El piloto de Pramac Racing usa un carenado aún más protuberante

Ducati sigue siendo una de las grandes protagonistas en Brno. En plena guerra aerodinámica, la marca italiana sigue estando a la vanguardia en cuanto a la innovación en este apartado, con diseños que no están pasando ni mucho menos desapercibido. Así ha sucedido hoy con la versión que ha estrenado Petrucci.



El GP de la República Checa se ha convertido en el del estreno definitivo del nuevo carenado de Ducati. Primero fue Jorge Lorenzo el que exhibió en su GP17 un diseño que llamó mucho la atención por las dos abultadas entradas de aire que incorporaba en el lateral, con las que se espera aportar una mayor estabilidad en el tren delantero y reducir el wheelie -caballito- a la salida de las curvas con este incremento de la carga aerodinámica delante.

Sin embargo, Ducati no había enseñado todas sus cartas en Brno. La usada por Lorenzo era la ‘versión reducida’, por así decirlo, de la definitiva que este sábado ha portado Danilo Petrucci en su Desmosedici GP17. El carenado va un paso más allá, con unas entradas de aire que son todavía más pronunciadas y que ‘tapan’ unos alerones internos, haciendo un conjunto bastante abultado, incluso más que el que lleva Lorenzo.

Petrucci ha estrenado esta versión en la tercera sesión de entrenamientos libres, pero no ha salido más con ella durante el día, puesto que parece que no ha acabado del todo satisfecho con las sensaciones que le ofrecía en esta pista. No era la primera vez que lo probaba, puesto que ya había hecho un test en Misano previamente con estos amplios apéndices, que tienen como punto positivo una mayor estabilidad en curvas rápidas, pero perdiendo agilidad en los cambios de dirección.