Importante lavado de cara del circuito británico

El histórico circuito inglés de Donington Park ha comenzado las obras para mejorar sus instalaciones de cara a la próxima temporada. Habrá cambios en las gradas, la pista y el paddock.



Nada más comenzar el 2017 conocimos la noticia de que la empresa MotoSport Vision (MSV) pasaba a ser la nueva propietaria del circuito de Donington Park. La compañía, dirigida por Jonathan Palmer -padre del piloto de F1 Jolyon Palmer-, se hizo con el trazado británico con el objetivo de impulsar la actividad de una pista que en la década de los 90 llegó a albergar tanto el Mundial de Motociclismo como el de F1. En el caso de MotoGP, 2009 fue la última temporada en la que el sinuoso circuito inglés formó parte del calendario.

MSV no es una empresa cualquiera. A lo largo de los años se ha convertido en la entidad propietaria de varios de los circuitos británicos más conocidos, como Oulton Park, Cadwell Park, Brands Hatch y Snetterton, por lo que su dominio se está extendiendo hasta casi rozar el monopolio de las pistas más prestigiosas de su nación. Donington Park, circuito histórico que estaba pidiendo a gritos un lavado de imagen, se convirtió en su última adquisición, y desde MSV ya han empezado a trabajar en ello.

El objetivo es contar con unas instalaciones mucho más preparadas y modernas para la temporada 2018, una remodelación que han empezado a preparar durante este parón invernal con tal de tenerla lista para marzo del próximo año, momento en el que comenzará la temporada de carreras.

La reforma incluye la construcción de una nueva tribuna en el exterior de la curva Hollywood, la mejora de uno de los paddocks del circuito, la creación de una nueva oficina de carreras en el edificio adyacente al complejo de la Fórmula E y construcción de un nuevo restaurante. También se modificarán los colores en pianos y protecciones, que dejarán de ser azul y blanco para recibir una decoración en rojo, negro y blanco. La actual entrada al paddock pasará a ser la entrada principal al circuito, y también se mejorarán los accesos para vehículos y peatones.

Con todo esto, se espera que Donington Park se convierta en un circuito más moderno y que las instalaciones que rodean sus 4.023 metros de pista estén a la vanguardia. Durante unos meses, cabía la posibilidad de que el GP de Gran Bretaña de MotoGP 2018 se volviese a celebrar allí por las dificultades económicas de Silverstone, pero finalmente la sede que acoge esta cita desde 2010 seguirá un año más. Donde sí podremos disfrutar del espectacular trazado de Donington Park será en el Mundial de Superbike y en el British Superbike, dos de las primeras competiciones que podrán disfrutar de las reformas que se están llevando a cabo.