La Dirección General de Tráfico (DGT) va a implementar una serie de medidas en los próximos meses para reducir los accidentes mortales. Las carreteras convencionales, los motoristas y las furgonetas están en el punto de mira de estas correcciones.

control-policiaEl ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha dado a conocer una serie de medidas inmediatas que van a intentar poner freno a los accidentes de tráfico. El ministro lo ha anunciado en un acto en Mérida con motivo de la celebración del 20º aniversario de la Escuela de Tráfico de la Guardia Civil, agrupación en la que hoy hay 9.100 guardias.

Fernández Díaz ha recordado que en lo que llevamos de año ya se han registrado 295 accidentes mortales en vías interurbanas con 349 fallecidos. Para frenar esta tragedia, la Dirección General de Tráfico (DGT) desarrollará durante los próximos meses un paquete de siete medidas en las carreteras de su competencia que contarán con un presupuesto de 7,2 millones de euros y que te explicamos a continuación:

Bandas rugosas

Se trata de unas bandas sonoras longitudinales en sentido de la marcha que se pondrán no sólo en los arcenes, como hasta ahora, sino también en el eje central para delimitar la separación de carriles. De esta manera se intentan evitar las salidas de la vía y las colisiones frontales por desplazamiento al carril contrario.

Se prevé su instalación durante los próximos cinco meses en 3.000 km de tramos calificados como especialmente peligrosos identificados por Tráfico. Con esta medida, se pueden reducir un 29% los accidentes por colisión frontal según investigaciones de la Aalborg University y disminuir hasta un 67% el número de fallecidos en carreteras convencionales, según el Ministerio de Transportes de EEUU. Sólo en 2015 se contabilizaron 217 muertes por colisiones frontales y 363 por salidas de vía.

Limitar las zonas de adelantamiento

Se reducirá el número de zonas de adelantamiento en tramos de concentración de accidentes causados por esta maniobra. Se utilizará doble línea continua reforzada con líneas más anchas y balizadas cuando sea posible.

Esta acción se llevará a cabo en mil kilómetros durante los próximos 5 meses con un presupuesto de 1 millón de euros. Se estima que se pueden reducir 20 fallecidos al año.

Tratamiento de intersecciones peligrosas

Los cruces con trayectorias diferentes es una de las maniobras con más complicaciones que se producen en las vías convencionales. El 20% de los accidentes con víctimas del año pasado ocurrió en este tipo de intersecciones y 134 personas fallecieron en colisiones frontolaterales, típicas de este tipo de intersecciones.

La acción que se va a realizar es instalar un sistema de señalización dinámica preventiva y luminosa. Esta señal avisa de la presencia de un vehículo en 40 cruces y la ordenación o regulación del tráfico desde el punto de vista de la seguridad vial, por encima de la capacidad de la vía.

Con esta medida, se podrán evitar 20 muertes al año, para lo que se ha presupuestado 1 millón de euros.

asistencia-cruces

Señal de tramos de peatones

En tramos muy frecuentados por peatones, se instalarán señales de peligro de peatones con tres balizas luminosas en sus esquinas y dotadas de pulsador para que el peatón las accione para avisar.

En 2015 fallecieron un total de 113 peatones, de las que con esta corrección se podrían haber evitado 10 muertes. Actualmente ya se están instalando estos dispositivos en pasos de peatones en travesías o vías interurbanas del Camino de Santiago, pero se pretende llevarlo a otras zonas con 100 señales en los 50 tramos con mayor número de atropellos en los próximos 7 meses y un coste de 100.000 euros.

Vigilancia y controles de velocidad nocturnos. Tráfico fronterizo y furgonetas de reparto

Se harán controles en las rutas frecuentadas por las furgonetas de reparto. Se pararán a estos vehículos y se realizarían los pertinentes controles integrales a los conductores (alcohol y drogas) y documentación (permiso de conducir, seguro, ITV).

Para esta medida, se han destinado 30.000 euros y se quiere reducir 10 fallecidos al año en las furgonetas, vehículos en los que 68 personas perdieron la vida en 2015.

Vigilancia de velocidad y distancia de seguridad en autovías y autopistas 

control-helicopteroSe intensificarán los controles de la distancia de seguridad entre vehículos desde los helicópteros, con vuelos a baja altura para que sean visibles a los conductores, según avisa el ministro. Además los paneles luminosos también lo avisarán.

El coste aproximado será de 5.000 euros y la reducción prevista es de 10 personas fallecidas al año.

Motocicletas

Se intensificará la vigilancia en las vías donde la accidentalidad de los motoristas es elevada, con controles integrales a los conductores.

Sorprende el dato de que en los últimos meses «el 9% de las motos implicadas en accidentes con víctimas no llevaban la ITV pasada, porcentaje que se eleva al 15% cuando las motos tenían 20 años o más», ha indicado Fernández Díaz.