Un radar mal colocado obliga a rectificar a la DGT

La DGT rectifica y devolverá el dinero de la multa y los puntos del carnet a todos los 16.000 conductores sancionados por un radar mal colocado en Asturias.


La Dirección General de Tráfico se ha visto obligada a rectificar. Nada menos que 16.000 multas han tenido que ser anuladas por la DGT debido a un radar localizado a la salida de un túnel. Esto supone una devolución del dinero abonado por la sanción y/o los puntos del carnet perdidos.

Se trata de la anulación de, en concreto, 15.844 expedientes por exceso de velocidad detectados por el radar localizado a la salida del túnel Ángel Uriel (conocido como la Bolgachina), a la altura del kilómetro 30,253 de la autovía A-66, muy cerca de Oviedo.

El motivo de esta rectificación de la DGT se debe a que el radar está mal ubicado, ya que está muy cercano a la señal de fin de prohibición de la limitación de velocidad. Quedan así, por tanto, archivadas todas las multas y se puede solicitar la devolución del dinero de las sanciones y, en su caso, los puntos retraídos del carnet. Los conductores recibirán una carta certificada en la que se les comunicará la decisión con un impreso para solicitar la devolución.

El radar ya se ha cambiado de ubicación y la señal del radar se ha retirado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *