Ducati continúa el desarrollo de sus sistemas C-V2X

Ducati se ha presentado en el CES Las Vegas 2019 y, junto a Audi, Ford y Qualcomm, ha presentado tecnologías de intercomunicación C-V2X que mejoran la seguridad.


El CES de Las Vegas ha sido también el escenario para que Ducati (junto a Audi y Ford) haya presentado por primera vez en EEUU las evoluciones de su sistema de intercomunicación entre vehículos, infraestructuras urbanas y peatones. Algunos se acordarán de que ya el pasado verano hablamos del sistema C-V2X de Ducati y el test realizado en Alemania. Se trata de una continuación del proyecto ConVeX (Connected Vehicle to Everything), que forma parte de la estrategia global “Safety Road Map 2025” de la marca, en la que se trabaja en direcciones como extender el ABS en curva a toda la gama o el lanzamiento de un modelo en 2020 con radar trasero y delantero.

En este caso, los esfuerzos realizados por el grupo Audi (en el que está Ducati), Ford y Qualcomm están acelerando la llegada de tecnologías de comunicación C-V2X que mejoran la seguridad, la fluidez del tráfico y la conducción autónoma. Los ensayos se han realizado con una Ducati Multistrada 1260 junto a turismos Audi y Ford, poniéndolos en diferentes situaciones de conducción para mostrar el funcionamiento de las comunicaciones C-V2X (‘cellular vehicle to everything). Todos los vehículos contaban con el sistema Qualcomm 9159 C-V2X con el que supieron cooperar para ‘negociar’ en una intersección de cuatro direcciones sin señalizar y sin línea de visión.

También se han mostrado aplicaciones de comunicación entre vehículos adicionales (V2V), entre vehículo y peatón (V2P) y vehículo e infraestructura (V2I), lo que da cuenta del nivel de desarrollo y potencial que tiene esta tecnología. El V2V se aplicó en el IMA (Asistente de movimiento en intersecciones), un sistema clave para corregir los ángulos de colisiones en las intersecciones. Por su parte, el V2P ayuda a proteger a los usuarios más vulnerables como son los peatones y los ciclistas. Por su parte, el V2I utiliza el Work Zone Warning, que advierte al conductor de posibles peligros por obras en la vía.

Durante todo el 2018 se han hecho ensayos de este tipo en Europa, Japón, Australia, China y Estados Unidos. Ducati, Audi y Ford están entre algunos de las marcas de automoción que están evaluando las tecnologías de C-V2X, sobre todo con la llegada de la tecnología 5G móvil. A esto hay que añadir otros sensores de ADAS (sistema avanzado de asistencia al conductor) como un radar, detección por láser o cámaras, que junto al C-V2X forman un conjunto de sistemas de seguridad en expansión.