El Espíritu del Jarama se consolida como el mejor evento del motor histórico con más de 25.000 asistentes y establecen un nuevo récord de vuelta rápida en el circuito madrileño.



Miles de entusiastas del motor se dieron cita este fin de semana en un evento muy especial, el Espíritu del Jarama. El evento aglutinó en el mítico circuito madrileño un sinfín de joyas históricas del motor, y por supuesto, del mundo de las dos ruedas. Además, han conseguido un importante hito este fin de semana, batir el récord de la pista que ostentaba Marc Gené con un Ferrari F2007. Esta vez, el empresario holandés Klaas Zwart logró parar el crono en 1’16”994 a lomos de un Jaguar R5 de Fórmula 1 con el que compitió en 2004 Mark Webber.

Cámara en mano nos recorrimos un paddock repleto de actividades para toda la familia. Los más pequeños también fueron protagonistas el fin de semana con una serie de actividades, juegos y competiciones con los que se hizo partícipes a las nuevas generaciones del buen espíritu que rodea al mundo del motor. A su vez, prácticamente la totalidad de los coches que se podían casi tocar en el paddock tuvieron su momento de gloria en la pista, en la que durante todo el fin de semana se sucedieron diversas tandas separadas por categorías, en las que disfrutamos en vivo y en directo de coches de Fórmula 1 como el Benetton B192-Ford Cosworth (1992) de Michael Schumacher, el Arrows A18-Judd (1998) de Damon Hill, monoplazas de la Indycar, Superleague Fórmula, GT, Sport-Prototipos, Turismos o coches del mundial de Rallies.

Espiritu del Jarama-050Pero en nuestro caso hemos de hacer hincapié en la espectacular colección de motos que pudimos disfrutar tanto dentro como fuera de la pista del Jarama. Aunque obviamente no podían ser el centro de atención, tuvieron también sus momentos de gloria y pudimos disfrutar de nuevo del ensordecedor sonido y el olor a aceite de los motores de dos tiempos. Motos como la Suzuki XR 14 de 1975 de Barry Sheene, la Suzuki RGV500 de 1993 de Kevin Schwantz, la Kobas-Rotax 250 de Sito Pons del 84, la Honda NS500 de 1985 de Wayne Gardner o la NSR250 de su compañero Freddie Spencer, quien ganaría ese año el título en ambas categorías, hicieron las delicias de los aficionados de las dos ruedas como nosotros.

Jesús Pozo, responsable de Escudería Targa Iberia, comentó que «La introducción de las motos de GP y la gran cantidad de actividades para todas las edades nos ha permitido una asistencia magnífica, con muchas familias al completo y la realidad palpable de que conseguimos crear más aficionados, los que nos indica que vamos por el buen camino».

Espiritu del Jarama-033

Esperamos que este magnífico evento se celebre muchos años y podamos disfrutar de nuevo cada otoño de un pedacito de historia en tan emblemático circuito como es el Jarama. A la espera de la edición 2018, os dejamos con algunas de las imágenes que pudimos capturar este fin de semana.

Galería: Las motos del Espíritu del Jarama

Galería: Otras fotos