10 victorias en su primera temporada en Supersport

Dominique Aegerter es el nuevo Campeón del Mundo de Supersport. El suizo sacó la calculadora en Argentina y tomó los riesgos mínimos para llegar a Indonesia con el título. Su máximo rival, Steven Odendaal, perdió sus opciones tras una segunda manga en la que fue arrollado por Manu González en la primera curva.


Dominique Aegerter tuvo el pasado fin de semana la posibilidad de ser Campeón del Mundo de Supersport. A diferencia de hace un mes en MotoE, esta vez no dejó escapar la oportunidad y logró su primer título mundialista de la categoría intermedia de motos de serie.

El suizo se coronó en Argentina como nuevo Campeón de Supersport en una segunda manga en la que finalizó tercero y matemáticamente le daba el título a falta de la última ronda en Indonesia. Tras una larga carrera en el Campeonato del Mundo de MotoGP, el suizo se emocionó al lograr el título en su primer año en WorldSBK.

Los ojos estaban puestos en Aegerter y Odendaal, pero Jules Cluzel también tomó protagonismo al dominar con ventaja cada una de las mangas en Argentina. El francés está demostrando ser el piloto más en forma en la recta final de la temporada, con tres victorias en las últimas cuatro carreras. Gonzalez y Öncü en la primera manga, y el turco junto Aegerter en la segunda no pudieron dar caza un Cluzel que rodó en solitario hacia su primer doblete de la temporada.

Aegerter llegó al trazado argentino con bastantes opciones de título, ya que partía con 52 puntos de ventaja sobre Steven Odendaal y quedaban 75 en juego (4 carreras). Un Odendaal que no pudo dificultarle la situación a Aegerter durante el fin de semana en Argentina, quedándose a las puertas del podio en la primera carrera y abandonando en la segunda tras una caída de Manu González que le arrolló en la primera curva y una segunda caída posterior en la curva 15.

Una segunda oportunidad en Supersport


Fin de semana agridulce para Manu González, que hizo un meritorio segundo puesto por detrás de Cluzel en la primera manga, pero tuvo esta pronta caída en la segunda carrera y salvó los muebles al remontar hasta la décima posición. El madrileño sigue optando al subcampeonato en Indonesia, siendo tercero de la general a 38 puntos de Odendaal.

Aegerter, que vio en primera persona el incidente de la primera curva, ya era prácticamente campeón, aunque Odendaal no tiró la toalla y regresó a pista. Mientras Cluzel arrasaba en la segunda manga como también hizo en la primera, el suizo solo necesitaba rodar, acabar la carrera y celebrar con su equipo el título. Su única meta era acabar en el podio para una mayor celebración posible, y eso hizo.

Aegerter ha sido el claro dominador de la categoría, con 10 victorias y seis poles. A sus 31 años, el piloto suizo logra el título de Supersport en su primer año en WorldSBK, teniendo incluso que ausentarse en la ronda de Cataluña para jugarse el título de MotoE con Jordi Torres en Misano. Tras catorce años en el Campeonato del Mundo de MotoGP (4 años en 125cc y 10 en Moto2), el suizo sonríe más que nunca en Supersport.

Deja una respuesta

Volver a la home