Reforma pendiente de las etiquetas de la DGT

El Gobierno no ha realizado todavía la reforma de las etiquetas medioambientales de la DGT, actualmente con una clasificación injusta con las dos ruedas, sobre todo con las motos Euro 5, categorizadas como etiqueta C cuando lo más lógico sería que fueran consideradas ECO.


Seguimos esperando. En teoría, desde la Dirección General de Tráfico (DGT) estaban estudiando la creación de un nuevo etiquetado medioambiental para las motos, una clasificación separada para distinguir a los turismos y a las motocicletas, actualmente cortados por el mismo rasero de manera injusta. El objetivo es que las motos Euro 5 puedan entrar en la etiqueta ECO (en la que actualmente no hay motos) o en un nuevo adhesivo que le permita beneficiarse de sus privilegios, como la posibilidad de acceder a zonas restringidas en las ciudades o impuestos más bajos.

Y es que, insistimos, esta clasificación es muy injusta. Las motos Euro 5 están incluidas en la etiqueta C, la misma que los modelos homologados como Euro 4 y Euro 3, es decir, se equiparan motos lanzadas hoy con las del año 2006 sin tener en cuenta el esfuerzo realizado por la industria (el nivel de emisiones contaminantes de una moto ha bajado desde entonces un 60% en monóxidos de carbono (CO) y en 71% en hidrocarburos y óxidos de nitrógeno (HC+NOx)). Es más, muchas de las últimas motocicletas incluso mejoran los datos medioambientales de algunos turismos etiquetados como ECO.

El sector, a través de ANESDOR, considera que el papel de la moto en este marco de la movilidad y la sostenibilidad es crucial y, sin embargo, no se está haciendo justicia con las etiquetas medioambientales de la DGT, en vigor desde 2018. La moto y el ciclomotor contribuyen a mejorar la calidad del aire de las ciudades. Además, las motos más modernas cuentan con mejores sistemas de seguridad, por lo que su adopción redundaría en una mejora de la seguridad vial.

El Gobierno todavía no ha decidido cómo será la reforma en la que están involucrados varios ministerios. Lo que la DGT sí ha confirmado es que el nuevo esquema de etiquetas medioambientales serán retroactivas si otorgan una calificación mejor al vehículo y no lo serán si la empeoran. Por ejemplo, si ahora adquieres una moto Euro 5, recibirás la etiqueta C, pero con el cambio, podrá mejorar a la ECO. Por tanto, no tiene sentido esperar a comprarla cuando se haga este cambio.

'Las cosas de palacio van despacio'... Toca esperar.

Deja una respuesta

Volver a la home