de las mismas. Los ducatistas tienen el lugar perfecto para dejar su moto en las mejores manos, hasta el punto de que todos los mecánicos y técnicos que forman parte del equipo han recibido una formación específica en Borgo Panigale sobre los modelos de la firma italiana, para conocerlos al más mínimo detalle, incluida la electrónica, un aspecto fundamental en la era actual del que conocen todos los entresijos.

Todos los técnicos son certificados por Ducati. «Dada la complejidad tecnológica de los trabajos a realizar, todos los años pasan por cursos técnicos en la fábrica de Borgo Panigale donde amplían sus conocimientos en los nuevos modelos, y atienden los exámenes periódicos que realiza Ducati de sus conocimientos y nuestras instalaciones para asegurar el rigor y la calidad. Su correcta formación y destreza es nuestra máxima prioridad, pues entendemos que es la manera de prestar un servicio postventa de calidad», cuenta Javier Garoz al respecto.

El taller dispone de todos los equipos tecnológicos necesarios para realizar los trabajos de mantenimiento y reparación, lo que lleva implícita la consiguiente inversión para estar siempre a la vanguardia y en consonancia con la evolución de los diferentes modelos de Ducati.

El Servicio Técnico postventa, incluido en el proceso de digitalización, es otro de los puntos fuertes, ya que se realiza una documentación completa, se toman fotografías del estado de la moto y, a partir de ahí, cada mecánico dispone de su propia tablet para acceder a la información, medir los tiempos y documentar el trabajo que se ha realizado con la moto para mostrárselo al cliente. Por tanto, el cliente puede conocer el estado de su motocicleta y comprobar cómo van los trabajos hechos por el Servicio Oficial.

«A los propietarios de una Ducati le recomendamos encarecidamente llevarla siempre a un “Servicio Oficial” que mantenga la conexión permanente con la fábrica y los departamentos técnicos y de atención al cliente indispensables para mantener un historial adecuado de su motocicleta, y proponer las posibles actualizaciones necesarias en el futuro», expone Garoz.

«Esto mantiene la motocicleta siempre actualizada y en correcto funcionamiento, al mismo tiempo que incrementa su valor de reventa en el mercado al presentar un correcto mantenimiento con repuestos originales, kilometraje certificado y los mantenimientos necesarios pasados en “Servicio Oficial”». Todo ello sirve para mantener la garantía de fábrica y para garantizar la posible contratación de programa "Ever Red", según el cual se puede extender la garantía de fábrica para cubrir posibles fallos y revalorizar la motocicleta.

En definitiva, con un gran abanico de opciones y actividades, Ducati Madrid se consolida como una referencia que va mucho más allá del concepto de concesionario. Una oportunidad de oro para todos los fieles ducatistas que tienen en la capital un lugar que satisface, con creces, sus necesidades.