La Dirección General de Tráfico (DGT) está mostrando una gran preocupación durante este 2024 después de los datos crecientes de siniestralidad registrados en el ejercicio anterior. Uno de los vehículos que han visto aumentar estas trágicas cifras son las motocicletas y la DGT ha salido a la palestra con el anuncio de medidas concretas como son el curso para conductores con carnet de coche que quieren llevar motos 125 o la obligatoriedad de llevar guantes y casco integral fuera de ámbito urbano.

Otra de las decisiones tomadas por la DGT y el Ministerio del Interior es poner en circulación motos camufladas. Seguramente a ustedes, queridos lectores, ya les suena de algo esta idea. Durante el año 2020 se empezaron a hablar de ellas e incluso los responsables quisieron hacer un ensayo poniéndolas a patrullar por las carreteras de Galicia sin ser identificadas.

La estrategia es clara: las motos camufladas circulan sin distintivos oficiales de la Guardia Civil de Tráfico mientras que los agentes que las conducen visten ropa convencional y casco 'de paisano' de manera que, a simple vista, el resto de usuarios no pueden reconocerlos como agentes de la autoridad. Al estar con la 'guardia baja', el resto de conductores pueden ser sorprendidos cometiendo alguna infracción por esas motos camufladas que están realizando la vigilancia de incógnito.

Objetivo: conducción temeraria de las motos

BMW R 1150 RT 2001 grisEn esta ocasión, la DGT ha matizado esta estrategia. Las motos camufladas van a estar presentes en carreteras concretas que son frecuentadas por motoristas. De esta manera, el resto de usuarios de las dos ruedas no los identificarán tan fácilmente. Y es que esta vez el objetivo será estrictamente el de controlar los comportamientos incorrectos de los motoristas y, más específicamente, lo que consideran conducción temeraria, momento en el que los agentes podrán identificarse para proceder a la denuncia del infractor.

Las motos utilizadas por la Guardia Civil durante los ensayos han sido antiguas unidades de BMW R 1150 RT y Honda ST 1300 Pan European, pero no hay que descartar que el Cuerpo utilice otros modelos que ha podido tener en su garaje durante los últimos años.

No se sabe el número de unidades y agentes que se destinarán a estas funciones, pero estas motos se integrarán en el tráfico de estas carreteras de manera que pasen inadvertidas. El motorista no reparará tanto en su presencia como cuando ve una patrulla de guardias civiles perfectamente identificados.

Dónde patrullan las motos camufladas de la DGT

La DGT ha confirmado dónde empezarán a funcionar las motos camufladas en este 2024. Las podremos ver sólo en seis comunidades autónomas de España, especialmente en las que se ha registrado un mayor número de accidentes graves de motos:

  • Xtreme Challenge Alcala de Henares 2022 9Andalucía.
  • Valencia.
  • Galicia.
  • Castilla y León.
  • Baleares.
  • Canarias.

¿Estás de acuerdo con esta medida o se trata de una nueva muestra de afán recaudatorio? Déjanos tu opinión en los comentarios...