La DGT explica las diferencias entre los ciclomotores y los tipos de bicis eléctricas

Debido a la confusión generada, desde la DGT se ha emitido un comunicado para aclarar las diferencias entre ciclomotores, bicicletas de pedaleo asistido y ciclos de motor, que conllevan, entre otras cosas, la obligación o no de tener carnet de conducir, llevar casco o estar matriculada y asegurada. ¡Te lo explicamos!


En los últimos tiempos, la proliferación de vehículos de dos ruedas está abrumando a usuarios, pero también a autoridades y administraciones, que muchas veces no saben si considerarlos bicicletas de pedales con pedaleo asistido, ciclomotores (categoría L1e-A) o ciclos de motor (categoría L1e-B).

En los últimos días se ha filtrado una instrucción de la DGT en la que la entidad dirigida por Pere Navarro intentaba aclarar la categorización de cada vehículo, pero sobre todo saber las obligaciones a las que se atienen, como tener matrícula o seguro, algo que no quedaba claro en el documento y, más bien al contrario, sorprendía a muchos por las explicaciones un tanto inexactas.

Visto el revuelo, la Dirección General de Tráfico ha enviado un comunicado para aclarar la situación basándose en lo que dice el Reglamento (UE) nº 168/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, que podríamos resumir en los siguientes puntos:

Bicicletas de pedales con pedaleo asistido


Lo primero que afirma la DGT es que las bicicletas de pedales con pedaleo asistido, consideradas EPAC (Electronically Power Assisted Cycles), no son vehículos de categoría L, por lo que estas bicis eléctricas no necesitan estar matriculadas ni tener un seguro.

Cuentan con «un motor eléctrico auxiliar, de potencia nominal continua máxima inferior o igual a 250 W, cuya potencia disminuya progresivamente y que finalmente se interrumpa antes de que la velocidad del vehículo alcance los 25 km/h o si el ciclista deja de pedalear», tal y como recoge el citado Reglamento.

Es verdad que en el mercado hay ciclos de similares características y apariencia a las EPAC, pero con unas prestaciones superiores, por lo que ya no se deben considerar bicicletas de pedales con pedaleo asistido.

Ciclos de motor (L1e-A)


Estas supuestas bicicletas eléctricas que no se deben considerar como tal estarían dentro de los llamados ciclos de motor de categoría L1e-A. Es el nombre que reciben estos vehículos, algunas bicis denominadas powered cycles, que cumplen con las siguientes condiciones:

  • Ciclos diseñados para funcionar a pedal que cuentan con una propulsión auxiliar cuyo objetivo principal es ayudar al pedaleo.
  • La potencia de la propulsión auxiliar se interrumpe a una velocidad del vehículo menor o igual a 25 km/h.
  • La potencia nominal o neta continua máxima es menor o igual a 1000 W.
  • Los ciclos de motor de tres o cuatro ruedas que cumplan los criterios específicos de subclasificación adicionales se clasifican como equivalentes técnicamente a los vehículos L1e-A de dos ruedas.

En este caso, por tanto, los ciclos de motor necesitan estar homologados y matriculados como ciclomotor, además de otras obligaciones como tener seguro obligatorio, superar la ITV o poseer un carnet de conducir adecuado para manejarlo.

Ciclomotor (L1e-B)


En esta categoría L1e-B entran los ciclomotores tal y como los conocemos de toda la vida, pero también algunas aparentes bicicletas eléctricas que cumplen los siguientes requisitos:

  • Ciclomotor de motor de combustión: Cilindrada menor o igual a 50 cc.
  • Velocidad máxima: Menor o igual a 45 km/h.
  • Potencia nominal o neta continua máxima: Igual o menor a 4 kW.

Por tanto, en este apartado entrarían algunas bicis eléctricas como las speed bikes que, por sus características, también deben cumplir con su matriculación y ser asegurados, además de las otras obligaciones mencionadas.

Cabe añadir que si en cualquiera de los tres casos, tenemos una bici eléctrica con un acelerador que propulse el vehículo sin necesidad de pedalear por encima de los 5 km/h, pasa a ser considerado L1e-A o L1e-B, según el caso, y, por ende, obligado a estar matriculado y asegurado como cualquier otro ciclomotor.