Prioridad: seguridad de los ciclistas

Os damos a conocer las denominadas rotondas holandesas, un diseño de glorietas y carriles que priorizan la seguridad de las bicicletas y los ciclistas.


Un nuevo tipo de rotondas se estrenan en nuestro país. Se llaman rotondas holandesas, debido a que son muy habituales en lugares como Países Bajos o Dinamarca, y están diseñadas para proteger a los ciclistas, considerados usuarios vulnerables junto a peatones y motoristas. La Dirección General de Tráfico (DGT) y los ayuntamientos podrían considerar su implantación en zonas de alta concurrencia de bicicletas para facilitar la convivencia entre todos y mejorar la seguridad de los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) como son los patinetes junto a motos y coches.

¿Y en qué consisten las rotondas holandesas? En principio, funcionan igual, con una forma circular u ovalada, donde puedes entrar (después de ceder el paso si hay alguien dentro), tienes prioridad mientras circulas por ella y puedes salir de ella habiendo señalizado previamente mediante el intermitente. La principal diferencia es que se añade un carril-bici externo y que cuenta con mayor prioridad.

Esto se traduce en un cambio de comportamiento del resto de conductores tanto a la hora de entrar como a la de salir de la rotonda, ya que debes respetar la circulación de bicis y otros VMP por su carril.

Según los expertos, estas rotondas holandesas ayudan a rebajar los atropellos a ciclistas en las glorietas, normalmente cuando los vehículos salen por su desvío sin darse cuenta de que hay una bicicleta a su lado. El ciclista, por su parte, debe respetar los pasos de peatones señalizados.

El objetivo loable de este diseño choca a veces en la práctica, ya que en ciudades como Bilbao, Logroño o Sevilla, donde ya han entrado en funcionamiento, se ha generado bastante confusión en los conductores e incluso se han producido accidentes. Veremos si se quedan en un experimento o van ganando terreno en nuestras ciudades y carreteras...

Deja una respuesta

Volver a la home