Nuevo 'batallón' camuflado de la DGT

La DGT ya ha probado furgonetas y camiones camuflados, pero ahora se unen motos camufladas para que la Guardia Civil tenga más fácil la detección de infracciones pasando desapercibidos.


Galicia es el lugar donde ya han detectado furgonetas camufladas para labores de vigilancia de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Se trata de un sistema con el que pasar desapercibido ante los conductores infractores. Además de circular de incógnito, sin distintivos policiales visibles, la altura de la furgoneta permite también tener perspectivas para 'cazar' comportamientos prohibidos en carretera como la utilización del teléfono móvil al volante, una de las luchas más preocupantes para el organismo dirigido por Pere Navarro.

No nos pilla de sorpresa. La DGT ya hizo pruebas de furgonetas camufladas a finales de 2018. De hecho, Tráfico también está realizando pruebas con un camión camuflado para aprovechar sus características y así poder denunciar las distracciones con el móvil u otras infracciones, aunque de momento, no pueden detectar los excesos de velocidad.

A este 'batallón' se unen también motos camufladas. Agentes de la Guardia Civil de Tráfico ya tienen en su haber varios vehículos circulando y vigilando malas conductas de circulación por carreteras de Galicia. Las motos igualmente son irreconocibles, ya que no lucen distintivos y únicamente la matrícula podría delatarlas. De igual manera, los agentes van con ropa de paisano y son ellos los que pueden intervenir en caso de ser testigos de alguna infracción o avisar a compañeros uniformados para que sean ellos los que pongan fin a la conducta o impongan una sanción. En este caso, sí que tendrán como objetivo más específico las infracciones cometidas por motoristas.

Hasta el momento, la app Social Drive ha detectado dos modelos de pruebas, una Honda ST 1300 negra y una BMW R 1150 RT gris que llevan ya varias semanas circulando por carreteras de Pontevedra.

¡Estáis avisados!

Deja un comentario

Volver a la home