La DGT intensifica los controles de tráfico

La Guardia Civil ha adoptado un nuevo protocolo de actuación más duro para la realización de controles de tráfico, instado por la DGT con el objetivo de disminuir las infracciones en la red de carreteras del estado.



La Dirección General de Tráfico (DGT) va a cambiar su estrategia en los controles de tráfico realizados por parte de la Guardia Civil. Los controles serán aún más visibles «para reforzar el carácter preventivo» y se realizarán en días y horas en las que ocurren más accidentes graves.

Los ámbitos en los que se va a intensificar el trabajo son los siguientes:

  • Velocidad: Se realizarán controles durante todos los horarios en días laborables y festivos. Generalmente se colocarán alejados de la señal correspondiente para dar tiempo a que el conductor adapte su velocidad a la permitida. Se notificará en el acto siempre que sea posible.
  • Alcohol y drogas: Se alternarán controles en zonas de riesgo con controles aleatorios, a cualquier hora y día de la semana. Siempre se realizarán pruebas de alcohol y drogas ante cualquier denuncia.
  • Estado del vehículo: Se realizarán controles de la ITV y del estado general del vehículo. Estos controles se realizarán con especial atención en los vehículos comerciales, en lo referido al reparto de mercancías de MMA inferior a 3.500 kg.
  • Estado de la carretera: La Guardia Civil hará un informe con propuestas de mejora y deficiencias para que la DGT realice un estudio técnico para mejorar el estado de la red de carreteras del estado.
  • Maniobras anti-reglamentarias: En cualquier momento, la Guardia Civil controlará tramos de especial peligrosidad intentando detectar maniobras peligrosas. Estos controles se podrán realizar en vehículos camuflados.
  • Uso del cinturón y sistemas de retención infantil: El uso de estos sistemas podrá ser detectado, especialmente por vehículos camuflados.