La catalana no estaba de acuerdo con la decisión de la organización de dar por finalizada la etapa después del segundo punto de control a causa del fuerte calor en las dunas de Fiambalá.

Laia Sanz apunta nuevamente al top 10 del Dakar. La carrera se está endureciendo y la piloto de KTM empieza a encontrarse en su salsa para remontar puestos en la clasificación general. Durante la novena etapa, la española se encontraba cómoda y estaba aprovechando sus dotes de navegación para conseguir un buen resultado. No obstante, la especial ha sido parada antes de tiempo por culpa del fuerte calor que asolaba en Fiambalá, una decisión que a Laia no le ha gustado: «Cuando he llegado al CP2 me han hecho parar y no me han dejado seguir, igual que al resto de pilotos, pero a un grupo de 13 o 14 sí les habían dejado continuar hasta el final. No estoy de acuerdo con la decisión. Yo quería seguir. Esto es el Dakar y tiene que ser duro».

Noticia relacionada
Dakar 2016: Price se lleva una caótica etapa

«Hoy ha sido el primer día dakariano de verdad y así tendría que ser la mayor parte del rally. Y si sólo llegan 50 motos, pues sólo llegan 50 motos, pero no se puede bajar el listón a la primera dificultad que se presenta. Quizá habrá quién no esté de acuerdo pero es mi opinión», añadía posteriormente. Pese a que la etapa ha sido acortada, la catalana ha podido recortar tiempo y se ha aupado al 13er puesto de la general. Sanz hacía un balance positivo de lo que estaba siendo el día: «Me he sentido cómoda encima de la moto y he rodado bien junto con Iván Cervantes durante unos 100 kilómetros después de que me alcanzara. Tal como pintaba la etapa, he decidido dosificar porque aunque no eran muchos kilómetros, el terreno era muy duro, con mucho fuera pista, mucho calor y, además, estábamos en la etapa maratón. Muchos han tenido problemas, pero a la altura del CP2 estaba contenta porque pese a la dureza del recorrido iba 13ª. Me ha dado rabia que se cancelara la última parte», afirmaba al término de la etapa.

Deja un comentario

Volver a la home