No otorga las pruebas suficientes para sancionar

El helicóptero-radar de la DGT Pegasus ha sido cuestionado por la justicia tras anular una sanción a un conductor por no guardar distancia de seguridad. El juez no admite como pruebas suficientes las fotos tomadas por el vehículo aéreo, ya que deja de lado otros condicionantes como la velocidad o la capacidad de frenado.


La funcionalidad para detectar determinadas infracciones por el helicóptero Pegasus de la DGT se ha puesto en duda. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Toledo ha anulado una sanción impuesta por la DGT a través de su radar aéreo a un conductor por no guardar la distancia de seguridad necesaria con el vehículo que le precedía. ¿El motivo? El magistrado no considera una prueba suficiente la fotografía captada por el helicóptero.

Tal y como publica El Español, que ha tenido acceso a la sentencia, el juez argumenta que "no queda acreditado no sólo la distancia que separa dos vehículos, sino también otras circunstancias de las que ni se habla ni se razona. En las fotografías no podemos identificar la distancia exacta y no nos consta ni la velocidad, ni las demás condiciones del tráfico". Según el titular del citado Juzgado de Toledo, para emitir la multa se tienen que hacer constar las circunstancias de la circulación con especial mención a velocidad, frenado y adherencia.

El Artículo 54.1 del Reglamento General de Circulación establece que "todo conductor de un vehículo que circule detrás de otro deberá dejar entre ambos un espacio libre que le permita detenerse, en caso de frenado brusco, sin colisionar con él, teniendo en cuenta especialmente la velocidad y las condiciones de adherencia y frenado".

Sin embargo, el Reglamento no determina en metros la distancia legal que se debe guardar con el vehículo de delante, ya que como decíamos antes, depende de otras múltiples variables. El incumplimiento de esta norma está tipificado como infracción grave, y su multa asciende a 200 euros y la retirada de cuatro puntos del carnet de conducir.

Tras el rechazo del juzgado de Todelo, queda plasmado que ahora la sentencia judicial obliga a la DGT a revisar sus procedimientos y acreditar pruebas con más exactitud. Este caso también puede suponer que otros usuarios multados por el helicóptero Pegasus con motivo de la distancia de seguridad acudan a recurrir sus sanciones.

Deja una respuesta

Volver a la home