Las motos Harley-Davidson podría ser gravada con un 25% de aranceles en la UE

Donald Trump ha confirmado la ley que grava el aluminio y el acero extranjeros, una medida que puede despertar represalias en el exterior. Una de ellas es la aplicación de un gravamen de hasta el 25% a las importaciones de Harley-Davidson y otros productos en la Unión Europea.


Donald Trump ha cumplido la promesa. Tal y como os informábamos hace pocos días, el presidente de los Estados Unidos ha decidido aplicar unos aranceles de nada menos que el 25% al acero y del 10% al aluminio procedentes del extranjero con fines proteccionistas. De momento, sólo se han confirmado las exenciones de Canadá y México, pero el resto de la comunidad internacional ha levantado su voz contra la medida del líder estadounidense.

Como ya os dijimos, la Unión Europea advirtió de que, de llevarse a cabo la medida, la Comisión Europea ya tenía preparada una lista de productos (y empresas) estadounidenses que serían gravados con nuevos impuestos como represalia. En esta lista encontramos marcas muy conocidas y, entre ellas, una de las más icónicas como es Harley-Davidson. La propia firma de Milwaukee se mostró en contra de este tipo de medidas que afectarían a sus ventas en el viejo continente y, por tanto, a sus trabajadores a ambos lados del Atlántico…

De nada han servido las quejas de unos y de otros y Donald Trump ha presentado la medida rodeado de trabajadores locales del acero y el aluminio. Los aranceles entrarán en vigor dentro de 15 días.

Está por ver si la UE puede negociar esta medida, ya que desde la administración americana están abiertos a negociar los aranceles y sus exenciones «país por país».

¿Habrá represalias de la UE contra Harley-Davidson y otras marcas?


Hoy ha sido el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, el que ha salido en rueda de prensa a valorar la medida de EEUU. Desde Bruselas han valorado negativamente la firma de Trump y ha afirmado que la Unión Europea está «lista para responder», sin duda una sentencia que confirma el clima de guerra comercial que se puede despertar. Aún existen dudas de cómo se va a aplicar la medida y existe la expectativa y la esperanza de que las empresas de la UE, «que no son la fuente de una amenaza a su seguridad», queden excluidas de estos aranceles.

A partir de ahora, habrá que ver cómo evoluciona el trabajo diplomático en los despachos o, de lo contrario, se pondrán en marcha «medidas reequilibradoras, esperando no vernos forzados a tener que usarlas», ha declarado Katainen. Traducido: la UE aún mantiene la esperanza de que la sangre no llegue al río…

Si no, el Ejecutivo de Bruselas sacará la lista provisional de empresas a las que se les empezaría a aplicar aranceles de hasta un 25%. En ella está Harley-Davidson. Las míticas custom pasarían a tener precios absolutamente prohibitivos en Europa, lo mismo que en otros sectores con marcas textiles, maquillaje o alimentación. Ojo por ojo.

¿Servirán las amenazas de la UE para que Donald Trump las tome en consideración? ¿Sería viable la comercialización de Harley-Davidson con precios un 25% mayores?