Jonas Folger y Álex Rins, en el top 10 del segundo día en Phillip Island

El buen papel de los dos pilotos del Yamaha Tech3 y la evolución de Álex Rins en esta segunda jornada en Phillip Island evidencian la buena adaptación que están teniendo casi todos los rookies de MotoGP 2017.




Jonas Folger, Álex Rins, Johann Zarco y Sam Lowes. Ese es el nombre de los cuatro debutantes que formarán parte de la parrilla de MotoGP 2017, todos ellos procedentes de Moto2. Los cuatro se encuentran en proceso de adaptación a la categoría reina con todo lo que esto conlleva, pero parece que la mayoría de ellos se están amoldando rápidamente a la MotoGP.

Así lo dejaron claro tanto Jonas Folger como Johann Zarco ya en los primeros test de Valencia, en los que consiguieron unos resultados muy positivos, y a ambos se les está uniendo Álex Rins después de dar un gran salto de calidad en la segunda jornada en Australia.

Este jueves Folger y Rins han conseguido situarse entre los diez primeros clasificados de MotoGP, con el alemán en una más que meritoria séptima posición por delante incluso de la Yamaha oficial de Valentino Rossi. Tras un 2016 con constantes altibajos en Moto2, Folger parece haber cambiado el chip con su llegada a MotoGP. Después de 65 vueltas, el piloto del Monster Yamaha Tech3 ha hecho un mejor tiempo de 1:29.664 y se ha mostrado muy satisfecho con los avances: «El equipo y yo hemos recopilado mucha información hoy y en general estoy muy satisfecho. Hemos probado muchos ajustes y también neumáticos, pero nos hemos centrado principalmente en las diferentes posiciones de conducción con las dos motos. Hemos dado un gran paso adelante, sobre todo respecto a mi confianza en esta pista. El ritmo ha sido bastante bueno por lo que estoy muy contento», decía el rookie.

Jonas-Folger-MotoGP-2017-Phillip-Island

 

Álex Rins le coge el gusto a la Suzuki


La primera cita de Álex Rins con la Suzuki GSX-RR de MotoGP no fue nada positiva, ya que el piloto barcelonés sufrió una fuerte caída en la que se fracturó dos vértebras y que le obligó a pasar casi todo el invierno en el dique seco. Este incidente no minó la confianza del barcelonés, que ya en Sepang progresó a buen ritmo y que en Phillip Island se ha destapado en el segundo día.

Arrancó los test en la 19ª plaza y se quedó a 1.9 del mejor tiempo en la jornada inaugural, pero este jueves ha dado un salto adelante de diez posiciones tras rodar 1.6 segundos más rápido. Por primera vez ha terminado un entrenamiento delante de su compañero Andrea Iannone y lo ha hecho bastante satisfecho con la evolución. Rins va mucho más suelto encima de la GSX-RR y esto se está traduciendo en una sustancial mejora diaria: «Hoy hemos probado cosas diferentes; algunas nuevas especificaciones del chasis y también los nuevos carenados. Me siento cómodo, hemos dado un gran paso respecto a ayer. Paso a paso y vuelta a vuelta puedo hacer mejores trazadas, por lo que puedo ser más consistente. Aún podríamos mejorar mucho en el tercer sector. Somos más consistentes que en la primera jornada, hemos ganado mucha velocidad en curva y estoy feliz porque estamos trabajando en la dirección correcta», confesaba el piloto español.

Sólo dos posiciones por detrás de él se ha situado Johann Zarco, que al igual que su compañero Jonas Folger, está siendo muy sólido en pretemporada. El francés no tuvo un comienzo fácil en Australia, pero hoy ha podido subir cuatro posiciones tras mejorar en un segundo el tiempo del primer día. Los debutantes de MotoGP 2017, a excepción de Sam Lowes, están asomando la cabeza. El buen progreso de Rins es un gran síntoma de cara a las semanas previas al inicio del campeonato.

Alex-Rins-MotoGP-2017-Test-Phillip-Island